jueves, 9 de agosto de 2012

VER EL CIELO TE PUEDE RELAJAR

La ciudad de Lima vista desde el cielo.
Cuando viajes por avión, te recomiendo que escojas un asiento al lado de la ventana.
Así tendrás una vista de las maravillas de la naturaleza:
el cielo, las nubes, la tierra desde arriba, una puesta de sol, las estrellas si viajas de noche, etc.
Además que es relajante.
Te hace dejar los problemas atrás.
Y te pones a reflexionar en lo que realmente es la vida.
Cómo dejas atrás tus preocupaciones terrenales y te elevas.
Es una de las visiones más relajantes junto con ver el océano y maravillarte de la naturaleza.
E incluso si no viajas, en casos de depresión se recomienda evitar permanecer cabizbajo y, por el contrario, mirar hacia el cielo.
Si aún no lo has hecho, inténtalo y verás el efecto.
Y una vez que el avión llega a aterrizar, das un suspiro de alivio (algunos aplauden) y te maravillas de la posibilidad de que la vida continúa, sea como sea.
Te maravillarás del hecho de que tantas personas puedan viajar juntos por el aire y llegar a sitios distantes, lo cual sería algo impensable siglos atrás.
Vista de la ciudad de Miami en Florida, USA.