lunes, 30 de julio de 2018

DIA 211: NO PONGAS A PRUEBA A TU PAREJA

Una mujer quería saber qué pasaría si le decía a su esposo que se iba de la casa sin decirle a dónde.

Así que escribió una carta diciéndole que estaba cansada de él y que no quería estar con él. 

Al terminar dejó la carta en la mesa de noche y se escondió debajo de la cama.

Cuando su esposo llegó a la casa, leyó la carta y escribió algo en ella, luego empezó a cantar y a cambiarse de ropa. 

Tomó su teléfono y marcó un número y dijo: “Hola nena, me estoy cambiando para encontrarme contigo, con la otra bruja ya se acabó todo, fui un tonto en casarme con ella, ojalá te hubiera conocido antes, ¡ya nos vemos amor!”.

El hombre se fue y la mujer salió destrozada y llorando de la cama, hasta que miró la nota y decía “se te veían los pies, voy a comprar pan, ahorita regreso".

Fuente: leído en internet

domingo, 29 de julio de 2018

DIA 210: 20 TIPS PARA SABER SI ES UNA MALA PERSONA CONTIGO

  1. Te miente constantemente
  2. Te engaña
  3. Te manipula
  4. Te oculta información
  5. Niega la realidad
  6. Tergiversa las cosas y/o las saca de contexto
  7. No siente lástima, remordimiento ni se arrepiente
  8. No se disculpa
  9. No admite que ha hecho algo inadecuado ni que ha causado daño
  10. Echa la culpa a los demás
  11. Tiene un interés oculto, se hace tu amigo/a para lograr lo que desea
  12. Aplica la hipocresía, usa una "máscara"
  13. Te quita tu tiempo
  14. Arruina tus planes
  15. No quiere que seas mejor que él/ella ni que progreses
  16. Quiere tener el control total de la situación
  17. Te busca mayormente cuando te necesita
  18. Te hace quedar mal ante los demás
  19. No le importa dejarte mal o lastimarte
  20. Finge y se hace la buena persona ante los demás

jueves, 26 de julio de 2018

DIA 207: NIÑOS Y NIÑAS NO SE TOCAN, NO SE VIOLAN, NO SE MATAN

Tu principal aporte a la humanidad: la crianza de tus hijos

•Los niños no deben ir a la tienda solos.
•Los niños no se quedan en el auto en lo que bajas rápido a comprar algo (aunque esté cerquita)
•Los niños no se deben acostumbrar a andar con cualquier persona.
•Los niños no deben salir a jugar sin supervisión.
•Los niños no deben estar en un bar ni con gente ebria (aunque esté tranquilo) nunca. 
•Los niños no deben estar cerca de personas inestables o con malas costumbres. 
•Los niños no deben dormir en una y otra y otra casa.
•Los niños no deben convivir con todos los amigos de papá o mamá, no es necesario; no todos son buenas personas.
•Ellos no tienen la decisión en sus manos.
•Ellos no saben de peligro.
•Ellos no saben de maldad.
•Ellos no saben de odio.
•Ellos no saben que existen personas trastornadas y malas.

~Los niños son inocentes, son ingenuos~ ¡Son Niños!~

Nuestra responsabilidad es protegerlos de todo y de todos, aunque no sean nuestros propios hijos.

Los tiempos que ahora viven los niños, nunca serán los mismos de cuando nosotros fuimos pequeños.

miércoles, 25 de julio de 2018

DIA 206: COMO CRIAR HIJOS ADOLESCENTES

¿Qué hacer cuando los padres acuden a terapia a pedir que "arreglen" o "cambien" a su hijo o hija adolescente?

Por Patricia E. Zurita Ona, PsyD

Cuando los padres o cuidadores crían a un adolescente que tiene dificultades para regular sus emociones, se enfrentan a un doble desafío: (1) no pueden elegir lo que sus hijos adolescentes sientan, piensen o cómo se comporten, y (2) tampoco pueden elegir lo que ellos mismos sienten o piensan en esos momentos. Trabajar con padres así requiere una intervención diferente. Cuando invitamos a los padres a observar y/o analizar cómo su comportamiento como padres puede alterar a sus hijos adolescentes, podemos ayudarlos a cambiar de pregunta: en vez de "¿Qué está mal en mi hijo?", preguntar: "¿Qué puedo hacer yo de manera diferente?" Y ahí es donde la terapia tiene resultados efectivos.

