martes, 8 de mayo de 2018

DIA 128: COMO TRATAR CON PERSONAS DIFICILES CONFLICTIVAS COMPLICADAS TOXICAS


  1. Mantente calmado: Aunque parezca algo obvio, la típica técnica de contar hasta 10 antes de decir algo inapropiado te puede ayudar.
  2. No des pie a que te conteste: ten en cuenta que las personas impulsivas siempre están a la defensiva. Están deseando tener un motivo para “saltar”, por lo que es conveniente no ponérselo fácil.
  3. No entres en su juego: Intentará a menudo hacerte parte de la pelea, tu mantente impasible.
  4. Piensa si es mejor responder o callarte: A menudo es mejor darle la razón a quien quiere que se la des, en vez de tratar de hacerle entrar en razón.
  5. Escucha sus ataques de ira en silencio: Para que se descargue y se quede sin nada que decir. De nada sirve contradecirlo en pleno ataque de furia, porque no entrará en razón.
  6. Háblale con un tono de voz bajo y sosegado: Eso hará que la persona enfadada tenga que bajar su tono de voz si quiere escucharte.
  7. Ignora en la medida de lo posible las agresiones hirientes: Aunque lo que busca es hacer daño, trata de relativizar sus palabras. Y no le des más importancia de la que tienen.
  8. Si te comportas igual que esa persona malhumorada, además de alimentar su mal humor, estás reforzando su comportamiento. Es decir, estás validando lo que hace, le estás diciendo que puede echar su basura encima de ti.
  9. Ser simpático y estar de buen humor puede contagiar al otro o, al menos, hacer que considere otro lado como el lugar en que airear sus malos humos.
  10. Enfocar el tema desde una perspectiva optimista en vez de “en forma de espejo” le dejará claro al otro que no vas a dejarte llevar. Le dirá que no vas permitir que descargue su ira contigo. Si realmente el otro te necesita para hablar o para desahogarse, debe hacerlo de una forma que no te lastime.