lunes, 19 de octubre de 2009

PERFIL DEL TERAPEUTA

PERFIL DEL TERAPEUTA DESDE EL MODELO INTEGRATIVO FOCALIZADO EN LA PERSONALIDAD
Dr. Lucio Balarezo Chiriboga (Ecuador)
Presidente De La Sociedad Ecuatoriana De Asesoramiento Y Psicoterapia Integrativa, SEAPSI


El modelo psicoterapéutico integrativo se focaliza en la personalidad tanto del paciente/cliente como del terapeuta/asesor. El proceso terapéutico prioriza la relación sobre la técnica, por cuyo motivo, el terapeuta requiere adecuarse a un determinado perfil cuyas características son en algún sentido disposiciones personales que pueden desarrollarse a través de su formación como psicoterapeuta. Como actitudes generales del terapeuta se anotan su posición humanista, la neutralidad de los valores y creencias, la aceptación incondicional, el respeto y la comprensión al paciente. Sin lugar a dudas una de las actitudes más destacadas del terapeuta es la posición
humanista, cuyo interés e intervención se canaliza en atender a un asistido (sea cliente o paciente) y no solo un trastorno o problema.

El terapeuta desde lo integrativo debe poseer aptitudes y características cognitivas y otras vinculadas con sus aspectos emocionales y adecuación al grupo.

ASPECTOS COGNITIVOS
Función ejecutiva que le permita planificar, ejecutar y resolver problemas de lo cotidiano, potenciación analítica-sintética, pensamiento teórico-abstracto, creatividad, perspicacia, ingenio, intuición, agudeza en las observaciones y anticipaciones, flexibilidad, fluidez verbal. A estos puntos se añade la formación académica que resaltamos como fundamental en este momento en que el empirismo terapéutico es uno de los problemas de mayor impacto en la comunidad.

ASPECTOS NO COGNITIVOS
Algunos de los componentes no cognitivos dependen de la historia personal del terapeuta e incluso se discute el valor de la formación en el desarrollo de algunos de ellos como la empatía. Se señalan aspectos como los valores de solidaridad, equilibrio psíquico, capacidad de relación interpersonal, integridad ética, motivación a brindar ayuda, autoestima apropiada, resiliencia, proactividad, capacidad empática. Las tareas de autoconocimiento, necesarias en la formación del terapeuta integrativo, tienden a favorecer su mejoramiento y control.

CAPACIDADES GRUPALES
Capacidad para adaptarse y ejercer en coordinación con el equipo interdisciplinario es un recurso y requisito que demanda la actualidad. Hacerlo denota características de buen manejo en las relaciones interpersonales y proporciona alternativas efectivas para el desarrollo adecuado de las funciones y abordaje profesional en beneficio del paciente. No menos importante es el liderazgo, la capacidad para tomar decisiones en consenso así como observar la disciplina grupal e individual, aspectos que entre otros le ayudará durante el proceso de formación como en el manejo terapéutico grupal.

http://www.psicologosperu.com/