Estos son algunos de los pasos iniciales para trabajar con estos padres a partir de un marco psicoterapéutico:
  1. Crear con los padres un inventario de todas las estrategias que han usado para manejar los comportamientos de sus adolescentes, (por ejemplo: buscar la mejor terapia, el mejor medicamento, platicar con sus hijos adolescentes, regañar a sus hijos adolescentes, decir "no", dejar de hablar con ellos, darse por vencido, eliminar los privilegios, etc.).
  2. Analizar la viabilidad de cada una de esas reacciones. ¿Estas reacciones funcionan a corto plazo? Esto es lo importante: a veces las reacciones de los padres detienen el comportamiento de los adolescentes en el momento y, sin embargo, a largo plazo, es importante preguntarles a los padres: ¿estos comportamientos lo acercan o alejan del padre que desea ser? ¿Estas reacciones ayudan a la relación con su hijo adolescente?
  3. Comprobar con los padres si es realmente útil continuar aplicando las mismas reacciones.
  4. Preguntar a los padres si podemos comenzar a prestar atención a lo que ellos mismos experimentan cuando sus hijos dicen o hacen algo que les molesta.
  5. Invitar a los padres a que observen y mencionen los pensamientos que les surgen cuando los comportamientos de sus adolescentes los desesperan, los alteran o los sacan de quicio. A través de dinámicas vivenciales breves, ayudar a los padres a prestar atención al pasado, el futuro, el etiquetado, los pensamientos dominantes o las afirmaciones sobre sus adolescentes o sobre ellos mismos que surgen cuando se sienten afectados (por ejemplo: "el hijo o la hija nunca va a cambiar", "nada va a funcionar","lo estoy haciendo mal como padre").
  6. Ayudar a los padres a darse cuenta de las diferentes emociones que experimentan cuando se enojan con sus hijos. A través de breves ejercicios de "toma de conciencia" o de "darse cuenta", apoyar a los padres para que observen lo que ocurre en su propio cuerpo, los sentimientos asociados con dichas sensaciones y sus acciones inmediatas: ¿Qué les da ganas de hacer en esos momentos?
  7. Presentar el "ciclo de conflicto" como un marco para comprender las luchas de los padres con sus adolescentes.
Al localizar un momento de conflicto que los padres han tenido con sus hijos adolescentes, estas son las preguntas clave: Cuando su hijo adolescente hizo "x", ¿qué pensamiento pasó por su mente? ¿Qué sintió usted, notó algo en su propio cuerpo y qué hizo usted? Luego, ¿qué hizo su adolescente en respuesta? Y así sucesivamente. Es importante resaltar que el comportamiento de los padres también es un desencadenante del comportamiento de los hijos adolescentes y, en función de sus reacciones, se puede iniciar o reducir un conflicto.

Patricia E. Zurita Ona, PsyD, es directora del East Bay Behavior Therapy Center y profesora adjunta del Wright Institute. Tiene una gran experiencia trabajando con niños, adolescentes y adultos con temas relacionados con estado de ánimo, actitud, ansiedad e imagen corporal. Zurita Ona también brinda servicios especializados para personas que luchan con problemas de desregulación emocional. Ella es coautora del libro "Mente y Emociones".

martes, 24 de julio de 2018

DIA 205: REACCIONAR IMPULSIVAMENTE CON FURIA

Una serpiente entró en un taller de carpintería, y al arrastrarse, pasó por encima de una sierra y quedó ligeramente herida.
De un momento a otro, regresó y con toda su furia, mordió la sierra; y, al hacerlo quedó gravemente herida en la boca.
Entonces, sin entender lo que estaba sucediendo y pensando que la sierra estaba atacándola a ella, decidió rodear la sierra para sofocarla con todo su cuerpo exprimiéndola con todas sus fuerzas, pero terminó asesinándose ella misma.

A veces reaccionamos con ira para herir a aquellos que nos han perjudicado, pero después de todo nos damos cuenta de que nos estamos lastimando a nosotros mismos.

En la vida a veces es mejor ignorar situaciones, ignorar a las personas, ignorar sus comportamientos y hasta palabras.

Las personas dicen y hacen muchas cosas pero ¡¡tú decides si te afectan o No!!

Muchas veces es mejor NO reaccionar para No sufrir consecuencias que a veces pueden ser mortales o dañinas.

Por tanto, nunca deje que el odio se apodere de tu vida, porque el amor es más fuerte que cualquier cosa.

La blanda respuesta quita la ira, mas las palabras ásperas hacen subir el furor (Proverbios 15,1)

lunes, 23 de julio de 2018

DIA 204: NIÑOS CON PROBLEMAS EMOCIONALES O MENTALES

Las estadísticas no mienten:
• 1 de cada 5 niños tiene problemas de salud mental
• Se ha notado un aumento del 43% en el TDAH (Trastorno con Déficit de Atención e Hiperactividad)
• Se ha notado un aumento del 37% en la depresión adolescente
• Se ha notado un aumento del 200% en la tasa de suicidios en niños de 10 a 14 años
¿Qué es lo que está pasando y qué estamos haciendo mal?

