viernes, 27 de enero de 2012

LAS PERSONAS ALTAS TIENEN MAYOR RIESGO DE CANCER

Las personas más altas son más propensas a contraer cáncer, indica un estudio.

Los resultados también sugieren que el aumento de la altura de las poblaciones a lo largo del siglo XX podría explicar algunos de los cambios en la incidencia de cáncer a través del tiempo.

La probabilidad de desarrollar la enfermedad aumenta en un 16 por ciento por cada cuatro pulgadas de altura adicional entre las mujeres - y un patrón similar se observa también en los hombres.

Aunque investigaciones previas han relacionado la altura con tumores en particular - como el de mama en las mujeres y testicular en los hombres - los nuevos hallazgos muestran que el fenómeno no se limita a algún tipo de la enfermedad.

La Dra. Jane Green, quien dirigió la investigación, dijo: "El hecho de que el vínculo entre la altura y el riesgo de cáncer pareciera ser común a muchos tipos diferentes de cáncer en personas diferentes sugiere que puede haber un mecanismo común básico, quizás actuando en los primeros años de las vidas de las personas, cuando están en pleno desarrollo”.

"Por supuesto que la gente no puede cambiar su altura. Y tener mayor estatura se ha relacionado actualmente con un menor riesgo de otras afecciones, como enfermedades del corazón".

Los niveles de hormonas relacionadas con el crecimiento en la infancia, y a su vez con el riesgo de cáncer en la vejez, podrían estar detrás del fenómeno.

También se sugirió que el vínculo podría deberse simplemente al hecho de que las personas más altas tienen más células en sus cuerpos, y por lo tanto una mayor probabilidad de desarrollar cambios cancerosos de células.

El Dr. Green, dijo: "Una posible razón es bastante obvia - las personas altas tienen más células, por lo tanto existe mayor probabilidad de que una de ellos pueda mutar”.

"Pero ser alto también está relacionado con factores de crecimiento hormonal lo cual lleva a una mayor rotación de las células y esto es una posibilidad interesante”.

"No hay nada que podamos hacer acerca de nuestra altura, pero estos hallazgos pueden abrir la puerta para descubrir cómo algunos tipos de cáncer pueden desarrollarse".

Ella continuó: "A pesar de que llevamos a cabo nuestro estudio en mujeres, cuando comparamos los resultados con resultados anteriores en los que participaron ambos sexos, se encontró un vínculo similar entre el cáncer y la altura en los hombres”.

"Así que no existe sesgo de género y la asociación parece aplicarse a una amplia gama de tipos de cáncer - es que la mayoría de los estudios se han llevado a cabo en los más comunes como el de mama y colorrectal".

El Dr. Green y sus colegas, cuyos hallazgos fueron publicados en internet en The Lancet Oncology, dijo que estudios previos han demostrado una relación entre la altura y el riesgo de cáncer, pero el suyo extiende los resultados a más tipos de cáncer y para mujeres con estilos de vida y niveles económicos diferentes.

Los resultados también sugieren que el aumento de la altura de las poblaciones a lo largo del siglo XX podría explicar algunos de los cambios en la incidencia de cáncer con el tiempo.

La altura de los adultos europeos aumentó en alrededor de 1 cm (0,39 pulgadas) por década durante el siglo XX, y el estudio sugiere que esto podría explicar alrededor del 10-15 por ciento del aumento de casos de cáncer visto durante este período.

Los investigadores evaluaron la asociación entre la altura y el cáncer entre 97.000 casos identificados a partir del Million Women Study, que incluyó a 1,3 millones de mujeres de mediana edad en el Reino Unido inscritas entre 1996 y 2001.

Durante un seguimiento promedio de tiempo de aproximadamente diez años, el mayor estudio de su tipo, halló que el riesgo aumentó a la par con la altura e incluyó por lo menos diez tipos de la enfermedad incluyendo cáncer de mama, piel, intestino, leucemia y de ovario - una gama más amplia de lo que inicialmente se consideró.

Los investigadores que examinaron a mujeres con alturas que van desde menos de 1.55 cm (5 pies 1 pulgada) hasta 1.75 cm (5 pies 9 pulgadas) y más altas, luego compararon sus resultados con los de diez estudios anteriores que se referían tanto a hombres como mujeres y descubrieron que eran sorprendentemente similares.

El Dr. Green, dijo: "Hemos demostrado que el vínculo entre la mayor altura y mayor riesgo total de cáncer es similar en muchas poblaciones diferentes de Asia, Australasia, Europa y América del Norte".

El doctor Andrew Renehan, de la Universidad de Manchester, que revisó el estudio para esta publicación, dijo: "En el futuro, los investigadores necesitarán explorar las capacidades de predicción de las medidas directas de la nutrición, el estrés psicosocial y la enfermedad durante la infancia, en lugar de la estatura adulta final."

Sara Hiom, directora de información de salud en el Cancer Research del Reino Unido, dijo: "Las personas altas no tiene por qué alarmarse por estos resultados”.

"La mayoría de la gente no es mucho más alta (o menos) que el promedio, y su altura sólo tendrá un pequeño efecto sobre el riesgo de cáncer individual.

"Este estudio confirma la relación entre la altura y el cáncer allanando el camino para estudios que nos ayuden a entender por qué esto es así.

"En promedio, la gente en el Reino Unido tiene una posibilidad de más de uno de cada tres de desarrollar cáncer en su vida. Por eso es importante que todo el mundo sea consciente de lo que es normal para su cuerpo y de ir a ver a su médico tan pronto como sea posible si nota cualquier cambio inusual.

"Y si bien no podemos controlar nuestra altura, hay muchas opciones de estilo de vida que la gente puede llevar a cabo y que sabemos tienen un mayor impacto en la reducción del riesgo de cáncer tales como no fumar, moderar el alcohol, mantener un peso saludable y ser físicamente activo".

Fuente: http://www.telegraph.co.uk/health/healthnews/8649756/Tall-people-at-greater-cancer-risk.html

http://www.psicologosperu.com/