sábado, 6 de junio de 2015

LAS 16 CARACTERISTICAS DEL SOCIOPATA


Vamos a echar un vistazo a cada uno de las características del sociópata.

1. Encanto Superficial y buena "inteligencia"

Los sociópatas parecen normales y suelen hablan mucho. Puede parecer que tienen intereses genuinos y parecen muy inteligentes. Una observación cuidadosa revela que tienen menos impedimentos emocionales y sociales que la persona promedio. Es decir, que normalmente no se muestran avergonzados, incómodos o tímidos en ninguna situación. Dan la impresión que tienen cualidades superiores o deseables.

2. Ausencia de delirios y otros signos de pensamiento irracional

No hay evidencia de enfermedad mental o delirios. Parece ser capaz de razonar de forma lógica, comprender los errores del pasado, y tenerlos en cuenta cuando organiza su futuro. También parece responder con emociones normales y es convincente respecto a sus creencias.

3. Ausencia de "nerviosismo" o manifestaciones psiconeuróticas

Parecen inmunes a la ansiedad y la preocupación que tendrían las personas normales ante situaciones inquietantes o perturbadoras. Mantienen fácilmente su aplomo y confianza. En situaciones en las que las personas normales se sentirían avergonzadas, confusas e inseguras, llama la atención la forma en que son capaces de mantener la calma.
En la cárcel o en hospitales psiquiátricos a menudo es diferente. Pueden mostrarse molestos o inquietos (probablemente porque han perdido su libertad y control, lo que es sumamente importante para ellos). Hervey Cleckley señala que esta inquietud parece estar totalmente provocada por circunstancias externas y nunca por culpa o remordimiento.

4. Falta de fiabilidad

Mientras dan la impresión de ser fiables, muy pronto se hace evidente que no tienen ningún sentido de la responsabilidad. No importa cuántas veces lo hayan prometido, o lo importante que sea, no toman la responsabilidad. Y tampoco cambian al ser confrontados por su actitud o por las decisiones que han tomado.
Sin embargo, señala que efectivamente pueden hacer lo que sea necesario para parecer fiables. Vuelven a estudiar o trabajar durante semanas o meses. Son elegidos presidentes de un club. Ganan una beca. Lo que están haciendo con todo esto es crear una impresión. Y, precisamente esto hace que sea más difícil tratar con ellos, porque si ellos no fueran fiables desde el primer momento, la gente sabría qué esperar de ellos.
El sociópata no será responsable tanto en situaciones serias como triviales. Es imposible determinar cuándo será confiable y cuándo no. Hervey Cleckley dice que no hay ni siquiera una consistencia en su inconsistencia, ¡sino una inconsistencia en su inconsistencia!

5. Falta de veracidad y sinceridad

Esta es una de las características del sociópata más importante porque demuestra un desprecio tan notable por la verdad que no puedes confiar en que ocurrió lo que dicen, o que pasará lo que prometen, o cuáles son sus intenciones ahora.
Mienten de forma muy convincente. Tanto si creen que no serán atrapados en la mentira como si hay una alta probabilidad de ser descubiertos, hacen el mismo trabajo impresionante. Pueden mirar a los ojos de cualquiera con confianza y decir las mentiras más atroces.
Cleckley dice que es difícil explicar cómo algunos sociópatas pueden parecer tan sinceros. Pueden desarmar no solo a extraños sino también a personas que saben que son unos mentirosos.
Y a pesar de ser descubiertos en mentiras e importantes promesas incumplidas, el sociópata continuará dando su palabra de honor y parecerá sorprendido y molesto si alguien le cuestiona.
Parece que miente para evitar lo desagradable o para obtener algo, incluso si ese algo es pequeño e insignificante.

