domingo, 14 de enero de 2018

DIA 14: ADULTOS CON UNA INFANCIA NO TAN SALUDABLE

ADULTOS QUE DE NIÑOS FUERON SOBREPROTEGIDOS CON EXCESOS O ABANDONADOS EMOCIONALMENTE
Empezamos reconociendo una realidad: Ningún padre o madre es perfecto. Han hecho lo que han podido, lo que han sabido, lo que han querido, con el ejemplo que hayan tenido. Son seres humanos y, por tanto, se equivocan, cometen errores. algo han hecho de más y/o algo les ha faltado hacer.

Existen padres que sí han podido lograr, en lo posible, un equilibrio, balance, sin irse a un extremo o exceso.

En este artículo, trataremos acerca de los excesos y/o las carencias con respecto a la crianza de los padres.

1. Las personas que no tuvieron una infancia saludable, a menudo terminan con problemas graves de apego. LiveStrong escribe que los niños y niñas que no tienen “apego seguro” muchas veces no desarrollan las habilidades que se necesitan para construir relaciones saludables.

2. Si cuando era niño/a tuvo carencia de amor, probablemente tenga un problema severo de seguridad como adulto. Las personas que no recibieron suficiente amor cuando eran niños raramente tienen seguridad en sí mismas. Psychology Today dice que este tipo de personas no saben que son adorables o merecen atención por la falta de atención y amor que recibieron cuando eran niños

3. Si cuando era niño/a, le engrieron y le consintieron en exceso, suele tener dificultades en su relación de pareja. Las personas que fueron demasiado engreídas o consentidas suelen estar acostumbradas a que las cosas se hagan a su manera, se les dificulta manejar sus frustraciones y terminan haciendo conductas de adultos (tirar cosas, entercarse, hacer dramas o escándalos en público, etc.) equivalentes a las pataletas y los berrinches de niño. 

4. Las personas que no han sido amadas saludablemente como niños/as, a menudo forman relaciones poco saludables como adultas. Esto puede mostrarse como “lazos indiscriminados” con adultos más adelante en la vida. Las personas que no fueron amadas saludablemente como niños tendrán un apego malsano a cualquiera que les muestre la menor cantidad de atención según LiveStrong.

5. Alguien que ha tenido una falta de amor saludable en la infancia no siempre sabe dónde poner los límites. De acuerdo con Psychology Today, estas personas terminan por ser complacientes con la gente. Harán todo lo que puedan para mantener una relación en contacto y eso significa que los límites son inexistentes para las personas que no recibieron suficiente amor.

6. Las personas que carecieron de amor durante la infancia a menudo se vuelven pegajosas, una cosa que no pueden hacer es confiar en las personas. Por otro lado, en las personas que fueron demasiado consentidas y engreídas se presenta la desconfianza porque su pareja no hace las cosas como desearía. LiveStrong escribe sobre el impacto de la falta de amor saludable durante la infancia en la salud mental de una persona y dice que a menudo carecen de confianza. De acuerdo a Psychology Today estas personas siempre tendrán “problemas de confianza” y tendrán dificultad para aprender a confiar en su pareja.

7. Las personas que han carecido de amor durante la niñez, así como las personas criadas con sobreprotección (protección en exceso), se enfrentan a una veintena de problemas de desarrollo en general, físicamente, emocionalmente y mentalmente. 

Soluciones

No porque se ha tenido una infancia con excesos o carencias, significa que uno de adulto no podría mejorar. Para ello, hay que ser consciente de los orígenes y tomar medidas para no repetir los mismos patrones negativos.

TODO SER HUMANO PUEDE MEJORAR A PESAR DE HABER PASADO POR LAS PEORES CIRCUNSTANCIAS POSIBLES EN SU INFANCIA.


La solución consiste en desarrollar su Inteligencia Emocional. Si uno lo puede lograr por su propia cuenta, en forma autodidacta, ya sea con el ejemplo de amistades o con la información importante que circula actualmente en toda la internet (páginas y grupos de Facebook, redes sociales, videos en Youtube, aplicaciones sobre salud física, mental, emocional, psicológica, espiritual, etc.), ¡enhorabuena!.


Si se le dificulta lograrlo por sí mismo, siempre puede recurrir a ayuda profesional.