sábado, 12 de diciembre de 2009

PERDONATE

¿A veces te enfadas contigo mismo (a) e incluso llegas a sentir mucha rabia? ¿Te sientes triste? ¿Piensas que todo lo malo te pasa a ti?

Sabemos perdonar a las personas que queremos, entonces ¿porqué no nos perdonamos a nosotros mismos?

Así que, PERDÓNATE tu mal carácter, tus arrebatos, tus fallos. Si quieres cambiar conócelos.

Por ejemplo, anota en una libreta al final del día, o en el momento en que lo necesites las conductas o arrebatos que has tenido y que te tienen disgustado. Suspira hondo y en lugar de recriminarte, di: “soy una persona y es normal que tenga sentimientos variados, aunque a veces no me gusten y por ello trataré de cambiar aquello que me hace sentir mal”. Es decir reconoce que estas enfadado (a) y acepta ese sentimiento.

Ahora puedes hacer un esquema de nuevas actitudes y/o conductas que pueden sustituir a las que te disgustan por ejemplo:

Estoy enfadada porque Natalia ha conseguido novio y ahora no me querrá como amiga.

Conducta que tomé contra ella: Me enfadé e insulté, dije cosas que no quería y ahora no sé si me perdonará.

Sentimiento que reconozco: Celos

Nueva conducta: Primero me perdono a mi misma. Hablaré lo antes posible con Natalia, le explicaré lo que sentí y le diré que me alegro por ella porque se ve feliz y que sé que nuestra amistad es aparte.

http://www.psicologosperu.com