jueves, 19 de marzo de 2015

DUCHARSE CON AGUA FRIA O CALIENTE

El agua fría estimula hormonas que actúan contra la DEPRESIÓN.
El agua caliente reduce la ANSIEDAD.
Una alternativa podría ser: agua fría por las mañanas para empezar el día con buen ánimo y agua caliente por las noches para descansar plácidamente. Y así tenemos lo mejor de ambas. ¿Tú cuál prefieres?