Los niños de hoy están siendo sobre-estimulados y sobre-regalados de objetos materiales, pero están privados de los fundamentos de una infancia sana, tales como:
  1. Padres emocionalmente disponibles
  2. Limites claramente definidos
  3. Responsabilidades
  4. Nutrición equilibrada y un sueño adecuado
  5. Movimiento en general pero especialmente al aire libre
  6. Juego creativo, interacción social, oportunidades de juego no estructurados y espacios para el aburrimiento
En cambio, estos últimos años se los ha llenado a los niños de:
  1.  Padres distraídos digitalmente
  2. Padres indulgentes y permisivos que dejan que los niños “gobiernen el mundo” y sean quienes pongan las reglas
  3. Un sentido de derecho, de merecerlo todo sin ganárselo o ser responsable de obtenerlo
  4. Sueño inadecuado y nutrición desequilibrada
  5. Un estilo de vida sedentario
  6. Estimulación sin fin, niñeras tecnológicas, gratificación instantánea y ausencia de momentos aburridos
¿Qué hacer?

Si queremos que nuestros hijos sean individuos felices y saludables, tenemos que despertar y volver a lo básico. ¡Todavía es posible! Muchas familias ven mejoras inmediatas luego de semanas de implementar las siguientes recomendaciones:

• Establezca límites y recuerde que usted es el capitán del barco. Sus hijos se sentirán más seguros al saber que usted tiene el control del timón.
• Ofrezca a los niños un estilo de vida equilibrado lleno de lo que los niños NECESITAN, no sólo de lo que QUIEREN. No tenga miedo de decir “no” a sus hijos si lo que quieren no es lo que necesitan.
• Proporcione alimentos nutritivos y limite la comida chatarra.
• Pase por lo menos una hora al día al aire libre haciendo actividades como: ciclismo, caminata, pesca, observación de aves / insectos
• Disfrute de una cena familiar diaria sin teléfonos inteligentes o tecnología que los distraiga.
• Jueguen juegos de mesa como familia o si los niños son muy chiquitos para juegos de mesa, déjese llevar por sus intereses y permita que sean ellos quienes manden en el juego
• Involucre a sus hijos en alguna tarea o quehacer del hogar de acuerdo a su edad (doblar la ropa, ordenar los juguetes, colgar la ropa, desembalar los víveres, poner la mesa, dar de comer al perro etc.)
• Implemente una rutina de sueño consistente para asegurar que su hijo duerma lo suficiente. Los horarios serán aún más importantes para los niños de edad escolar.
• Enseñar responsabilidad e independencia. No los proteja en exceso contra toda frustración o toda equivocación. Equivocarse les ayudará a desarrollar resiliencia y aprenderán a superar los desafíos de la vida,
• No cargue la mochila de sus hijos, no lleve sus mochilas, no les pele los plátanos ni les pele las naranjas, no le ate los pasadores de los zapatos ni le abroche los botones de la camisa, si lo pueden hacer por sí solos (4-5 años). En vez de darles el pez, enséñeles a pescar.
• Enséñeles a esperar y a retrasar la gratificación.
• Proporcione oportunidades para el “aburrimiento”, ya que el aburrimiento es el momento en que la creatividad despierta. No se sienta responsable de mantener siempre a los niños entretenidos.
• No use la tecnología como una cura para el aburrimiento, ni lo ofrezca al primer segundo de inactividad.
• Evite el uso de la tecnología durante las comidas, en automóviles, restaurantes, centros comerciales. Utilice estos momentos como oportunidades para socializar entrenando así a los cerebros a saber funcionar cuando estén en modo: “aburrimiento”
• Ayúdeles a crear un “frasco del aburrimiento” con ideas de actividades para cuando están aburridos.
• Esté emocionalmente disponible para conectarse con los niños y enseñarles auto-regulación y habilidades sociales:
• Apague los teléfonos por la noche cuando los niños tengan que ir a la cama para evitar la distracción digital.
Conviértase en un regulador o entrenador emocional de sus hijos. Enséñeles a reconocer y a gestionar sus propias frustraciones e ira.
• Enséñeles a SALUDAR, a tomar turnos, a compartir sin quedarse sin nada, a decir GRACIAS y POR FAVOR, a reconocer el error y disculparse (no los obligue), sea modelo de todos esos valores que inculca.
• Conéctese emocionalmente – sonría, abrace, bese, cosquillee, lea, baile, salte, juegue o gatee con ellos.

¡Debemos hacer cambios en la vida de nuestros hijos antes de que esta generación entera de niños sea medicada!

Fuente: todosenfamilia.com

domingo, 22 de julio de 2018

DIA 203: INTERPRETACION DE SUEÑOS

1. Aquí y ahora
2. Opuestos
3. Escena
4. Cuerpo

¿Qué descubro con este mensaje corporal?

