domingo, 18 de febrero de 2018

DIA 49: 5 TIPS PARA BERRINCHES, PATALETAS Y RABIETAS

Cuando presenciamos un berrinche lo primero que los padres suelen hacer es lanzarse ante él desesperadamente para calmar y terminar la situación, pero no te precipites, porque no es tan sencillo como decir “¡Ya deja de gritar!” es mucho más que eso.

Y es por eso que te dejo 5 cosas que debes saber antes de atender un berrinche:

#1 Ponerte a su altura: De esta manera creas un vinculo más intimo con el pequeño y le das a entender que le estás prestando atención y que escuchas lo que está diciendo.

#2 Recordar mirarlo a los ojos: Así, no solo muestras interés, sino también entendimiento.

#3 Controlar el tono de voz: De nada sirve gritarle a un niño que está gritando, esto solo aturdirá a ambos. Entonces, controla el tono de voz, porque transmitirá todo lo que puedas estar sintiendo.

#4 Calmarnos y respirar: Sé paciente. Esta parte es difícil, pero no imposible. Mantén la calma y toma una fuerte respiración.

#5 Atender el berrinche: Después de pasar por lo anterior, ahora sí, es momento de abarcar el problema y atender el berrinche.

Ten en cuenta que esta es la forma en que los niños expresan su inconformidad y desacuerdo con lo establecido, a lo cual frecuentemente no sabemos cómo reaccionar y navegamos sin rumbo en un sinfín de sugerencias que no terminan por decir claramente qué hacer ante esta situación.

Hazle saber que lo que siente es real y valido. Cuando decimos ¡no pasa nada!,dejamos perder la oportunidad de que pueda reconocer sus emociones y desarrollar su autorregulación.


Ofrece palabras que lo guíen a autorregularse: ¡calma! ¡respira! ¡un momento! Le da pauta al niño de tomar un espacio y calmarse, siempre con un tono de voz calmado y abiertos a ayudarlos a gestionar la emoción.

Por: Katy y Dariana

viernes, 16 de febrero de 2018