lunes, 4 de mayo de 2009

PARA NO ABURRIR A UN HOMBRE

Mujeres hay para todos los gustos y disgustos. A la hora de conquistar, cultivar o recuperar el amor de un hombre, hay una lista de mandamientos o reglas que se debe tener en cuenta para que no salga corriendo del lado de su pareja.

1. NO A LOS SERMONES

A las mujeres les encanta el drama y los monólogos. Sí, esas conversaciones eternas con el hombre como audiencia pasiva. Esos discursos de horas donde se repite el mismo argumento, una y otra vez.
Las mujeres se quejan porque él miró a otra mujer, porque no tendió la cama, porque llegó tarde, porque se le olvidó llamar o llamó tarde, porque él no le escucha, porque él no la entiende. En fin, por una lista interminable de motivos que aburrirían a cualquiera.

2. NO LIMITES SU ESPACIO

Si te quejas porque mientras tú quisieras estar las 24 horas del día a su lado, él prefiere el partido de fútbol de los domingos; los programas deportivos, desde fórmula uno hasta la temporada regular de la NBA; y las noches de copas con los amigos...entonces tú eres el problema.
El problema no está en que los hombres necesiten su espacio, sino en que las mujeres no. El peor error femenino es dejar que el mundo de la mujer gire alrededor del hombre y eliminar por completo los sueños individuales de ella.
Recuerda qué hacías en tu tiempo libre cuando estabas sola, y retoma esos planes que disfrutabas al máximo. Eso hará más feliz tu vida y la de él. No te anules, recuerda que hay momentos para estar en pareja y también para estar solo.

3. NO LO INTENTES CAMBIAR

Si encontraste al hombre de tu vida, el príncipe soñado, el hombre que te hacer sentir feliz y completa, no intentes cambiarlo. Uno se enamora de las personas por lo que son, no porque sean perfectas.
Si tu pareja necesita unos pequeños ajustes para estar ¿mejor?, lo ideal es que, por doloroso que sea, lo dejes encontrar una persona que lo ame tal y como es, y así tú podrás hacer lo mismo.
La diferencia es importante, no siempre se tiene que estar de acuerdo. Cada persona tiene un sueño de vida, y aunque existan metas comunes, no se puede imponer uno sobre otro.

4. NO SEAS MONOTONA

Toma la iniciativa, rompe con la rutina diaria de vez en cuando y proponle nuevas aventuras. Desde irse de viaje a un lugar paradisíaco, ir a una exposición de fotografía, tomarse un café en un parque o innovar nuevas posturas o juegos en la cama.
Cambia de ciudad, trabajo, el color de tu casa. Tómense un par de copas juntos, inventa un juego de rol y juégalo con él, recuerda el primer día o imagina que es el último y vívelo al máximo.

5. NO SEAS INTENSA

No lo llames cada 5 minutos. Es muy difícil mantener una relación cuando una persona depende de otra. Las mujeres tienden a depender (más que los hombres) de su pareja, ya sea económica o sentimentalmente.
Haz un alto en tu vida y toma las riendas, eres capaz de conquistar tus propias metas, desde pagar el recibo de la luz o conducir hasta algún punto de la ciudad, hasta salir a divertirte o conseguir un trabajo que te guste.

6. NO SEAS CELOSA

Los celos son muestra de inseguridad. No es necesario andar de espía con tu pareja para asegurarte de su fidelidad. Si no es para ti, no habrá seguimiento de ropa, e-mail, ni celular que valga. No controles cada uno de sus movimientos y miradas. Igual, aunque estés enamorada puedes apreciar la belleza a tu alrededor. Claro, en forma respetuosa y moderada.

7. NO LO INTEGRES CON TUS AMIGAS

No lo presiones para que comparta tus planes femeninos. Si quieres ir a tomar un café con tu mejor amiga, cortarte el cabello o arreglarte las uñas, no lo lleves. No lo obligues a compartir contigo, y tus compañeras de trabajo, las últimas noticias sobre estrellas famosas, las mejores dietas y ejercicios, y lo último en moda.

8. NO LO LLEVES DE COMPRAS

Los hombres van directo por lo que están buscando. No lo invites a ir de compras, te dirá que todo te queda bien para salir rápido del asunto o que nada le gusta para que no compres nada. A la hora de comprar, es mejor que vayas sola.

9. NO LE PREGUNTES QUE LE PASA

No interrumpas su silencio, si está con la mente en otra cosa, déjalo en paz. No lo acoses con preguntas como ¿En qué piensas? o ¿Qué te pasa?. En la mayoría de los casos no le pasa nada o por lo menos no te lo dirá si lo presionas.

10. NO LO HAGAS ESPERAR

Si hay algo que aburre a un hombre es esperar tres horas antes de salir de casa porque su pareja se demora mucho escogiendo la ropa adecuada y el maquillaje perfecto. Intenta ser más natural y elegir tú misma el atuendo apropiado.
Táctica: Alista tu ropa y accesorios primero, báñate, vístete y no lo dejes entrar a la ducha hasta que termines de secar tu cabello. De esta manera, y con suerte, él sólo tendrá que esperar un poco.

http://www.psicologosperu.com/