Corporalidad > Emocionalidad > Sueño

TITULO

Qué mensaje existencial me está dando este sueño

Realidad sur plus = final; cerrar la gestalt

Ya escuché qué me estoy tratando de decir

“El sueño es un trabajo sin trabajos”

Tienes la opción de cerrarlo de una forma distinta

Ego, carácter, neurosis = costra -> paciencia

Apropiarnos de, y asimilar, la proyección

Tener integradas las polaridades

Autoregulación organísmica, celular, mental

1 rasgo que me conviene regular

1 mensaje de nosotros para nosotros mismos

Darse cuenta 1) interno, 2) externo y 3) de fantasía; 4) terapéutico, 5) neurótico

Reconociendo en realidad qué no estás aceptando de ti mismo

(física cuántica)

sábado, 21 de julio de 2018

DIA 202: COMO RESOLVER PROBLEMAS

Algunas actitudes de resolución de problemas:

Analice las situaciones importantes que deben resolverse.
No se las tome como si tuviera que resolverlas de inmediato.
Considere tanto las mejores soluciones como las posibles alternativas.
Escoja un número determinado de soluciones, aunque en un primer momento le parezca que una será la más deseable.
Compruebe las soluciones elegidas, para ver si producen los resultados que usted desea.
Asuma el hecho de que es posible encontrar buenas soluciones; pero no insista en tener que conseguirlas.
Ayúdese usted mismo a establecer metas realistas a través del establecimiento del problema, así como de los pasos necesarios para resolverlo de manera conductual.
Intente generar un buen número de soluciones efectivas potencialmente.
Cuando sienta ansiedad o estrés ante la resolución de su problema, imagine la manera en que el resto de la gente podría responder ante dilemas parecidos, y cómo resolverían el estrés de tener que enfrentarse a éstos.
Evalúe los pros y los contras de cada solución, y ordene estas soluciones en función de su practicidad y de sus posibles resultados.
Revise algunas de las estrategias y conductas deseables a seguir, antes de ponerlas en práctica. A medida que va trabajando en ellas, continúe imaginando constructivamente nuevas soluciones y contrólelas mentalmente.
Prepárese para posibles fracasos y no insista en que no se produzcan.
Congratúlese por intentarlo aunque los planes no salgan como desea.
Convénzase de que puede hacerlo bien cuando ya se encuentre embarcado en la resolución del problema.
Cuando esté bloqueado, observe qué es lo que se puede decir a sí mismo para que se produzca este bloqueo: sospeche que, a lo mejor, puede estar incurriendo en exigencias, demandas y obligaciones absolutistas. Encuéntrelas, si es que realmente existen, y enfréntese a ellas activamente y con fuerza.
Descubra algunas de las ideas positivas y esperanzadoras que podrían ayudarle, como “de verdad que puedo hacerlo”, “ ahora que lo estoy haciendo tan bien, puedo hacerlo mejor”.
Convénzase de que si ocurriera lo peor y no pudiera resolver el problema, no ocurrirá ningún desastre, y encontrará otras formas de ser feliz.
Intente ver la situación como un reto o desafío para usted, aunque no esté resolviendo bien el problema. Casi siempre podrá aprender de los intentos que está realizando para completar el problema, o de los fracasos, y podrá disfrutar del proceso de encontrar soluciones mejores y definitivamente eficaces.

viernes, 20 de julio de 2018

DIA 201: VICTORIAS DE TODOS LOS DIAS PARA ALGUIEN CON PROBLEMAS PSICOLOGICOS

Victorias o logros de todos los días para alguien que tiene problemas psicológicos y/o psiquiátricos:
  1. Simplemente levantarse de la cama
  2. Salir de la comodidad y seguridad del hogar
  3. Enfrentarse al mundo exterior
  4. Fijar una cita, entrevista y/o reunión
  5. Hacer un esfuerzo consciente para salir y pasarla bien
  6. Salir a dar una caminata tranquila solo
  7. Contactarse con amistades
  8. No sentirse como una presencia innecesaria
  9. Lograr una meta personal que uno mismo se ha fijado
  10. Reconocer que se ha logrado algo
  11. Felicitarse por hacer algo
  12. Ser flexible cuando una situación cambia
  13. No obsesionarse pensando en algún comentario cualquiera, ya sea online o en la vida real
  14. Superar la tarea atemorizante de responder una llamada telefónica
  15. Realizar una llamada telefónica
  16. Realizar una llamada telefónica a una persona desconocida
  17. Hacer planes a futuro
  18. Cumplir con lo planificado
  19. Completar algo que se ha venido postergando por algún tiempo
  20. Tomar una decisión en un plazo de tiempo
  21. No desanimarse luego de haber tomado una decisión
  22. Ser el que tome la iniciativa en una conversación con un amigo o colega en vez de esperar que la otra persona lo haga
  23. Unirse a una conversación sin que le hayan hecho una pregunta directa
  24. No sentirse como una carga
  25. No empezar una que otra frase disculpándose
  26. Responder a un cumplido diciendo simplemente "gracias"
  27. Pasar todo un día sin autocriticarse innecesariamente
  28. Bailar con alguien o solo
  29. Postular a un trabajo, conseguir el trabajo y realizar el trabajo
  30. Hacer algo que uno disfrute incluso si requiere esfuerzo
  31. Dedicar tiempo a su espacio personal
  32. Pasar tiempo en la naturaleza
  33. Hacer algo divertido
  34. Sonreír
  35. Permanecer con una actitud positiva
  36. Ir a un lugar nuevo
  37. Sobrevivir a subir por el ascensor
  38. Expresarse durante una reunión si se tiene algo que decir
  39. Recibir un email con un asunto que suena atemorizante y, en vez de ignorarlo, leerlo inmediatamente
  40. No preocuparse por el temor de que lo vayan a despedir del trabajo
  41. Completar algo que es desafiante, todo un reto
  42. Realizar algún tipo de actividad física
  43. Llevar a cabo algo que es dificil
  44. Hallar hobbies o pasatiempos que se disfrute
  45.  Dedicar un tiempo a los hobbies o pasatiempos favoritos
  46. Alimentarse saludablemente
  47. Beber suficiente líquido
  48. Salir de viaje
  49. Completar una rutina de autocuidado diario
  50. Socializar con amistades
  51. Conocer nuevas personas
  52. Tener una pregunta y llegarla a formular y/o expresar
  53. Necesitar ayuda y pedirla
  54. Quedarse dormido antes de que pase una hora después de meterse en la cama
  55. No repasar cada pequeño error percibido que uno realizó durante todo el día
  56. Lograr sobrevivir un día más
  57. Reír
  58. Apreciar lo que tengo bien de salud
  59. Sentirse valioso
  60. Hacer o conservar una amistad
  61. Darse crédito por todo lo que uno ha logrado durante el día
  62. Hacer algo especial solo para uno mismo 

