lunes, 11 de mayo de 2009

LA VIRGINIDAD

Entrevista concedida al Diario El Comercio, Sección Sic, a ser publicada próximamente.

1. ¿La virginidad es un valor que sigue siendo cuidado celosamente en la juventud?
Según un estudio en Estados Unidos (realizado por Broke E. Wells y Jean M. Twenge, set. 2005) se demostró que las actitudes y conductas sexuales de los jóvenes habían cambiado sustancialmente entre 1943 y 1999, y que los mayores cambios se habían producido entre las chicas y mujeres jóvenes. Los jóvenes, tanto mujeres como hombres, se habían vuelto más activos sexualmente con el transcurrir del tiempo, calculado según la edad en la que habían tenido su primera relación sexual (había disminuido de 19 a 15 años entre las mujeres jóvenes) y según el porcentaje de los que eran sexualmente activos (había aumentado de 13% a 47% entre las mujeres jóvenes). Las actitudes hacia las relaciones sexuales prematrimoniales se habían hecho más permisivas, y la aprobación de las mismas había aumentado de 12% a 73% por parte de las jóvenes y de 40% a 79% por parte de los jóvenes. Los sentimientos de culpa habían disminuido (American Psychological Association, 2008).
En Perú en la actualidad se puede señalar varios casos de muchachas que están teniendo su primera relación sexual a los 13 años, y dicha edad de iniciación va siendo cada vez más temprana con el transcurrir de los años.

2. ¿Cuál era la antigua concepción de la virginidad y en qué se diferencia con la nueva concepción de virginidad?
Hasta finales de la década pasada aún se valoraba en gran medida la abstinencia sexual antes del matrimonio. Los padres exigían que sus hijas se abstuvieran de tener sexo antes de casarse. Actualmente, los padres son conscientes de que durante la adolescencia sus hijos pueden estar teniendo relaciones sexuales, por lo tanto enfatizan la necesidad de practicar sexo seguro.
El 80% de las parejas jóvenes solteras que acuden a consultoría psicológica ya han tenido relaciones sexuales.

3. ¿A qué cree que se deba este cambio de mentalidad?
La cultura tiene un gran impacto sobre la sexualidad de los jóvenes. La globalización acelera el intercambio de información entre realidades de distintos países y los jóvenes tienden a valorar e imitar lo que hacen sus artistas favoritos.
Sin embargo, la primera información acerca del amor, las relaciones, las conductas y actitudes sexuales proviene de los padres y de la forma como éstos interactúan. Esto posibilita que los padres sean los primeros en transmitirles a sus hijos valores y creencias acerca de la sexualidad antes que nadie.

4. ¿Cree que es un problema para los jóvenes que ven pasar el tiempo y siguen siendo vírgenes?
El problema surge cuando se comparan con los demás jóvenes de su edad. Se sienten mal porque otros jóvenes de su misma edad ya están experimentando tener relaciones sexuales, hacen alarde de ello y descalifican a los vírgenes denominándolos monse, marciano, quedado, lúser, etc., haciéndolos sentir excluidos. Entonces es cuando se sienten frustrados, perdedores en una sociedad donde se promueve la sexualidad extrema en los medios masivos de consumo.
Una alternativa consiste en aceptarse uno mismo y valorarse con las características únicas que lo convierten en una persona valiosa y lo diferencian de lo común.

5. ¿Para concluir, cual es el valor actual que cree le dan los jóvenes a la primera relación sexual?
En estos tiempos, los jóvenes le dan mayor prioridad a la satisfacción o gratificación inmediata. El concepto de postergación de sus necesidades se les dificulta. La primera relación sexual ahora la consideran como experiencia previa. Todo esto tiene su raíz en la familia.
Cuando los adolescentes no se sienten amados o comprendidos por sus padres, empiezan a buscar atención inadecuada fuera de la casa. Las investigaciones demuestran que los jóvenes que se sienten conectados con su familia y su centro de estudios tienen menos probabilidades de iniciar actividades sexuales en forma prematura. Los jóvenes necesitan un motivo para decir “no” al sexo fácil. Se recomienda mantener un diálogo abierto y sincero acerca del sexo seguro y recordar que todo tiene su tiempo.

http://www.psicologosperu.com/