jueves, 14 de mayo de 2009

LA ENTREVISTA DE TRABAJO


Cuando hemos enviado una carta de presentación y Currículo Vitae (C.V.) a una empresa, podemos recibir una carta o una llamada en cualquier momento para tener una entrevista o encuentro personal. Tenga en cuenta que la primera impresión es la que cuenta, y la que se fija en la retina, por lo que será muy difícil cambiarla a lo largo de la entrevista. Hay que tratar de entrar con "buen pie".

La principal función de una entrevista es que la empresa nos conozca, no sólo a nivel laboral sino también personal. Los temas que se abordan pueden ir desde el trabajo hasta los hobbies, pasando por los estudios académicos, metas profesionales e intereses personales.

Para entrar con buen pie, debemos tener una presencia formal y lo más discreta posible. Nos deberíamos hacer la pregunta: ¿ Mi imagen personal está acorde a las expectativas que pueda tener quien me entreviste? Si bien las "reglas" sobre la indumentaria pueden variar según el tipo de empresa, no es difícil imaginar cuáles serán las expectativas que tendrá un entrevistador al seleccionar a una persona en función del puesto a desempeñar ( no es lo mismo seleccionar un abogado para un bufete, que un mecánico para una fábrica de automóviles).

Debemos recordar que una entrevista no es un monólogo, y podemos interactuar con nuestro interlocutor siempre que podamos, estando atentos a cualquier detalle. Es muy común que luego de varias preguntas de índole personal el entrevistador haga alguna pregunta más comprometida para ver cómo reaccionamos. Por lo tanto, siempre debemos estar atentos, incluso durante los momentos más distendidos de la charla, ya puede aparecer una pregunta que si nos coge por sorpresa nos puede descolocar.

En determinadas ocasiones, se exponen "casos prácticos" teniendo que describir las decisiones que tomaríamos en esas situaciones. Aquí deberemos aplicar conjuntamente nuestra experiencia previa, nuestro sentido común y el aprendizaje que podamos haber hecho de nuestros errores. En estos casos, deberemos prestar especial atención a las consignas que se nos den y limitarnos a contestar sólo lo que se nos pida. Si se nos da un tiempo para resolver determinado ejercicio, es vital que respetemos dicho tiempo.

En cuestiones de sueldos y retribuciones, no es conveniente que ésta sea una de nuestras primeras preguntas (puede denotar un único interés por el dinero). Por el contrario, debemos esperar el momento indicado para abordar el tema, si el entrevistador todavía no lo ha hecho.


En definitiva, durante una entrevista de trabajo deberemos ser educados, cordiales, y habrá que mostrarse interesado, destacar nuestras virtudes y minorar nuestras debilidades; no deberemos suplicar por el empleo, pero tampoco mostraremos arrogantes o soberbios. De la forma que nos comportemos durante la entrevista dependerá en gran medida que obtengamos el puesto de trabajo.

QUE LLEVAR A LA ENTREVISTA

Si no ha enviado con anterioridad la carta de presentación ni el Currículo Vitae (C.V.) preséntelo cuando le reciban. (lleve varias copias por si desean verlo más de una persona o departamento). Si no sabe a quien dárselo, pregunte por la persona o el departamento responsable de recursos humanos (empleo o solicitudes).

Si ha trabajado con anterioridad en otras empresas ( y mejor si son del mismo sector), y le emiten un informe o carta de recomendación, adjúntela junto con su carta de presentación y su C.V., ya que le puede ayudar en su contratación. Pero cuidado, solamente informes o recomendaciones profesionales no personales (no confundir con la antigua costumbre de remitir una tarjeta de visita o una carta de un amigo o familiar recomendándole para el puesto de trabajo).

Varias fotos de carné, por si desean hacerle algún tipo de ficha, para tenerle "archivado" para futuras ocasiones, si esta vez no hubiera éxito en conseguir el puesto de trabajo. Si tiene copias de los certificados de asistencia a congresos, seminarios, etc., títulos universitarios y cualquier documento que acredite su capacitación personal, sería bueno que los presentara o adjuntara con su C.V. si así se lo solicitan.

En determinadas ocasiones, en la propia oferta de trabajo o cuando se ponen en contacto con Usted, le pueden requerir que acuda con determinados papeles o documentos que deberá presentar. Y si duda, lo mejor es que sea Usted el que pregunte por los detalles, para no encontrarse con algún imprevisto.

VESTIMENTA

Esta es una de las cuestiones que más preocupa a la mayoría de las personas, que no sabe como vestirse o que ponerse para acudir a una entrevista de trabajo. No hay ninguna norma general que pueda valer para todas ellas, pero si Usted se ha documentado bien sobre la empresa e incluso la ha podido visitar, se puede hacer una idea.

Hay empresas que por el "tipo de trabajo" que desarrollan, no nos despejan ninguna duda para el vestuario, pues llevan uniforme de la empresa. En este caso debemos optar por el vestuario clásico. Ahora bien, si son empresas de corte clásico habremos de optar igualmente por presentarnos de una forma discreta y de vestimenta clásica.

Si la empresa es de corte moderno o es una pequeña empresa, donde se da mucha más libertad al trabajador para que vista como quiera, podemos acudir vestidos de sport, con unos pantalones de pinzas o vaqueros (nuevos, no gastados), un polo o una camisa clásica, un zapato de corte mocasín o similar. Desenfadado pero elegante y con estilo. Las señoras una falda y blusa sencilla, sin demasiados complementos. Seria, elegante y discreta.

Una indumentaria de corte clásico sería:

1. Un traje de corte clásico y de color discreto para la entrevista (lo mejor son los colores fríos como toda la gama de grises, azules oscuros y colores tierra, por ejemplo). Las señoras un vestido o traje de chaqueta también de corte clásico
2. La corbata, también lisa o con pequeños detalles o estampados. Las mujeres pañuelo al cuello o algún detalle similar.
3. Los zapatos de corte clásico, y preferiblemente color oscuro, a juego con el traje y de cordones. Las señoras, zapatos bajos o de medio tacón.
4.Los complementos pocos (evitar, cadenas, anillos, y otros elementos que den una mala impresión de Usted). Generalmente se luce una alianza o solitario y poco más. Las mujeres lo más básico que puedan, sin lucir muchas joyas o complementos.
5. El pelo arreglado, la ropa bien planchada, y cuide su higiene personal (uñas y dientes limpios, poco maquillaje, etc).