martes, 3 de febrero de 2009

LOGRE SU PRIMER INFARTO

1. Su trabajo antes que nada. Las consideraciones personales son secundarias. Entréguese a su trabajo con alma vida y sombrero y piense que la tierra dejará de girar y el sol de aparecer si usted interrumpe su labor. Piense únicamente en producir, ya que producir es la clave. Usted tiene que ser un hombre de éxito… aunque lo disfrute en el cementerio.

2. Vaya a la oficina los sábados en la tarde, hay que cumplir. Nada de descanso o diversiones. Nada de cine, amigos o paseos. A lo mejor el trabajo del sábado le reporta unos dólares $$$$$ extra que le serán muy útiles para el tratamiento coronario.

3. Debido a la inseguridad, por las noches es muy peligroso ir a la oficina. En consecuencia llévese el trabajo a la casa. Cuando todos duermen usted tendrá la tranquilidad necesaria para trabajar a sus anchas. Si quiere coloque un computador en la cabecera de su cama… da un lindo aspecto.

4. Nunca diga NO a lo que le pidan que haga. Inclúyase en todos los comités, consejos, comisiones. Vaya a todas las reuniones y demuestre que es el mejor. Vaya a todas las juntas directivas. Cuando fallezca, darán un toque muy colorido todas las coronas que manden las distintas asociaciones a las que perteneció.

5. No desperdicie el tiempo comiendo reposadamente. Coloque un teléfono muy cerca de la mesa del comedor. Ingiera harinas, grasas, enlatados, azúcares y todo el café que pueda. Un muerto barrigón y adiposo, pesa más y así verán muchos más amigos cargándolo con gran esfuerzo hasta su última morada.

6. Descansar es perder el tiempo. Usted es un hombre muy activo y ocupado. Camine de prisa, angústiese, no disfrute de un atardecer, ni se siente en un parque. Dicen que en la otra vida hay unos paisajes hermosos llenos de luz y sonidos de arpa.

7. No tome vacaciones, usted es de gran resistencia y largo aliento. Ya las tomará cuando muera. El cementerio es un gran hotel de reposo, no hay ascensores y nadie hace ruido.

8. Usted es el único que sabe. No delegue en nadie sus responsabilidades. Pero se ha preguntado, usted que se las sabe todas … ¿Cuando va a morir?

9. Si tiene que viajar por asuntos de trabajo, obviamente trabaje día y noche. Ponga cara de angustia, no duerma, grite, desespérese, trate mal a todo el mundo, usted manda. Todos sus compañeros irán al entierro ….. pero para constatar que haya quedado boca abajo y bien enterrado.

10. Compita, hay que competir siempre. ¡Viva para los demás!.

¡Anímese, está a tiempo, comience hoy mismo con el primer paso!

http://www.psicologosperu.com/