viernes, 15 de junio de 2018

DIA 166: COMO PERDONAR A TUS PADRES: 21 TECNICAS

SI TE SIGUE AFECTANDO, NO HAS PERDONADO

Perdonar a tus padres va a ser quizás uno de los pasos más importantes que necesitarás dar si es que realmente deseas una recuperación sólida y estable.
Tu vida no va a cambiar hasta que tengas la capacidad, sinceramente y de corazón, de quitarle la etiqueta de "culpables" a tus padres.
Por mucho tiempo debes haber estado resentido(a) con ellos.
Te debes haber sentido tan solo(a), abandonado(a) y no querido(a), que quizás hayas recurrido a manías (comerte las uñas, tics nerviosos, orinarse la cama, etc.), vicios (alcohol, drogas, cigarro, compras, comida, etc.) o desarrollado trastornos (anorexia, bulimia, ludopatía, fobias, obsesiones, depresión, ansiedad generalizada, etc.) para calmar o sanar ese vacío.
Echando culpas como: Que si tu papá no ha hecho esto, que si tu mamá se ha ido a no sé donde, que si tu papá nunca te dio, que si te pegó, que si tu mamá te insultó y la historia puede seguir y seguir y así también tus resentimientos y/o rencores. Es como si esa historia fuese el combustible que los mantiene vivos en ti.
¿Ya quieres sanar y pasar la página?
Para empezar a hacer un verdadero cambio personal en tu vida, te brindamos las siguientes recomendaciones para que puedas perdonar a tus padres:
  1. Enfócate en el tiempo presente, que es lo que existe y lo que puedes controlar, el aquí y ahora.
  2. La realidad es que el pasado ya no se puede cambiar (no podemos retroceder para modificarlo) y el futuro aún no está escrito (podemos efectuar los cambios).
  3. Haz todo lo posible por comprender que tus padres te dieron lo que pudieron, lo que quisieron, lo que sabían y lo que consideraban, según sus propios criterios, ideas y creencias, que era lo mejor. No sabían más, sino lo mas probable es que te lo hubieran dado.
  4. Actualmente hay más información y estás mejor informado(a) para evitar cometer los mismos o similares errores de tus padres.
  5. Considéralo como una experiencia, enseñanza o aprendizaje para saber qué es lo que no deseas para los demás, que evitar, qué mejorar, etc., que te ha servido para hacerte más fuerte, ha tenido alguna utilidad y ahora eres una mejor persona a pesar de todo lo negativo vivido con ellos.
  6. Rescata también lo positivo, aunque sea ínfimo, que te puedan haber transmitido (incluso involuntariamente por parte de ellos): valores, ideales, fuerza, lucha, perseverancia, ánimo, salir adelante a pesar de los obstáculos, etc.
  7. Tus padres te aman, A SU MANERA, aunque pueda ser o parecer incorrecta, ellos creen que es lo mejor para ti.
  8. Ahora ya eres un adulto y es tu vida. Asume la responsabilidad de tu vida si realmente deseas recuperarte y salir adelante.
  9. Libera tus emociones que tienes guardadas o escondidas muy dentro de ti (incluso en el subconsciente) ya sea por tu propia cuenta o mediante la ayuda especializada de un psicoterapeuta. 
  10. Ni siquiera es necesario que se los digas física y personalmente (ya que no siempre es posible hacerlo por diversos motivos), sino que es un trabajo en tu interior, en tu esencia de ser humano noble.
  11. Ten en cuenta que perdonar no significa aceptar que lo que hicieron estuvo bien, sino que has aprendido de ello para evitar que te vuelva a suceder (porque eras más inexperto), al menos no de la misma forma, y para evitar hacerlo a alguien más.
  12. Evita tener expectativas de que te pidan perdón. Si sucediera, enhorabuena; y si no sucede, también está bien porque no lo esperabas (ya los conoces; podrían no cambiar nunca).
  13. Dales la oportunidad de escucharlos, si es factible. Es probable que ellos ni recuerden lo que hicieron o no le hayan dado tanta importancia como tú lo has hecho. Dales el beneficio de la duda.
  14. Evita juzgar. Los seres humanos tenemos tendencia a juzgar con mucha facilidad, como si fuéramos (o supiéramos) más que los demás 
  15. El perdón no es sólo para el bien de tus padres (ellos ya pagarán sus errores) sino principalmente para el bienestar tuyo. Ya lo verás y lo sentirás.
  16. Las cosas valiosas en la vida requieren esfuerzo.
  17. Todo a su debido tiempo.
  18. Poco a poco lo vas a ir logrando.
  19. Ten ideas de nuevas formas de interrelacionarte con tus padres, porque tú lo deseas así en tu libre voluntad y decisión, así ellos sigan en lo mismo.
  20. Recurre a lo más grande y valioso que tienes en ti: tu Espiritualidad.
  21. Una vez que ya hayas perdonado realmente y de todo corazón, tú mismo notarás la diferencia increíblemente EN TI.
El mejor regalo que podemos darle al mundo es la posibilidad de sanar el corazón.