sábado, 21 de marzo de 2015

EL MEJOR TERAPEUTA DE PAREJAS EN LIMA

Mis sesiones de pareja NO SON CHARLAS donde únicamente el psicólogo habla y la pareja solamente va a escuchar.

Mis sesiones de pareja SON INTERACCIONES con entrenamiento (dinámicas, ejercicios prácticos, etc.) sobre lo que funciona para conservar relaciones de muchos años.

Mis terapias de pareja NO SON CONSEJOS sobre lo que las personas DEBERÍAN hacer, ya que consejos los puede dar cualquier persona con un mínimo de criterio.

Mis terapias de pareja son GUÍAS, PAUTAS, las cuales, si los consultantes ponen práctica, no necesitarán asistir a más sesiones de las necesarias.
NOTA: La mayoría de veces la pareja necesita esa única sesión para mejorar en gran medida.

Mis tratamientos en pareja NO FUERZAN, OBLIGAN NI PRESIONAN a los miembros de la pareja a hacer cosas que no deseen hacer.

Mis tratamientos en pareja se basan en la LIBERTAD y VOLUNTAD de cada miembro de poner en práctica lo que cada uno se proponga, según su forma particular de ser.

En mis consultorías de pareja NO SE JUZGA (quién es culpable o no) NI SE CRITICA (por qué han hecho determinada cosa) a las personas.

En mis consultorías de pareja existe el trato con mucho RESPETO y CONSIDERACIÓN.

Hasta antes de asistir a mi TERAPIA DE PAREJA, ustedes han estado aplicando las cosas que ustedes han sabido, podido y querido aplicar por su propia cuenta.
Nadie nace sabiendo cómo ser pareja, lo vamos aprendiendo durante el transcurso de nuestras vidas.

Mediante mi amplia experiencia con miles de parejas, y mi formación nacional e internacional recopilando las mejores técnicas, recursos, estrategias y herramientas psicológicas de distintos expertos en diferentes áreas, enfoques y disciplinas, les puedo transmitir valiosa información que ayuda bastante a las parejas que realmente desean mejorar.
Con mejor información, ustedes podrán interrelacionarse mejor.

Después de asistir a mi TERAPIA DE PAREJA, ustedes descubrirán nuevas formas que pueden poner en práctica y que no son engorrosas, pesadas ni complicadas de llevar a cabo. Por el contrario, son recursos naturales, saludables e incluso gratuitos.
Todo nuevo aprendizaje requiere un entrenamiento y ponerlo en práctica.
¡Así que a ponerlos en práctica!