jueves, 31 de diciembre de 2009

AÑO NUEVO SIN ESTRES

Concéntrese en lo importante, y relájese para aliviar el estrés de las fiestas

Nadie se sorprende de que las fiestas de fin de año sean uno de los momentos más tensos y estresantes del año.

La American Psychological Association en el 2008 halló que 8 de cada 10 personas anticipaban una temporada de fiestas estresante, debido principalmente a la economía. Una encuesta anterior mostraba que 38 por ciento de las personas, incluyendo a casi la mitad de todas las mujeres, sienten que sus niveles de estrés aumentan durante las fiestas de fin de año.

¿Cuáles son las principales causas de toda esta ansiedad? Las finanzas son lo primero, según investigaciones de Salud Mental de Estados Unidos, seguido por los recuerdos dolorosos, demasiadas actividades, excesos, la soledad y las relaciones.

"La mayoría de las personas experimenta algunas emociones adversas en estos feriados, porque el cambio es estresante de por sí", dijo el psicólogo Ronald Nathan, creador del CD "Cómo aliviar su estrés durante las fiestas y cumplir sus resoluciones de Año Nuevo", "y durante este tiempo, además de su vida normal, quehaceres y gastos, usted tiene que encargarse de los preparativos de las fiestas... además de hacer frente al tráfico, abrirse paso entre las multitudes, largas filas en la caja registradora, juguetes agotados, los hilos enredados de las luces de Navidad rotas, la casa sucia... y, a veces familias divorciadas o reconstituidas u otros asuntos".

Y cualquiera de esas cosas, comentó Nathan, puede provocar estrés y generar problemas para dormir o comer, aumentar la irritabilidad o ansiedad y causar dolores de cabeza y fatiga, entre otras cosas.

Hay maneras de aliviar esta tensión por las fiestas: Descanse lo suficiente, para empezar. Coma bien. Haga ejercicio. Establezca un presupuesto y cíñase a él. Simplifique sus entretenimientos. Trasládese en horas que no sean punta. Alivie la presión comprando en línea.

El establecimiento de prioridades y tener cuidado de sí mismos mental, física y emocionalmente le ayudarán bastante a devolver más gozo y alegría a las fiestas, dice el médico y psicólogo Claire Wheeler con el Centro para Medicina Mente-Cuerpo de Washington.

Wheeler, el autor de "Diez sencillas soluciones al estrés", ofrece los siguientes consejos:

Manejar las expectativas. Todo el mundo tiene imágenes idealizadas sobre la temporada de fiestas, ya sea que estén inspiradas en el pasado o en la clásica película "It's a Wonderful Life." Sin embargo, iremos directo a desilusionarnos si esperamos que todo salga perfecto.

Le ayudará establecer sus expectativas y luego adaptarlas a la realidad. Tal vez la cena de Navidad y Año Nuevo no tiene que ser un gran espectáculo de cinco platos, por ejemplo, y tal vez los niños no necesitan todos los juguetes de su lista.

Sea realista acerca de cosas tales como su presupuesto y reunirse con la familia.

Cree su propia filosofía de vacaciones. Tómese un momento, ya sea por su propia cuenta o con su familia principal, para pensar en lo que le gustaría obtener de las fiestas este año. Defina un tema para la temporada, ya sea que se trate de estar juntos, devolver o reducir, y luego comprométase a que pase lo que pase no perderá de vista sus objetivos.

Aprenda de los errores. Recuerde todas las veces que dijo: "Yo nunca voy a volver a hacer eso". Pregúntese qué partes de las fiestas pasadas logró y qué partes no, ya sea en términos de relaciones, planificación o logística. Tome la decisión de no repetirlos.

Relax. Por último, cuando ya no pueda aguantar más, trate de respirar correctamente, aconseja Wheeler. Respire por la nariz contando hasta cuatro, exhale por la boca contando hasta ocho, repetir por lo menos cuatro o cinco veces.

Por Carolyn Butler
Especial para The Washington Post

http://www.psicologosperu.com/