sábado, 4 de octubre de 2014

11 FORMAS DE DISCIPLINAR A LOS HIJOS

¿Cómo premiar o castigar a mis hijos?
Enfocarse más en los refuerzos positivos, es decir preferir reforzar las conductas adecuadas que deseamos lograr antes que castigar por las conductas inadecuadas
Dar la oportunidad de corregir y resarcir lo hecho y de mejorar.
Ponernos en el lugar de los hijos, cómo nos gustaría que nos hubieran tratado cuando de niños hacíamos algo equivocado, e incluso ¿cómo nos gustaría que en el presente, como adultos, se nos tratara cuando hacemos algo indebido?
Por ejemplo, ¿acaso nos gustaría que nuestro jefe nos jalara las orejas, nos gritara o nos pegara cada vez que nuestro trabajo no le satisface? ¿A nuestros empleados o colegas, cuando hacen algo erróneo, les gritaríamos y pegaríamos?
Ir entrenando a los hijos para que sepan cómo manejarse emocionalmente estables y saludables cuando sean adultos.
Se empieza por los padres, quienes son el ejemplo y modelo a seguir.
Primero les corresponde a los padres entrenarse en manejo de frustraciones, cólera, tristezas, miedos, estrés, etc. para que nuestros hijos tengan ideas de cómo lograrlo.
Muchos padres esperan que los hijos realicen mejoras que a los propios padres se les dificulta lograr
La mejora empieza por uno mismo, como el cerebro adulto, maduro, civilizado, sereno y con mayor experiencia de vida, en comparación con el cerebro de los niños que recién se está formando, realizando nuevas conexiones neuronales y que muchas veces les cuesta aprender por ellos mismos.
Los padres son la guía: Poner límites con amor y no con cólera.
Si se les dificulta lograr todo ello por ustedes mismos, siempre pueden asistir a asesoría psicológica para padres, con el fin de recibir información importante que quizás nuestros padres nunca nos dijeron, no hemos visto en nuestra familia y, por tanto, no tenemos el ejemplo.
Nadie nace sabiendo cómo ser padre y/o madre.
Cuanto más informados estemos, mejor será para todos los integrantes de la familia nuclear, primaria, básica, esencial, fundamental.