jueves, 26 de mayo de 2011

LA HORMONA DEL AMOR = OXITOCINA

La oxitocina se descubrió en 1953 y se la relacionó por entonces con los patrones sexuales y de afecto.

La oxitocina es una hormona de función estimulante. Su liberación durante el orgasmo acaba ejerciendo un bloqueo absoluto del estrés. Se trata de un neuropéptido sintetizado por células nerviosas en el núcleo para-ventricular del hipotálamo para ser transportada de inmediato a la neurohipófisis, desde donde aborda el torrente sanguíneo.

Es esta hormona, la misma oxitocina que al fin del parto y en conjunto con la prolactina causa que la leche suba a los senos de la madre, estimula en el recién nacido la succión refleja del pezón. Como del mismo modo estimula los genitales y la distensión del cuello uterino (reflejo de Ferguson).

En el transcurso del orgasmo, la oxitocina estimula la circulación del esperma y la contracción de la musculatura pelviana femenina con el objetivo doble de causar placer y asegurar la reproducción.

La oxitocina, conocida hasta ahora por tener un papel decisivo en el enamoramiento, el orgasmo o el amor por los hijos, contribuye además a potenciar la generosidad de las personas, según ha demostrado un estudio de la Universidad de Claremont (California).
Cuando sentimos empatía hacia una persona en apuros, nuestro cerebro segrega oxitocina de manera natural y esta incrementa el sentimiento de generosidad.
"Es la experiencia de proporcionar cuidado y compasión la que nos hace más propensos a liberar oxitocina cuando alguien nos necesita".
Tiene menor incidencia en los cerebros de los niños, que están en desarrollo.
Pero la oxitocina puede incrementarse en la edad adulta, lo que se podría interpretar como un aumento de la empatía a medida que nos hacemos mayores, los niveles de oxitocina regula el sentimiento de confianza y facilita que personas que no se conocen se relacionen entre ellas. Por ello es que mientras mas oxitocina mas queremos y somos mas generosos, si los niveles son bajos la persona tiende a ser Tacaña , egoista y no saben amar.

Según los expertos, acariciar a tu pareja con suavidad puede tener un impacto mucho mayor en él/ella y en su placer sexual. "El roce ligero puede ser más erótico que el firme, porque es inesperado y enormemente íntimo", nos explica Barton Goldsmith, autor de Emotional Fitness for Intimacy (Entrenamiento emocional para la intimidad).

También puede propiciar el flujo de la hormona oxitocina. Mientras más oxitocina fluye por tu cuerpo cuando estás con alguien, más conectad@ te sentirás a esa persona. Y entérate: cuando los investigadores del Centro Médico Cedras-Sinai y de la Universidad de California en Los Angeles, quisieron ver qué tipo de toque (ligero o firma) desataba un mayor flujo de oxitocina, las caricias suaves ganaron por avasalladora mayoría.

TIPS PARA SUBIR LA HORMONA DEL AMOR:

(Durante esos pocos momentos en que no están en la cama)

1) Mirense intensa y largamente a través de un salón repleto en una fiesta.

2) Acaricia su brazo durante la emotiva escena de una película.

3) Despiértalo en la mañana, pasándole los dedos por el cabello.

4) Camino a la puerta, dale un beso lento, profundo, que dure por lo menos 10 segundos.

5) Mientras él conduce, delíneale la oreja con la punta de tus dedos.


http://www.psicologosperu.com/