domingo, 8 de marzo de 2009

COMO CALMAR A UNA MUJER ENOJADA

http://www.psicologosperu.com/

COMO TRATAR A UNA MUJER FURIOSA

Toma el control

Ella está furiosa y tú estás igual, cansado o más furioso. Así que calma su ira en la manera que ella entiende: hablar de ello hasta el final. “La clave es llevar las cosas de una pelea a una discusión. No importa si es buena, mala o fea” dice el sargento Scottie Frier, un negociador de crisis del Condado de Lexington en Carolina del Sur. “Si vas a terminar una crisis contra otra persona, necesitas haberle dado confianza”.

Encuentra sus fusibles

Establece un parámetro. Empieza por detectar apariencias. Una situación de crisis podría ser sólo la necesidad de llamar la atención. “Algunas veces, las mujeres empiezan peleas para medir el nivel de interés y compromiso de un hombre” dice Nancy Fagan, autora de The Complete Idiot’s Guide to Romance. “Puede no tener nada que ver con el motivo por el cual está gruñendo”.

No le eches la culpa sólo a los cambios de humor mensuales.

“Bajo la ira están normalmente los sentimientos primarios de dolor o frustración” dice Charles Miron, educador sexual en Maryland. “Si escarbas bajo la ira y manejas esas emociones ocultas, ambos tenderán más a conseguir una salida mutuamente positiva”. Un indicio: ella toma rehenes. Si ella se reprime al sexo, puede ser serio. “Si hay problemas en el dormitorio, es porque hay ira” dice Susan Shepard, autora de How To Get What You Want From Your Man Anytime.

Da el tono

Baja las armas. “Debes dar el tono, el humor, los tiempos y la agenda de la discusión” dice Robert Mayer, autor de How To Win Any Argument Without Raising Your Voice, Losing Your Cool or Coming to Blows (Dios, qué tal título). Permite que se explaye. Puede ser que explote.
Frier sugiere decir “entiendo que estés enojada, pero es difícil para mí tratar de solucionar las cosas si continúas gritando”. Ese contraste con la realidad hace que ella evalúe su comportamiento. Usa el contacto visual para mostrar que estás escuchando y parafrasea sus argumentos para hacerle saber que estás oyendo lo que está diciendo. Pero ten cuidado con el terreno minado: es importante que sepas exactamente qué responder.

Resuelve la crisis

Haz el trato. “Ahora viene un esfuerzo común” dice Frier. Vamos a decir que tu posición es lógica y que estás convencido de tener la razón. “Si fuerzas algo en ella, vas a terminar con una chica rencorosa y resentida” dice Mayer.
“Debes hacerla sentir como que es parte del proceso” dice Frier. Pídele que ofrezca soluciones. Si hace un pedido que sea razonable, trata de sacar algo de provecho de ello. “En una situación de rehenes, lo primero que hacemos es pedir que liberen a los rehenes, sabiendo que no lo harán” dice Frier. “Luego los comprometemos pidiéndoles que suelten a uno. Gano porque sueltan a uno, y ellos piensan que ganaron porque sólo tienen que soltar a uno”. Sus rehenes emocionales necesitan algo de aire también.

No te enojes porque puede ser peor:

Lo peor que puedes hacer es enojarte. Cuánto más te enojes, más se enojará ella, porque no le gustará esa actitud. Paul Hauck, psicólogo de Illinois dice que cuando te estés por enojar, recuerda que “ella no te puede hacer enojar”. “Tú puedes ser responsable de su problema pero no se su reacción emocional”.

Si tienes la culpa admítelo:

Hay que ser sinceros también. Michael Staver, autor de ‘21 ways to defuse anger and calm people down” dice que si estás equivocado, lo mejor que puedes hacer es admitirlo. Buen punto, tanto para tratar con mujeres como con hombres. Lo mejor es ser sincero. Si tienes la culpa, ¡acéptalo!

Escúchala desde antes que se enoje:

Si la conoces, ya podrás detectar cuándo se está por enojar. Si sabes que está molesta por algo (ya sea porque conoces su mirada o sus reacciones) lo primero que tienes que hacer es comenzar a escucharla. Recuerda que a las mujeres les encanta que las escuchemos y les prestemos atención. Mejor prevenir que curar.

Ponte de su lado para que se termine la discusión:

No se trata sólo de darle la razón. Pero en algunos casos, si piensas que su enojo no está fundamentado por una base sólida, lo mejor que puedes hacer es ponerte de su lado y decirle que piensas como ella. De esta manera desarticularás su enojo. Frases como ’sí’, ‘tienes razón’ y ‘estoy de acuerdo’ pueden ayudar.

http://www.psicologosperu.com/
Publicar un comentario en la entrada