jueves, 19 de julio de 2018

DIA 200: ¿SE DEBE MENTIR A LOS PACIENTES CON ALZHEIMER?

Artículo extraído del Chicago Tribune

"Cómo las mentiras blancas o piadosas pueden beneficiar a los pacientes con Alzheimer".

El enfoque comúnmente denominado "mentiras piadosas terapéuticas" (therapeutic fibbing), es una estrategia efectiva aunque controversial, de acuerdo con la Asociación de Alzheimer.
En resumen, se refiere a mentir (o no corregir un concepto erróneo o una idea falsa) con el fin de disminuir la agitación y la ansiedad en una persona con Alzheimer o demencia.


Martin Schreiber, 79 años, ex gobernador de Wisconsin y autor de "Mis Dos Elaines: Aprender, Adaptarse y Sobrevivir como cuidador de un familiar con Alzheimer. Elaine es su esposa.
En una entrevista telefónica, Schreiber, también de 79 años, me contó cómo justifica este enfoque. "Elaine pregunta repetidamente, '¿Cómo están mis padres?' Al principio de su enfermedad, le conté la fría verdad, que es que ambos están muertos. La conmoción en su rostro fue tan devastadora porque le preocupaba no haber ido al funeral o que no se hubiera despedido". Con el tiempo (ha sido diagnosticada hace 14 años), Schreiber dice que podía ver claramente la ansiedad que provocaba la verdad, razón por la cual comenzó a decirle mentiras piadosas, diciéndole en cambio: "Tus padres están muy, muy felices. De hecho, tu mamá está en la iglesia ".

Schreiber dijo que no hay beneficio en tratar repetidamente de corregir a los seres queridos y que una mentira piadosa más bien puede ayudar a mejorar el vínculo entre el cuidador y el paciente. "Se trata de la importancia de unirse al mundo de la persona con Alzheimer", dijo.
Antes de colgar, Schreiber contó una última historia. No hace muchos años, dice, Elaine le dijo con naturalidad: "Comienzo a amarte más que a mi esposo". Él no la corrigió, ni preguntó por el "despistado" de su marido. "Simplemente disfruté de ese momento de alegría", dijo.

Aunque los médicos y especialistas en ética médica en general son partidarios de decir la verdad, los expertos en demencia tienden a apoyar este tipo de mentiras piadosas, con ciertas advertencias. 
"Para las personas con deterioro cognitivo a un nivel en el que no pueden absorber o procesar la información lo suficiente como para entenderla, las mentiras piadosas terapéuticas son una forma de evitar afectarlos en formas que no sirven para ningún propósito", dijo Amy D'Aprix, un experto en geriatría y cuidados al adulto mayor, y creador del programa de capacitación para el cuidado del paciente mayor con Alzheimer, "Home Instead".

Pero D'Aprix también advierte que los cuidadores no deben justificar contar una mentira piadosa terapéutica para evitar conversaciones difíciles o dolorosas. "Una vez me preguntaron si una nuera debería contarle a su suegra, que tenía demencia, que su hijo acababa de morir, le dije: 'Sí, merece que se lo digan una vez o tal vez dos'. Eso es porque la madre se merecía el derecho a estar triste o afligirse incluso si no podía retener la información. Pero más veces que eso, eso simplemente se siente cruel".

Ojalá hubiera sabido más sobre todo esto después de que mi madre murió el año pasado, porque mi padre preguntaba repetidas veces, a veces 10 veces en una hora, ¿dónde está ella?. Sentí que tenía que ser honesto y decirle la verdad, y así lo hice. "Mamá falleció, papá". Cada vez que eso sucedía, yo podía ver como su rostro absorbía el doloroso impacto o shock.