6. Falta de remordimientos y vergüenza

Una de las características del sociópata más común es que no acepta la culpa por sus problemas o por los problemas que causa a los demás. La respuesta típica es culpar a cualquier otro y ponerse en el papel de la víctima.
Si acepta la responsabilidad lo hace con la misma convicción que una persona que termina una carta con "tu humilde y obediente sirviente". ¡Sin embargo sus comportamientos pueden indicar que realmente es honesto, y de esa manera engañar lo suficientemente bien a la otra persona como para restablecer la confianza perdida!
Pero al preguntarle de forma más detallada acerca de la responsabilidad que está tomando nos mostrará que no solo no es honesto y serio respecto a ellos, sino que además la idea de tomar la responsabilidad es algo inconcebible para él.

Tampoco hay vergüenza, humillación o remordimiento. Ni siquiera por las cosas más horribles que han hecho.

7. Comportamiento antisocial inadecuadamente motivado

El sociópata hace trampa, estafa, fracasa, pelea, abandona, roba, falsifica y comete fraude por intereses de muy poco valor, incluso si hay alto riesgo de ser descubierto. Y, a veces hará tales cosas en ausencia de cualquier meta.
El comportamiento antisocial no se reduce a un comportamiento típico, por ejemplo, solo la cleptomanía o solo la tendencia a pelear. Pueden participar en toda una amplia gama de actividades antisociales.

8. Falta de juicio y fracaso para aprender de la experiencia

A pesar de los poderes aparentemente racionales, una de las características del sociópata más común es que a menudo "tiran la casa por la ventana" grandes oportunidades para, por ejemplo, ganar dinero o mejorar las relaciones sociales.
Y, al mismo tiempo, a pesar de los castigos por sus malas acciones, el sociópata con frecuencia seguirá con el mismo comportamiento, sabiendo que si son cogidos se les castigará de nuevo. El ejemplo clásico es el violador que sale de la cárcel y viola de nuevo.
Cleckley cree que ningún castigo es probable que cambie las costumbres del sociópata.

9. Egocentrismo patológico e incapacidad para el amor

El grado de egocentrismo puede ser sorprendente. A veces pueden ocultarlo, pero la observación cuidadosa muestra que sea inmodificable y completa.Hervey Cleckley dice mejor puede expresarse diciendo que es una incapacidad de amar, y en la experiencia de Cleckley con psicópatas bien marcados, esta incapacidad es absoluta.
Él explica cuidadosamente que los sociópatas son capaces de cariño casual y reacciones que causan a otros a que les importan. Pero éstas se limitan en grado y no duran mucho tiempo en comparación con la gente normal.
La palabra "absoluto" es apropiada, dice, si estamos hablando de cualquier actitud afectiva que es lo suficientemente fuerte como para que nosotros llamamos amor, lo que quiere decir algo que sea lo suficientemente fuerte y dura el tiempo suficiente para ejercer una influencia importante en comportamiento.
Ciertamente, los sociópatas pueden fingir amar a una mujer o dedicarse a sus hijos. Y hay un grupo de personas que parecen estar preocupados por los demás sólo en la medida en que mejora a sí mismos (por ejemplo, el padre que da dinero y atención a un niño con el fin de tomar el sol en los éxitos del niño), pero los psicópatas parecen incluso no hacer esto.
Incluso cuando dicen que aman a alguien, sus actuaciones en relación con los problemas financieros, emocionales y físicos que causan para esta persona, exponen su verdadera actitud.

10. La pobreza general en las principales reacciones afectivas

Otro de los rasgos sociópatas es una general falta de emociones.
Ellos pueden mostrar ira, o estados de ánimo poco profundos de la autocompasión y poses poco profundas de la indignación, pero la ira de todo corazón, la alegría verdadera y profunda desesperación no están disponibles. Humor se puede fingir, pero nunca tienen.

