jueves, 21 de mayo de 2009

¿ERES COMO UNA MADRE PARA TU PAREJA?

"Yo lo hago", "deja eso, que yo lo hago más rápido", "no sé qué haría sin mí". ¿Te recuerda a alguien?

Muchas mujeres se comportan con sus parejas como si fueran gallinas, cuidando a sus polluelos. Ejercen el rol de madres en lugar del rol de amantes. Esta conducta, muy femenina, es no solo motivo de problemas conyugales, sino que uno de los motivos principales de las infidelidades masculinas.

No se sorprenda, ni se asuste; este artículo puede ayudarle a modificar su rol y a convertirse en una buena amante en su propio hogar.

Cuando una mujer actúa más como madre que como amante se llama Complejo de Wendy; y cuando el hombre actúa como un niño, en lugar de un hombre frente a su mujer, se llama Complejo de Peter Pan (porque su deseo es el d eno querer crecer).

¿Cómo reconocer que tienes el complejo de Wendy?
  • Las mujeres tienden a ser muy responsables con la casa y la organización de la crianza.
  • Son muy eficientes, altamente preocupadas por el orden y la limpieza de los hijos y del hogar
  • Tienen poca actividad sexual y a veces llegan a pensar que el hombre con demasiado interés en el sexo es un "enfermo sexual"
  • Tienen una relación con su pareja como si fueran compañeros o grandes amigos
  • Se ofenden con facilidad cuando el hombre quiere probar nuevas sensaciones sexuales. Ellas valoran más las responsabilidades con los hijos.
  • Prefieren los abrazos que los besos eróticos
  • Les asusta tomar la iniciativa para el sexo
  • Generalmente están corrigiendo o criticando
  • Hacen de profesoras e intentan educar al esposo
  • Algunas administran todo el dinero del cónyuge
  • Ven a su pareja como un hijo o un hermano, es decir su amor es fraterno y des-erotizado

¿Qué problemas tienen las mujeres que tienen este complejo?

Conforme el hombre empieza a sentirse sobreprotegido, se siente más niño que un hombre que otorga fortaleza, se convierte en abusivo, pues deja que la mujer se haga cargo de casi todas las responsabilidades del hogar y él "flojea con todo".

Después, el mismo hombre empieza a aburrirse con una esposa que más parece su madre que su mujer, y comienza a buscar a otra. Actúa como niño rebelde o como niño sumiso. La falta de erotismo o pasión sexual muy pronto acabará con la relación de pareja. Ella terminará quejándose de él por qué es tan irresponsable y él terminará quejándose de que todo es aburrido.

¿QUE HACER?

Además de buscar ayuda de un especialista, deberá:

  1. Darse cuenta y promover el cambio
  2. Él tendrá que asumir sus responsabilidades, como padre y como amante
  3. Ella tendrá que tomar la iniciativa para intimar y hacer el amor
  4. Ambos tendrán que mostrar interés en cómo mejorar su vida sexual
  5. Algunos terapeutas recomiendan el romance y las salidas para generar placer y fortalecer la intimidad.

Autor: Psicólogo Tomás Angulo

http://www.psicologosperu.com/