jueves, 2 de junio de 2011

TIPOS DE CARICIAS

Las caricias son parte del rito amoroso que toda pareja se dedica con más o menos frenesí, dependiendo de ciertas características que se den mientras tanto, estas pueden reflejar mucho más del tipo de amor que tu pareja te prodiga.

Es importante que analices sin que él o ella se den cuenta, y decifrarás los secretos que quizás tu pareja nunca pueda revelarte en palabras.

SIGNIFICADO DE LAS CARICIAS:

Caricias fogosas en el regazo: Sin duda este tipo de caricias implican una fuerte necesidad de intimidad contenida.

Caricias en el cabello: Indica un amor tierno y sincero, si los dedos juguetean con mechones de cabello a manera de peinar. Si por el contrario se trata de jalones de pelo simulados podría tratarse de algún tipo de resentimiento oculto que se viene a la mente.

Caricias en los labios: Es una fuerte demanda apasionada, indica que la intimidad es lo más importante para esa persona.

Caricias en las manos: Solicita solidaridad, complicidad, necesidad de ser entendido.

Caricias en el rostro: Depende: si se abraza el rostro con una mano mientras se besa, indica que el amor es un sentimiento profundo y limpio. Si los labios besan y las manos se vuelven inexpresivas muy probablemente la mente está muy lejos de la persona a la que se besa.

Caricias en el cuello: Es una manera suave de invitar a la pareja a relajarse y disfrutar de una intimidad más intensa. Por lo general el cuello es una zona erógena de alto impacto, los latidos del corazón se hacen eco y el nerviosismo de quien recibe la caricia se hace más evidente. Aunque es un tipo de caricia que parece inocente, oculta un profundo contenido erótico.

Caricias en los muslos o la cola: Si se dan en público es una evidente demostración que busca marcar territorio. En la intimidad en cambio representan parte de la comunicación afectiva madura en la pareja.

Caricias con la mirada: De entre todas las caricias que una persona puede dar, las caricias que denotan una mirada profunda y enamorada dice sin duda una poesía maravillosa. Perderse en la mirada de unos ojos amantes es una confirmación eterna de compromiso y lealtad.

Caricias con los pies: Si los pies soban de manera juguetona en las mañanas, es un símbolo de que habrá un segundo ‘round’ amoroso. Si uno de los dos utiliza el pie como una manera de indicar un objeto o pega como al descuido el pie de la otra persona para captar su mirada, Cuidado!! Esa es la característica de una persona con alteraciones agresivas ocultas y que en algún momento intentará algún repunte para demostrar que domina a la pareja en todo sentido.

Fuente: El significado de las Caricias http://tekiero.tk/blog-amor/el-significado-de-las-caricias/#ixzz1O55PKVGT

-------------------------------------------------------------------------------------

¿Son importantes las caricias?

Las caricias no sólo son importantes sino que son absolutamente necesarias. Desde que nacemos tenemos una enorme necesidad de reconocimiento, aceptación y contacto.

Las caricias son indispensables para la subsistencia y el bienestar psicológico, son algo así como el alimento que nutre nuestra vida emocional y afectiva.

Cuando faltan en grados extremos al comienzo de la vida, aparece un fenómeno fatal denominado marasmo, que lleva a la muerte del sujeto provocada por la carencia afectiva.

La necesidad de reconocimiento persiste durante toda la vida, si bien hay un punto que marca una diferencia fundamental entre niños y adultos. Los niños sólo pueden recibirlo de su medio, en principio el familiar y luego el escolar y el grupo de pares. Los adultos por su parte pueden auto-suministrarse caricias cuando no las obtienen del entorno, pueden -por ejemplo- decirse a sí mismos que son buenas personas. Lo óptimo, más allá de la edad, es poder dar y recibir caricias adecuadas en un intercambio equilibrado con el ambiente.

Hay varios TIPOS DE CARICIAS, que se clasifican según cuatro criterios:

1. Por su influencia en el bienestar: adecuadas o inadecuadas

2. Por la emoción que invitan a sentir: positivas o negativas

3. Por los requerimientos para darlas o recibirlas: condicionales o incondicionales

4. Por el medio de transmisión: físicas, verbales, gestuales o escritas

Estas a su vez pueden combinarse entre sí.

Existen diversos prejuicios negativos en torno a este tema, siendo común encontrar gente que no considera adecuado dar, aceptar y pedir caricias positivas y rechazar las negativas. En realidad estos prejuicios no tienen fundamento que los sustente, siendo lo óptimo para el bienestar psicológico dar, aceptar, pedir y darse caricias positivas y rechazar las negativas.

Las caricias son tan importantes para los seres humanos que cuando no tenemos caricias positivas podemos buscar negativas, ya que esto es preferible a la ausencia de las mismas, lo que sería homologable a la falta de reconocimiento.

Es un ejercicio aconsejable detectar nuestras principales fuentes de caricias. Para esto deberá pensar en las personas más allegadas que suelen suministrarle reconocimiento y afecto.

1. Ubique por orden de importancia a las tres personas que actualmente son su principal fuente de caricias.

2. Piense si la relación es recíproca, es decir, si recibe en una medida similar a la que da

3. Imagine que pierde la primer fuente de caricias (la persona que ocupa el primer lugar en su lista) ¿Cómo la reemplazaría? ¿Y si faltaran también las otras?

Es importante tener varias fuentes de caricias positivas y darlas es el camino más directo y seguro para conseguirlas. Si usted realizó el ejercicio, entonces tiene un motivo para darse una caricia positiva, y felicítese por haber invertido su tiempo en su propio bienestar y crecimiento personal.

Fuente: http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloID=948#ixzz1O59OCEr5

-------------------------------------------------------------------------------------

FORMA DE EXPRESIÓN DE LAS CARICIAS

Las caricias pueden transmitirse expresándose en las siguientes formas:

Escritas: ej.: “una tarjeta de felicitación”.
Verbales: ej.: “te quiero”.
Gestuales: ej.: “una sonrisa”.
Físicas: ej.: “un abrazo”

La potencia de ellas va de menos a mas, es decir las menos potentes son las escritas y las más potentes, para e “hambre”, son las físicas.

Aquí también hay un aprendizaje que determinan que las personas utilicen un modo mas que el otro, y en otros casos rechacen alguno o tengan dificultad para usarlo, es por eso que algunas personas escribe cartas con muchas caricias que no están “permitidas” a dar verbalmente. Así también, hay quienes tiene mucha dificultad a tocar o ser tocados (un abrazo) y se limitan a dar gratificación verbal o gestual (sonríen o mueven la cabeza) , o en todo caso un limitado apretón de manos.

EVALUANDO LAS CARICIAS

En el trabajo de crecimiento o de psicoterapia es importante evaluar el modo como una persona puede estar llenando sus constante de caricias. Así comprendemos su influencia en las dificultades del individuo para comunicarse y sus recursos ante las descalificaciones.

La terapia incluirá no sólo el análisis de lo dicho sino la utilización de técnicas para su modificación, a fin de que el cliente logre nuevas y saludables formas de compartir caricias.

BIBLIOGRAFIA
. Junchaya R. “No es nuestro destino, es nuestra programación” Ediciones Coperat. Lima: Perú
. Junchaya R. (1984) “Análisis transaccional y patología” Psiquiatría peruana Nº8. Lima: Perú.

http://www.psicologosperu.com/
Publicar un comentario en la entrada