jueves, 11 de septiembre de 2008

INFIDELIDAD

COMO EVITAR LA INFIDELIDAD

http://www.psicologosperu.com/

  • El matrimonio requiere un compromiso diario para soportar los desafíos de la vida. Aunque los votos del día de bodas fueron de suma importancia, dicho compromiso requiere ser renovado en forma diaria. Esto se ve reflejado en el trato mutuo y en el compromiso de permanecer fiel al cónyuge en nuestras interacciones con terceros.
  • El mejor resguardo contra la intrusión de una aventura amorosa consiste en tener un matrimonio recompensante que satisfaga las necesidades de ambos miembros.
  • Los cónyuges son más vulnerables a los coqueteos y amoríos de terceros cuando su vida sexual no es satisfecha en casa. Por lo tanto, resulta esencial dedicar tiempo no solo a las relaciones sexuales sino también a tener una comunicación abierta con el cónyuge acerca de las necesidades sexuales de ambos.
  • Es importante resguardar el corazón contra insinuaciones sexuales y amoríos externos. Esto se logra mejor si usted y su cónyuge conversan abiertamente sobre las cosas que pueden hacer para evitar una infidelidad. Si hablan sobre las formas de fortalecer su matrimonio, adquirirán la resistencia para evitar una infidelidad. También es de importancia comprometerse a hacer saber al otro si se están sintiendo vulnerables o si es posible que alguna situación vaya en una dirección que se pueda salir de control.
  • Las situaciones comunes que podrían generar tentaciones son los viajes de negocios, las fiestas de negocios o el lugar de trabajo en general. Es importante establecer como pareja los límites para evitar exponerse indebidamente a las tentaciones. Un límite muy importante sería nunca salir a almorzar o cenar solo con un compañero laboral del sexo opuesto. Si se planifica de antemano, los posibles problemas son fácilmente descartados. Si los límites son puestos a prueba por algún compañero de trabajo, explíquele que su cónyuge y usted se han comprometido a mantener su matrimonio sólido y han decidido establecer estos límites. No cometa el error de implicar que es idea de su cónyuge y no la suya, esto desestimará en gran medida la intención de los límites y pondrá en cuestionamiento su compromiso con dichos límtes.
  • En muchos casos, el primer paso hacia el camino de la infidelidad empieza cuando las personas comparten información personal íntima entre sí en forma regular y no lo confían a su cónyuge. Una de las partes podría erróneamente considerar esto como sentimientos de intimidad y lo secreto solo fomentaría que dicha intimidad creciera. Otra señal de alarma lo constituye la creciente emoción por ver a alguien en particular. Entre otros peligros se incluye beber alcohol cuando su cónyuge está ausente o si se siente vulnerable debido a sentimientos de soledad, rechazo o ira hacia su cónyuge.
  • La comunicación por internet con alguien del sexo opuesto resulta una actividad muy peligrosa y le sustrae a su matrimonio el compromiso, la energía y honestidad. Algunos afirman que no es dañino; sin embargo, ello llevará rápidamente a un amorío y su mente se trastornará. ¡NO JUEGUE CON FUEGO!
  • La confianza es un componente clave en los matrimonios sólidos. Cuando hay confianza entre las parejas, no hay lugar para los celos. Se confía que usted hará lo que se debe hacer en todo momento. Una vez que se ha ganado la confianza de su cónyuge, su vida se torna más fácil. Debido a esa confianza, se trabaja con más ahínco para vivir digno de dicha confianza y evitar cosas que pudieran interferir en el compromiso matrimonial.
  • Por lo general, la infidelidad empieza cuando uno de los miembros siente que sus necesidades no están siendo satisfechas. Quizás puede insinuar que necesita más atención, pero el otro cónyuge asume que todo está bien y no hace nada por satisfacer a su cónyuge en ese momento. Si el cónyuge necesitado conoce a alguien en el trabajo, en el vecindario o en una fiesta, que le preste atención, su autoestima se verá fortalecida mediante dicho acercamiento. Si este proceso no encuentra obstáculos, pronto se hallará buscando apoyo de alguien fuera del matrimonio y se habrpa sembrado las semillas para una futura infidelidad.
  • Después de todo lo anteriormente dicho, no permita que el autor de una infidelidad intente culparle por sus acciones. Aun si hubiese sentido que sus necesidades no estaban siendo satisfechas, existen muchas otras alternativas a las que se podria haber recurrido para ayudar a solucionar el problema. Dichas alternativas podrían haber fortalecido el matrimonio y abierto las líneas de comunicación que hubieran beneficiado al matrimonio durante los años venideros. Tomar el camino fácil de una infidelidad demuestra claramente el nivel de compromiso, o la falta del mismo, con su matrimonio.

http://www.psicologosperu.com/