miércoles, 30 de mayo de 2018

DIA 150: 12 COSAS QUE NUNCA DEBES DECIR A TUS HIJOS

  1. Calificativos despectivos, negativos: eres bruto, tonto, bestia, ignorante, incapaz, ocioso, perezoso, sucio, cochino, mocoso, lento, feo, monstruo, etc.
  2. Desmerecerlo, desvalorarlo: "Nunca haces nada bien". "Todo lo haces mal". "¿No puedes hacer algo bien?"
  3. No apreciar lo que sí hace bien: "eso no es nada", "eso lo puede hacer cualquiera", "no tiene mayor mérito", "no le veo el valor", "pudiste haberlo hecho mejor"
  4. Premoniciones catastróficas: "Nunca vas a llegar a ser alguien en la vida", "nunca vas a lograr nada", "siempre serás un fracasado"
  5. No usar las palabras como un arma para lastimar, avergonzar, humillar y/o menospreciar
  6. Evitar usar sobre-generalizaciones: "Tú nunca...", "tú siempre...", "tú nada...", "tú todo..."
  7. No minimizar lo que le duele, frustra o lastima: "Eres demasiado sensible", "eres un llorón". Tu hijo o hija no tiene la experiencia que tú ni procesa las cosas del mismo modo que lo haces tú. Ayúdale a comprender sus emociones y a manejarlas saludablemente
  8. No compararlo con sus hermanos o con otros chicos; porque es único y más bien aprender a aceptar su individualidad
  9. No tratarlo como a un objeto, una pertenencia, un mueble ni un esclavo
  10. Rechazar sus expresiones de afecto: "No me abraces", "no me gusta abrazarte"
  11. Hacer que no se sienta amado: "No te quiero", "te odio"
  12. Hacerle sentir que no vale nada: "No debiste haber nacido", "no sé por qué estás vivo", "no debí traerte al mundo", "mal nacido", "no fuiste deseado", "no sirves para nada".