martes, 3 de marzo de 2009

LAS MASCOTAS

http://www.psicologosperu.com/

PREGUNTA: ¿Qué tanto le puede afectar a un niño que su mascota esté desaparecida?

RESPUESTA: Al niño, por lo general, le afectará en gran medida, especialmente si se sentía acompañado por su mascota y/o si llenaba una determinada parte de su tiempo de distracción u ocio.
Sin embargo, a cada niño le afectará según su forma particular de expresar sus sentimientos y según el grado de responsabilidad, participación o afecto que haya tenido con respecto a la crianza de la mascota.
Se suele presentar algunos casos de personas adultas que vienen a consulta y manifiestan que la pérdida de una mascota en alguna parte de sus vidas les ha influído, aunque en menor medida, hasta la actualidad.

PREGUNTA: Qué pueden hacer los familiares al respecto. Apoyo, cariño ¿qué?

RESPUESTA: La función de los familiares (padres, hermanos, tíos, etc.) en estos casos consiste en brindarles el soporte emocional que requieren para seguir adelante. Hacerles saber que no están solos en su aflicción, que ellos comparten su dolor y pena, que extraiga los aspectos positivos de aquella relación especial con su mascota: los momentos agradables, lo que aprendió y lo que servirá para entender y tratar mucho mejor a algún animalito en el futuro.


PREGUNTA: Se recomienda cambiar de mascota ¿después de qué tiempo?

RESPUESTA: Se recomienda que haya un tiempo de duelo para que el niño pueda asimilar la pérdida en forma efectiva, tener momentos de reflexión sobre los aspectos de la vida y asimismo manejar sus frustraciones, lo que le servirá para cuando tenga que lidiar con problemas en su vida adulta.
El tiempo para conseguir una nueva mascota dependerá del proceso de recuperación de cada niño en particular, de la capacidad económica de los padres, de la disponibilidad para conseguir el nuevo animalito que desee, de contar con el acondicionamiento adecuado para su crianza, etc.


PREGUNTA: Qué característica debe reunir esta mascota , debe ser igual a la que desapareció, o de otra raza, otro color, tamaño,etc.

RESPUESTA: Sería conveniente que el niño expresara lo que él desearía, si le gustaría que la nueva mascota fuese igual a la que desapareció o de otra raza, otro color, tamaño, etc. Siempre y cuando se tenga en cuenta la conveniencia para la dinámica familiar, por ejemplo: si las dimensiones físicas del hogar no lo permiten o si el nuevo animalito puede aumentar su alergia, sería recomendable optar por una mascota distinta.


PREGUNTA: Qué agregaría usted , que no esté incluído en las preguntas.

RESPUESTA: Si el niño demostrase conductas de maltratar y pegar a los animales, se recomienda que los padres consulten con un especialista para que evalúe el estado emocional del niño.
Antes de optar por adquirir una nueva mascota, se acuerde con el niño sobre la responsabilidad que ello implica: que él se comprometerá a limpiar lo que ensucie el nuevo animalito, a alimentarlo adecuadamente, a mantener cuidado el espacio donde duerme, adiestrarlo a los límites, etc., lo cual influirá positivamente en su interacción social con las demás personas.

http://www.psicologosperu.com/