Karlawish, co-director del Centro para la Memoria de la Universidad de Pennsylvannia, también advierte enérgicamente que hay una gran diferencia entre aceptar el sentido diferente de la realidad del paciente y burlarse de eso, lo cual él dice que lo ha presenciado con cierta frecuencia en más de 20 años de práctica en esta especialidad. 
"No te pongas a intercambiar miradas de burla con las personas a tu alrededor. 
No te rías burlonamente. 
No bromees diciendo que es 1963 cuando es 2018".

D'Aprix es firme en que las mentiras piadosas terapéuticas no son la única respuesta para todas las situaciones. Ella también recomienda que los cuidadores consideren estas otras estrategias:

- Intentar cambiar el tema. En lugar de mentir o enfrascarse en una discusión, redirija a la persona a hablar acerca de un tema diferente.

- Empatía. Escuche la emoción que guía la conducta del paciente y valídela, en lugar de discutir los hechos. Por ejemplo, si la persona está enojada o agitada, reconozca esos sentimientos como reales, los cuales en efecto son reales, incluso si el objeto de su ira no lo fuese.

- No intente forzar a los pacientes a ver las cosas a través de los ojos de usted. Quizás simplemente no puedan hacerlo, y cualquier esfuerzo puede conducir a una mayor agitación o sufrimiento.

- Aceptar su realidad incluso cuando difiera de la tuya. Si tu ser querido está bien y no está en peligro, déjalo estar en su propio mundo, aconseja D'Aprix.

Traducido por el Psicólogo Luis Venegas Chalen del texto original en inglés: http://www.chicagotribune.com/lifestyles/health/ct-alzheimers-white-lies-20180320-story.html

miércoles, 18 de julio de 2018

DIA 199: NO SE DISGUSTE POR PEQUEÑECES (parte 2)


  1. Mostrémonos agradecidos cuando nos sintamos bien y también cuando nos sintamos mal
  2. Hay que convertirse en un conductor menos agresivo
  3. Hay que relajarse
  4. Convirtamos los melodramas en microdramas
  5. Al leer artículos que van contra nuestras opiniones, pensemos qué razones tendrán para pensar de esa manera
  6. Hacer una sola cosa cada vez
  7. Contar hasta 10
  8. Practicar la posición de estar en "el ojo de la tormenta"
  9. Seamos flexibles para aceptar que nuestros planes se trastornen y cambien
  10. Pensemos en lo que tenemos, en vez de vivir pensando en lo que deseamos tener
  11. Echemos a un lado los pensamientos negativos
  12. Tratemos de aprender de los amigos y familiares
  13. Ser felices donde estamos y como estamos
  14. Recordemos que nos convertimos en aquello que más practicamos
  15. Relajemos nuestra mente
  16. Hagamos un acto de voluntariado o de servicio humilde cada día
  17. Hacer favores y no pedir ni esperar recompensa
  18. Pensemos en nuestros problemas como en nuevas posibilidades que se nos presentan
  19. Aprender a vivir con la incertidumbre e inseguridad acerca del mañana y del futuro
  20. Aceptarse cada uno como es
  21. Concederse un respiro
  22. Dejemos de culpar a los demás
  23. Intentemos ser serviciales aunque sea en pequeñas cosas
  24. A pesar de todo...estar siempre alegres
  25. No discutir sino comprender
  26. Analicemos y rectifiquemos nuestros ideales
  27. Escuchar la voz de alarma
  28. No busquemos lo que no se nos ha perdido
  29. Vanidad de vanidades. Todo pasa, se esfuma y se va
  30. Llenar la vida de sanos afectos.
  31. Mejorar los pensamientos
  32. Abandonar la idea de que cuanto más se tenga mayor felicidad habrá
  33. Preguntarse frecuentemente: ¿qué es lo más importante?
  34. Confiemos en nuestras propias intuiciones
  35. Preguntarse: ¿Qué me quiere enseñar esto? ¿Que bienes me puede traer?
  36. No meterse en el campo ajeno
  37. Dedicar algún tiempo al trabajo interior
  38. Vivamos este día como si fuese el último de nuestra existencia. ¡Puede serlo!
Por: R. Carlson y E. Sálesman

martes, 17 de julio de 2018

DIA 198: NO SE DISGUSTE POR PEQUEÑECES (parte 1)

