viernes, 4 de mayo de 2018

DIA 124: 34 FAMOSOS QUE USARON HIPNOSIS

Para ver el video en youtube, hacer clic aquí:

Adele, acudió a sesiones de hipnosis para preparar su actuación en los Oscar, logrando superar ‘ese pánico escénico’ que la atormentó por muchos años.

Albert Einstein: Se conoce que el físico se sometía a hipnosis con el objetivo de desarrollar sus ideas y estimular la creatividad. De hecho, también se afirma que la Teoría de la Relatividad surgió precisamente en un trance hipnótico.

Ashton Kutcher: Crecimiento personal y dejar de fumar

Ben Affleck: Dejar de fumar

Billy Joel, músico, recurrió a la hipnosis para dejar su hábito de fumar de 27 años. "Fue intenso y convincente". Después de su sesión hipnótica no ha vuelto a fumar un cigarrillo.

Britney Spears: Dejar de fumar

Bruce Willis: De niño fue objeto de las burlas y el acoso de sus compañeros de clase debido a que padecía de tartamudez. Más tarde, cuando comenzó a interesarse en la actuación, se sometió a psicoterapia y la hipnosis le ayudó a superar ese trastorno del lenguaje.

Charlize Theron, también recurrió a la hipnosis, debido a que llegó a fumar 3 cajetillas (60 cigarros) todos los días durante 20 años. “Me terminaba tres paquetes, encendía un cigarrillo tras otro, era horrible. No sé cómo la gente podía vivir conmigo”. Con la hipnosis consiguió dejar de fumar definitivamente. Confesó que desde ese momento lleva una vida mucho más sana y que ha emprendido un camino de redescubrimiento personal.

Los miembros del grupo Coldplay utilizaron la hipnosis para crear nuevos sonidos para el disco “Mylo Xyloto”.

David Beckham, futbolista, usó hipnosis para tener éxito en su carrera.

Drew Barrymore, dejó el tabaco gracias a las sesiones de hipnosis clínica: “fumaba 2 ó 3 paquetes diarios, disfrutaba del primer cigarro por la mañana y el último justo antes de dormir”.

Ellen Degeneres también dejó de fumar con la ayuda de la hipnosis.

Fergie, cantautora, usó hipnosis para pérdida de peso y comer por ansiedad.

Jackeline Kennedy usó la hipnosis como ayuda para superar la tragedia del asesinato de su esposo; John Kennedy.

Jessica Alba logró superar su miedo durante el parto gracias a la hipnosis.

Jimmy Connors, un famoso tenista; hizo uno de los regresos más memorables de la historia del deporte y a los 39 años y pudo llegar a las semifinales del Abierto de Estados Unidos. Usó la hipnosis.

Kate Moss dejó de fumar gracias a la hipnosis.

Katy Perry recurrió a la hipnosis para superar la ruptura con John Mayer y dejar de verlo atractivo.

El actor Kevin Costner tuvo que asistir a sesiones de hipnosis mientras rodaba la película “WaterWorld” para evitar marearse durante las escenas.

Lilly Allen: La cantante inglesa ha echado mano a la hipnosis para perder peso, con lo cual luchó durante años. De hecho, ha perdido 3 tallas de vestido. En este caso, la hipnosis se utilizó para conseguir que pusiera en práctica hábitos de vida más saludables.

Matt Damon, dejó la adicción al tabaco que tuvo durante 20 años gracias a la hipnosis. Y no lo esconde, en un programa televisivo reconoció públicamente que “usar la hipnosis fue la mejor decisión de mi vida”.

Muhammed Ali y Ken Norton usaron la hipnosis para mejorar sus técnicas encima del ring.

Orlando Bloom, actor, usó la hipnoterapia para superar su adicción al chocolate.

Pink, comenzó a fumar a la corta edad de 9 años y no paró hasta los 31. Recurrió a las pastillas, parches, goma de mascar y nada logró eliminar su adicción. Fumaba 3 cajas diarias, pero el día que se enteró que estaba esperando a su primogénita, decidió someterse a técnicas de hipnosis para dejar el cigarrillo.

La Princesa Diana y Kate Middleton (Duquesa de Cambridge) dieron a luz con la ayuda de técnicas hipnóticas, evitando también los estragos del embarazo.

Russell Crowe dejó su adicción al tabaco, después de llevar 36 años fumando 3 cajetillas diarias. “Llegué a un punto en que mi cuerpo me decía que tenía que parar”. Parte de su motivación fue darles un mejor ejemplo a sus hijos.

Salma Hayek también hizo uso de la hipnosis para superar sus temores a las serpientes en la película “Abierto hasta al Amanecer”.

Sigmund Freud y Carl Jung desarrollaron la psiquiatría moderna como resultado de haber aprendido a aplicar la hipnosis.

Steve Hooker, de Australia, ganó la medalla de oro en salto con garrocha en los juegos olímpicos de China en 2008,  la hipnosis lo ayudó a visualizarse como ganador.

Sylvester Stallone: El actor sentía que su carrera estaba en un punto muerto y, por recomendación de unos amigos, visitó un hipnoterapeuta. De esas sesiones surgió la idea de “Rocky”, un guión que escribió en tan solo seis meses recurriendo a la auto-hipnosis como herramienta para potenciar la creatividad y aumentar la autoconfianza.

El famoso golfista norteamericano Tiger Woods ha usado la hipnosis para mantener la concentración y lograr la máxima precisión en sus tiros

Tony Curtis necesitó recurrir a la hipnosis para superar su miedo a volar. Más tarde utilizó esta técnica para mejorar sus habilidades interpretativas.

Winston Churchill utilizó sugestiones hipnóticas durante la Segunda Guerra Mundial, para mantenerse fresco durante las noches sin dormir.

Wolfgang Amadeus Mozart — El joven prodigio de la música era un conocido de Anton Mesmer, un médico que se convirtió en la fuente de nuestra palabra “hipnotizar”, utilizado en la actualidad como un sinónimo virtual para “mesmerizar”. Es muy sabido que Mozart compuso algunas operas e incluso la totalidad de su famosa ópera, Cosi Fan Tutte, mientras estaba hipnotizado.