jueves, 27 de septiembre de 2012

CARCAJADAS QUE CURAN

Patch Adams

El cine lo hizo célebre personificado por Robin Williams.
Pero es un ser humano de carne y hueso y nariz colorada de payaso.
Patch Adams recorre el mundo visitando niños, adultos y ancianos enfermos.
El rescata que la película puso énfasis en la parte humorística, pero declara que el condimento esencial es el amor por la vida. De hecho, curar tiene que ser un intercambio de amor, dice.

A partir de su ejemplo, cientos de “Payamédicos” o “Doctores de la risa” menos famosos, cumplen con su tarea de alegrar y aliviar en hospitales de todos los continentes. Hombres y mujeres que no dudan en ponerse grandes zapatones, hacer un chiste, o llevar instrumental estrafalario en su maletín. La práctica, que en principios generó resistencias en los médicos ortodoxos, se va difundiendo. Adams dice: “Ustedes lo toman como un trabajo, pero para mí es una manera de ser. No me pagan como doctor ni como payaso. Trato de la misma forma a mi mujer y a mis hijos".
Una forma de ser que incluye el cuidado del medio ambiente y nos hace acordar de lo valiosa que pueden ser una sonrisa o una carcajada.


Algunos de los consejos del Dr. Adams:

1. Recoge la basura de tu casa, o más aún, de la esquina de tu casa.
2. Sé amable con todos, siempre. Incluso de forma exagerada.
3. Ofrece tu hombro o un masaje de pies a quien lo necesite.
4. Manifiéstate a favor de la justicia, sin  importar lo que cueste.
5. Visita una residencia de ancianos a visitar personas, como si fuesen tus amigos.
6. Apaga la televisión y conviértete en una persona interesante. Actúa.
7. Considera ser tonto en público. Canta en voz alta. Anímate a vestir ropa divertida.
8. Improvisa encuentros informales con tus vecinos, compañeros, amigos. Y que cada uno traiga algo.
9. Utiliza parte de tu dinero en trabajar en proyectos que ayuden a tu comunidad. 


PsicologosPeru.com