  1. Muchas cosas que nos hacen sufrir son pequeñeces
  2. No sea perfeccionista
  3. Abandonar la idea de que los pacíficos y amables no pueden llegar a ser triunfadores
  4. Convencerse de lo peligrosos que son los pensamientos negativos
  5. Aprenda a compadecerse de los demás
  6. Recuerde que cuando usted se muera puede tener todavía muchas cuestiones pendientes
  7. No interrumpir a lo demás ni completar sus frases
  8. Hacer algo bueno por otra persona y no contárselo a nadie
  9. Cuando otra persona le narre algo que oyó o que le sucedió, haga el sacrificio de no añadir una historia parecida que a usted le sucedió
  10. Aprender a vivir el momento presente
  11. Imaginemos que los demás son unas "buenas personas"
  12. Permitamos que los otros tengan razón
  13. Tratar de ser pacientes
  14. Aprender a saber aguantar
  15. Ser el primero en actuar afectuosamente y tender la mano
  16. Hacerse una pregunta: ¿tendrá esto importancia dentro de 5 años?
  17. Aceptar que la vida no es como nos parece que debe ser
  18. Estarse un rato sin pensar en nada
  19. Cuidado con el estrés
  20. De vez en cuando envíe un mensaje amable
  21. Imaginémonos que estamos asistiendo a nuestro propio funeral
  22. Repitamos frecuentemente: "la vida no es una emergencia"
  23. Utilicemos el sistema del fuego lento
  24. Dedicar un momento del día a pensar en alguien a quien debamos dar las gracias
  25. Sonreír. Mirar a los ojos. Saludar
  26. Dedicar unos minutos al silencio
  27. Procuremos comprender primero
  28. Aprender a escuchar
  29. No convertir cualquier tontería en una pelea
  30. No dejarnos llevar por los momentos anímicos negativos
  31. La vida es una oportunidad
  32. No somos más porque nos alaben, ni menos porque nos critiquen
  33. Practicar actos de amabilidad pero ahora mismo
  34. Ver el bien y no el mal en los demás
  35. Siempre es preferible ser amable que tener razón
  36. Demostrar ahora nuestro afecto y aprecio y no dejarlo para después
  37. Practiquemos la humildad
  38. Cuando haya que sacar la basura, saquémosla nosotros
  39. No continuar siendo perfeccionista
  40. Pensar en alguien que nos ha hecho algún favor
  41. Aprender antropología, o sea el arte de comprender al ser humano
  42. Cada día digamos a alguna persona algo que apreciamos en ella o que nos agrada en su comportamiento
  43. Quítele el NO al NO PUEDO
  44. En todas las cosas veamos el lado espiritual
  45. Resistamos el deseo de criticar
  46. Escribamos nuestras 5 posturas más inflexibles y miremos si podemos suavizarlas
  47. Mostrémonos de acuerdo con las críticas que nos hacen y ellas irán desapareciendo
  48. Busquemos lo que puede haber de acertado en las opiniones de los demás
  49. Aceptemos la realidad. Vayamos a donde vayamos, siempre nos llevaremos a nosotros mismos
  50. Respiremos antes de hablar
Por: R. Carlson y E. Salesman

lunes, 16 de julio de 2018

DÍA 197: LOS MEJORES PSICÓLOGOS EN LIMA PERÚ

Los cambios más importantes de la vida se producen cuando uno piensa que todo está perdido.

Todos somos susceptibles al cambio, ese es el riesgo y esa también es la esperanza.

Los pensamientos negativos forman las paredes de tu propia cárcel, una cárcel que creas para ti mismo. Liberarte de tu prisión es tan simple como cambiar tu manera de pensar.

Sé feliz con poco, con mucho, con todo, con nada, acompañado o solo.

La saturación de información termina por reducir y limitar la capacidad crítica y de pensamiento. La verdad termina por ser ahogada en un mar de irrelevancia

El ser humano debe convertirse en el dueño de su propia mente y no dejar que la mente sea su dueña. Nichiren Daishonin

El primer signo de un ánimo equilibrado es la capacidad de mantener la tranquilidad en un lugar y en compañía de uno mismo. Seneca

No hay distancia más larga que la falta de interés.

miércoles, 11 de julio de 2018

DIA 192: 15 TIPS PARA CONTROLAR EL ENOJO Y LA IRA

  1. Autoconciencia: date un momento para observar qué piensas y sientes
  2. Autocontrol: piensa antes de actuar
  3. Relajación: respira profundamente y con los ojos cerrados visualiza una experiencia relajante
  4. Modificación de pensamientos: "no es el fin del mundo y enojarme no va a solucionarlo"
  5. Solución de problemas: en vez de quedarte estancado en la queja, el reclamo, la crítica
  6. Asertividad: mejor comunicación
  7. Buen sentido del humor: saber en qué momento aplicarlo y que no sea cruel, en tono de burla ni sarcástico
  8. Cambiar el entorno: salir de la habitación, cambiar los momentos en que hablan, evitar pasar por ciertos espacios, etc.
  9. Creatividad: para hallar alternativas de solución
  10. Actividad física: caminar,  deporte, etc.
  11. Música: escucharla y/o bailarla
  12. Terapia de escritura: escribe tus pensamientos y emociones
  13. Dibujo: o hacer garabatos
  14. Entretenimiento: tv, leer, cine, juegos, etc.
  15. Ayuda: busca información en internet y o recurre a Psicoterapia
Bonus: Recuerda tu parte espiritual

martes, 10 de julio de 2018

DIA 191: TERAPIA DE FAMILIA: DIBUJOS DE LOS HIJOS

Familia conformada por papá, mamá y 3 hijos.
Motivo de consulta: la hermana de 15 años se había escapado de la casa y había regresado.
Causa: padres alcohólicos con continuas peleas entre ambos.
La hermana de 9 años se dibujó al interior de un corazón junto con el papá y la mamá, separando a sus 2 hermanos. En la terapia, expresó que sentía que a ella no la querían como a sus hermanos, por ende el dibujo que se muestra a continuación. 
Al final de la sesión de la terapia, conjuntamente con los padres y hermanos se aclaró que no era así y se reconstituyó la familia.
A veces, viviendo tantos años juntos, hay aspectos que solo salen a relucir en las sesiones de terapia y que ayudan en gran medida para mejorar los problemas familiares.

