miércoles, 14 de enero de 2009

COMO AYUDAR A LOS HIJOS A ESTUDIAR BIEN

  • Fijarse en cómo estudian los hijos. Si es puntual, si se le ve concentrado, el tiempo que emplea en aprender las lecciones, con qué dificultades se encuentra. Si estudia con "lápiz y papel" o solo lee una y otra vez las lecciones. Si primero estudia y después hace las tareas. Cuánto tiempo diario dedica.
  • Comentar con el profesor-tutor o preceptor del hijo lo que habéis observado y pedirle asesoramiento para ayudarle mejor en casa. Pedirle su apoyo en el centro educativo.

  • Ayudar a los hijos (es más fácil cuando son pequeños) a planificar bien el tiempo; a comenzar a estudiar a una hora fija, a elaborar un horario de estudio que el hijo se comprometa a cumplir. A usar una agenda o cuaderno pequeño en el que anotar sus tareas escolares, fechas de exámenes, etc.

  • Estar a su disposición, sin sustituirles en su trabajo.

  • Interesarse por sus materias de estudio, por qué están aprendiendo.

  • Ofrecerse (no imponerlo) para ayudar a repasar o memorizar, para preguntar las lecciones y que ellos comprueben si la saben bien o no.

  • Valorar las asignaturas y a los profesores. Valorar los buenos resultados de los exámenes y las mejoras. Disculpar y animar en los peuqeños "baches" que todos pasan alguna vez.

  • Repasar su agenda escolar y enseñarles a utilizarla bien.

  • Conocer los objetivos académicos que ha de alcanzar el hijo. Cada vez son más los centros de enseñanza de calidad que entregan a los padres en el comienzo de curso los objetivos de cada asignatura y los sistemas de evaluación que empleará cada profesor.