11. Pérdida específica de la perspectiva

Lo que Hervey Cleckley quiere decir en este punto es que el psicópata no tiene capacidad de verse a sí mismo como lo ven los demás. O mejor dicho, no tiene capacidad de saber cómo se sienten los demás cuando lo ven. Una vez más, esto es algo que él puede fingir, porque ha leído sobre ello. Puede utilizar todas las palabras, y definir todas las palabras, pero sigue siendo ciego a lo que significan.
Se manifiesta en su creencia, por ejemplo, que él no ha cometido ningún delito o que el castigo no debe aplicarse a él. O le pide el informe de un psicólogo de sí mismo cuando él debería saber que un informe tan negativo sería perjudicial para sus planes.

12. La falta de respuesta en las relaciones interpersonales generales

Los sociópatas no responden normalmente a la bondad o la confianza. No importa lo bien del trato, nunca hay una respuesta coherente de apreciación. "Una buena acción merece otra" no es algo que el sociópata siente.
Sin embargo, a menudo hacer pequeñas atenciones y favores a los demás, por lo general para crear un sentido de obligación en la persona que recibe el favor, o para crear una impresión favorable en los que la presencian. Por ejemplo, el "buen vecino" que corta el césped a la viuda en la esquina, pero golpea a su esposa cuando él llega a casa.

13. Comportamiento fantástico y poco atractivo con la bebida y a veces sin ella

Mientras que algunos sociópatas no beben, otros se exceden con frecuencia. A veces hay comportamiento "fantástico" o escandaloso, relativamente inexplicable que surge cuando bebe".
Hay vulgaridad, una grosería dominante, disputas mezquinas o burlones de la esposa, amante o hijos y los cambios rápidos entre los estados de ánimo, sensibileros y vanidosos; son uno de los rasgos sociópatas específicos del psicópata. Rara vez hay alegría real o convivencia o cualquier evidencia de reacción placentera. El alcohol, sin embargo, puede adormecer inhibiciones y dar lugar a comportamientos extravagantes.
Es posible que necesiten poco de alcohol para empezar. ¡Pueden hacer cosas que la gente normal nunca soñará!

14. El suicidio rara vez se lleva a cabo

Pueden amenazar a controlar y manipular a los demás. Intentos falsos ocasionales se hacen, pero de nuevo a menudo son premeditados y diseñados para controlar.

15. Sexo, vida impersonal, trivial, y mal integrada

Invariablemente existen peculiaridades en la vida sexual de la sociópata. Al igual que en otras áreas, sólo se necesita el menor impulso para que se involucren en conductas sexuales desviadas. Hay poca repugnancia u otras inhibiciones para que dejen de probar cosas diferentes.
Recuerde que no pueden amar, no parecen incluir un gran deseo de compartir una experiencia íntima. El sexo se limita al contacto físico literal sin los aspectos emocionales que hacen las relaciones de amor adultas.
Uno de los rasgos sociópatas en el grupo de Hervey Cleckley estudiados fue que nunca parecían encontrar sensaciones emocionalmente significativas o personales en las relaciones.
Él cree que su promiscuidad sexual es probablemente debido a la falta de dominio de sí mismo.
Es muy probable que hoy en día muchos psicópatas se hayan dado cuenta de que el contacto sexual íntimo es una gran manera de controlar a los demás. Una vez que una persona ha renunciado a su intimidad, han entregado todo.

16. El incumplimiento de cualquier plan de vida

El último de sus rasgos sociópata es acerca de la imposibilidad de seguir cualquier tipo de plan en forma consistente. Ellos pueden tener un montón de grandes ideas, pero tienen dificultades graves en el desempeño a través de cualquiera de ellas. A menudo los impulsos triviales son suficientes para distraer su atención.

En el primero de los rasgos sociópatas existía la impresión de que era alguien con una inteligencia superior a la media y los atributos humanos deseables. Al examinar la totalidad de la vida de un psicópata, vemos que la capacidad mental brilla por su ausencia. Harvey Cleckley escribe que es como un espectáculo que sugiere locura "in excelsis", a pesar de la ausencia de todos esos síntomas que nos permiten, en cierta medida, darnos cuenta de la conducta irracional en el psicótico.

Fuente: Psico Informatica