martes, 3 de marzo de 2015

5 TIPS PARA SUPERAR INSEGURIDADES Y MIEDO AL CAMBIO

La zona de confort podríamos definirla como ese espacio mental en el que te sientes cómodo y seguro haciendo aquellas cosas que dominas y controlas.



Para conseguir tus sueños y tus metas, no te queda más remedio que crecer, o lo que es lo mismo, expandir tu zona de confort. Esto tiene importantes beneficios para tu inteligencia, ya que permites que se generen nuevas neuronas y aparezcan nuevas conexiones entre ellas.

¿Cómo salir de la zona de confort?

Salir de la zona de confort va en contra de nuestros instintos, ya que queremos sentir seguridad en todo momento. Por eso, nos resistimos a cambiar (aunque racionalmente sepamos que es para mejor) y llegamos a aceptar situaciones que no son nada cómodas con tal de no afrontar la “incomodidad” del cambio.

Podemos “aceptar” un atasco infernal para ir al trabajo, antes que buscar una ruta alternativa mejor, por aquello de: más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.

Crecer implica aceptar la incertidumbre y ser capaces de andar en la oscuridad, algo que nos resulta extremadamente difícil cuando no conocemos nuestros talentos y recursos.

Mejorar tu inteligencia saliendo de la zona de confort no es ni difícil ni complicado (en gran parte de las ocasiones) y lo puedes conseguir cuando:

+ Cambias la ruta que sigues en tu coche para ir cada mañana al trabajo.
+ Te relacionas con nuevas personas en el trabajo.
+ Vas de vacaciones a nuevos lugares
+  Te abres a nuevas amistades
+ Aprendes un nuevo idioma (aunque no llegues a dominarlo completamente)
+ Escuchas nuevos tipos de música.
+  Cambias de marca de colonia.
+  Aprendes a manejar un nuevo programa informático.
+  Cambias de trabajo.
+ Cambias el lugar donde te sientas en la cafetería habitual.
+ Experimentas nuevos sabores de la gastronomía de otro país.
+ Lees a un nuevo escritor.
En definitiva, hay mil formas de salir de la zona de confort que te permitirán mejorar tu inteligencia.

Conclusiones

+ Aceptando los retos de la vida mejoras tu inteligencia. No es necesario tener un problema para que decidas aprender algo nuevo. Ten siempre la mentalidad de aprender y de potenciar tu inteligencia.
+ El deporte puede ser un perfecto aliado para ayudarte a combatir el estrés y la ansiedad y de este modo no perjudicar a tu inteligencia.
Ten una higiene mental para eliminar todos los pensamientos negativos que acudan a tu mente. Aunque las cosas no vayan bien, busca el lado positivo de la vida, sé inteligente.

Por Javier López