domingo, 6 de septiembre de 2015

NO HAY PERSPECTIVA SIN DISTANCIA

Decía Chaplin que "la vida es una tragedia en el primer plano, pero una comedia en el plano general". 

Cada situación, percance o problema son mejor vistas cuando las vemos desde afuera.

La distancia resulta un elemento transformador; ayuda a nuestra mente a visualizar de otra manera las cosas.

Muchas veces, las situaciones que nos provocan ansiedad, vergüenza, rabia o tristeza, con el tiempo o la distancia cambian... transformándose en escenas de pura comedia.

Pero hay situaciones en las que hay que tener perspectiva mientras están sucediendo, y solo así poder resolverlas sanamente. 

El ejercicio consta en tomar un paso atrás para ver la perspectiva más amplia. 

Por ejemplo, habrás notado alguna vez que si observas la humanidad o tu vida desde la cima de una montaña todos tus problemas parecen más pequeños e insignificantes, o cuando corres y haces ejercicio tu mente drena y luego puedes mirar la otra cara de la moneda, o bien cuando ves a personas muy enfermas, en indigencia o con hambre, pues tus problemas ya no resultan tan graves.

Todo podemos visualizarlo mejor cuando nuestra mente toma distancia y le da perspectiva al problema. 

Se trata de tener un pensamiento positivo, en el que cada situación no te ahoga, sino que te enseña.

Eduquemos a nuestra mente a pensar constructivamente.

Fuente: PensamientoConstructivo