Por otro lado, el hermano menor de 6 años, realizó el siguiente dibujo de su familia:
Él mencionó que se sentía excluido de la familia.
Y como se ve en el dibujo, escribió: "No te queremos".
Y añadió: "Yo no estoy en la familia", con una lluvia.
El dibujo expresa claramente sus sentimientos, su interior afectado.
Al finalizar la sesión de terapia, su dibujo cambió por el siguiente:
Terminaron todos reconciliándose, fijándose nuevos propósitos por cumplir y conociendo qué técnicas y/o recursos psicológicos aplicar para lograr sus objetivos y sentirse bien.
Resultado: ¡una Terapia de Familia exitosa!
Asistir a una buena Terapia de Familia les ayudará enormemente para lograr la estabilidad emocional de todos los integrantes.
Esa es nuestra experiencia que deseamos compartir con todos ustedes.

lunes, 9 de julio de 2018

DIA 190: LAS PELEAS DE LOS PADRES AFECTAN A LOS HIJOS

Las peleas entre los padres dejan huella en los hijos

Desde los primeros meses de vida, los bebés perciben la energía y/o el estado de ánimo de las personas que les rodean.

Lo sienten en el contacto físico alterado, en las vibraciones de los gritos que los alteran, generándoles inestabilidad desde muy pequeños.

Cuando los padres discuten o pelean delante de los hijos, ello tiene consecuencias en las conductas de los hijos.

Como los hijos pequeños aún no pueden expresarse del todo como lo hacemos los adultos, para expresar su ansiedad ellos instintivamente recurren a mostrarse inquietos, sentirse temerosos, chuparse el dedo, morderse las uñas, orinarse la cama, dificultades para conciliar el sueño (insomnio, pesadillas, etc.), llantos, gritos, agresividad, etc.

Ya que los padres son el modelo de conducta que a diario ven los hijos, estos van viendo y aprendiendo de sus padres cómo enfrentar y resolver los problemas de la vida diaria, por ejemplo: si los padres solucionan sus dificultades, gritando, pegando, tirando cosas o si lo hacen en forma serena, civilizada, calmada, adulta, madura.

Luego algunos padres no se explican por qué su hijo no se porta bien o se comporta de tal o cual manera no deseada.

Cuando se hace terapia, inclusive en la edad adulta, salen a flote estas experiencias de la infancia que quedan grabadas en el subconsciente de la persona.

Si ha tenido una infancia feliz, los recuerdos de ser llevados de la mano por los padres, los paseos y/o viajes con los padres, las experiencias felices compartidas con los padres, etc., son los que salen a flote y los que les proporcionan estabilidad emocional.

Por el contrario, cuando vienen pacientes afectados por diversos trastornos psicológicos y/o psiquiátricos, al indagar los inicios, las fuentes o las causas, llegamos a la forma disfuncional que vieron cómo se llevaban sus padres y el malestar que les proporcionaban de niños, y que tiene efectos negativos ahora que ya son adultos.

Por lo tanto, teniendo en cuenta la realidad de que definitivamente los padres van a tener desacuerdos y discusiones en la convivencia, se recomienda que aprendan a manejar sus discrepancias de pareja y arreglar sus diferencias ¡a solas los dos!

Es necesario que ambos o uno de los padres sean conscientes para poder aplicar estas ideas: 

1) calmarse y hablar en forma pausada, razonable, sin gritar; 
2) indicarle al hijo que se retire a otra habitación con cualquier excusa; 
3) ambos padres decidir retirarse a discutir en otro ambiente, fuera de casa, en el parque, en el auto, en un restaurante, etc.

De ese modo, los hijos aprenderán sobre tolerancia y respeto mutuo y podrán decir que nunca vieron que sus padres pelearan o que, en todo caso, podían resolver sus desacuerdos en forma inteligente.

Todo esto, como consecuencia, se verá reflejado en el nivel de inteligencia emocional de los hijos.

Si ya ha habido situaciones de agresiones verbales y/o físicas donde se perdió el control, luego hay que calmar a los hijos, disculparse, explicarles que los hijos no tienen la culpa de las peleas de los padres, que los padres no los van a dejar de querer, que todo se va a solucionar y van a estar bien, Y TOMAR MEDIDAS PARA QUE NO VUELVA A SUCEDER. 

Si ya se les ha escapado de las manos las discusiones, o para prevenir situaciones más graves, consideren recurrir a la ayuda y/o asesoría de un especialista en Terapia Familiar.