lunes, 28 de septiembre de 2009

LA PRIMERA ENTREVISTA Y EL ESTABLECIMIENTO DE LA RELACIÓN TERAPÉUTICA

Por: Lucio Balarezo Chiriboga (Ecuador)
Presidente SEAPSI

Las estrategias empleadas en la primera entrevista se detallan a continuación.

Establecimiento del Rapport
El rapport se forma en base al interés demostrado por el terapeuta, a la capacidad de respuesta emocional que poseen paciente y terapeuta y a la actitud amistosa que implica una delicada relación humana.
Esta condición de confianza, tranquilidad, comodidad, solidaridad y libertad en la que debe sentirse el paciente es establecida por el terapeuta. No es una condición que surge per se; es un clima necesario impuesto por el especialista. Algunas de las tácticas que se emplean al
inicio de la relación constituyen, la conversación sobre temas diferentes, la recolección de datos informativos que suelen ser fáciles en sus respuestas, la cordialidad con que se recibe al paciente, la evitación de esperas largas, el tono de voz amable del terapeuta.

Aproximación Diagnóstica
Indudablemente la primera entrevista cumple con este propósito. Sería deseable inclusive que se pueda delinear en este primer contacto un esbozo de la historia clínica psicológica; esto sin embargo, no siempre es posible ni conveniente. El interrogatorio rígido o inquisidor, cumple sí con fines investigativos, pero puede ser obstaculizante en el establecimiento de condiciones emocionales favorables. Este componente abarca tres tipos de diagnóstico:
Diagnóstico clínico
Diagnóstico de la personalidad
Diagnóstico del entorno del paciente

La Confesión y la Desinhibición Emocional
Inclusive en el terreno empírico, se conoce el hecho de que “contando el problema se alivian". El terapeuta no solamente permite, sino que facilita el relato libre para eliminar la tensión en el sujeto y buscar el alivio de la ansiedad inicial con que llega el paciente.

Estrategias Estimulativas o de Apoyo
El terapeuta, cuando se ha formado un criterio general sobre el sujeto y el trastorno, debe emplear frases de apoyo o reafirmaciones para conseguir confianza, optimismo y tranquilidad en los inicios del tratamiento, mediante intervenciones dirigidas a persuadir o sugerir al paciente sobre la factibilidad real de tratamiento y curación, así como la experiencia anterior del terapeuta en casos similares.

Estructuración y Afianzamiento de la Relación Terapéutica
Esta supone una confrontación entre las expectativas del paciente y del psicólogo -en ocasiones participan además los familiares-, para buscar reajustes y acuerdos comunes sobre el tratamiento. El terapeuta estará abierto a las posibles objeciones o racionalizaciones que
presenta el enfermo en esta etapa.

En resumen, al cabo de la primera entrevista se habrán contemplado los siguientes aspectos:

Recolectar información suficiente para establecer aproximaciones diagnósticas tanto de la entidad clínica como de las manifestaciones de personalidad y condiciones ambientales del paciente, como un alcance acerca de la factibilidad de tratamiento.

• Establecer las condiciones afectivas apropiadas para el surgimiento de la alianza terapéutica a través de una motivación apropiada.
• Conducir la estructuración de la relación terapéutica.
• Atenuar algunas manifestaciones angustioso-depresivas con que llega el paciente, lo cual refuerza la motivación.

http://www.psicologosperu.com