lunes, 16 de febrero de 2009

LA FELICIDAD


Las personas que son realmente felices no se obsesionan con el dinero ni con el trabajo

http://www.psicologosperu.com/

La economía mundial está en crisis. La tasa de desempleo va en ascenso. Los precios de las propiedades se han disparado. ¿Qué motivos hay para sonreír?
¿Qué tal tu libertad, tu salud y, lo más importante, tus seres queridos? Estas son solo algunas de las cosas relacionadas con la verdadera felicidad duradera, señaló el psicólogo social David Myers.

Pregunta: ¿Qué debemos saber acerca de la felicidad durante épocas como la que estamos viviendo?
Respuesta: El crecimiento económico no ha llevado a la felicidad al transcurrir el tiempo. El crecimiento y las caídas pueden llevarnos a una felicidad de corto plazo pero luego de un tiempo retornamos a nuestro nivel normal de felicidad.
La gente que valora los ingresos elevados, el éxito y el prestigio laboral antes que tener amigos muy cercanos y un matrimonio sólido tienen el doble de probabilidades de describirse como muy infeliz.
La necesidad de pertenecer pareciera tener un mayor valor que la necesidad de enriquecerse. Para todos, excepto los muy pobres, el tener más dinero nos permite obtener solo un auge de felicidad temporal.

P: ¿Qué cosas pueden predecir que seremos felices?
R: Quizás el factor predictivo más importante sea las relaciones de apoyo más cercanas. Somos seres sociales. Un 40% de los adultos casados declaran ser felices, mientras que un 23% de los adultos que nunca se han casado también declaran ser felices.
Sin embargo, el simple hecho de casarse no garantiza la felicidad. Se puede estar en un matrimonio desdichado.


P: ¿Existe también una correlación entre la religión y la felicidad? ¿La gente religiosa es feliz o la gente feliz es atraída hacia la religión?
R: La doble relación causal entre la felicidad y el matrimonio podría darse también en lo que respecta a la religión. En general, la gente feliz tiende a ser más sociable.


P: ¿Qué es lo que la gente erróneamente asocia con la felicidad?
R: La edad. La gente cree que hay momentos felices e infelices en la vida, como los años de la crisis de la mitad de la vida. Hay más fluctuación e intensidad entre los adolescentes y los jóvenes. Sin embargo, la felicidad y la infelicidad es casi la misma entre grupos etarios.
Tampoco hay diferencias entre géneros, aunque sí pueden expresar su desdicha en forma distinta. Las mujeres tienden a ser más depresivas y los hombres a ser más alcohólicos.

P: ¿Qué es lo más sorprendente que encuentra acerca de la felicidad entre la gente?
R: La biología. Existen influencias genéticas sobre la felicidad. Algunas personas están biológicamente más predispuestas a la felicidad. No obstante, como el colesterol, esto puede ser modificado mediante ejercicios aeróbico, teniendo suficientes horas de sueño, etc.


P: ¿La felicidad puede ser algo malo?
R: La felicidad llevada al extremo resulta en manía. Todo en exceso puede ser dañino. La gente maniaca toma decisiones descabelladas.


P: ¿Y la infelicidad puede ser algo bueno?
R: Cuando nos acontecen cosas malas en nuestras vidas, la infelicidad o desdicha nos alerta a hacer algo para remediarlo.

http://www.psicologosperu.com/