martes, 3 de noviembre de 2009

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO (TOC)

TOC, SENTIDO DE VIDA Y PSICOTERAPIA

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) ha existido desde hace mucho tiempo, encontramos referencias a él en cuentos infantiles como el del Rey Midas que se obsesiona con la acumulación de riquezas y esto se transforma en todo o nada incluso deja de comer y se aleja de los seres queridos para seguir con la acumulación de
estas riquezas.

El TOC se caracteriza porque puede iniciar en la infancia, adolescencia y adultez temprana con un curso que puede ser episódico, recurrente, pero que rara vez remite espontáneamente; lo más habitual es que tenga una evolución crónica.

Clínicamente el TOC se caracteriza por la presencia de: Obsesiones que son pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes, experimentados como intrusos, excesivos, inapropiados o irracionales por lo menos en algún momento de la evolución de la enfermedad, y que causan intensa ansiedad o malestar significativo, por lo que el paciente intenta suprimirlos, controlarlos o neutralizarlos, a pesar de que son reconocidos como provenientes de la propia mente; y compulsiones caracterizadas por comportamientos o actos mentales de carácter repetitivo, realizados en respuesta a una obsesión o con ciertas reglas que deben ser seguidas estrictamente, estos rituales tienen como finalidad reducir el malestar o prevenir un acontecimiento negativo, pero no presentan una conexión realista con lo que pretenden prevenir.

Estudios en Estados Unidos muestran que la prevalencia del trastorno es entre 1 y 3% de la
población, independientemente del sexo, inteligencia, cultura, raza, religión, nivel socioeconómico y tipo de personalidad (1 y 3). Además presenta alta co-morbilidad con otras patología psiquiátricas tales como Depresión (43% - 70%), trastorno de personalidad (53%), trastornos por ansiedad (40 - 60%), trastornos de la alimentación, esquizofrenia y otros. Es así que la OMS la incluye entre las 5 enfermedades psiquiátricas más discapacitantes (2).

Dentro del amplio espectro de manifestación del TOC encontramos sujetos que sufren 'obsesiones puras' caracterizadas por la presencia de las ideas obsesivas sin la manifestación de la compulsión, es probable que este tipo de sujetos experimente un pensamiento repetitivo de un acto sexual agresivo que es censurable para ellos, otros presenta una “lentitud obsesiva primaria”, en las que la parsimonia es el síntoma básico, tendiendo a ocupar varias horas del día para asearse, vestirse o comer (4).

Los sujetos que sufren el TOC, tienden a no consultar principalmente por vergüenza y temor a estar locos. Y dentro de estos pacientes los que sufren obsesiones puras de tipo sexual son los que muestran mas sufrimiento pensando que pueden llevar a cabo actos de suma vergüenza y daño a otros.

Por mucho tiempo el tratamiento que mostrado ser más efectivo para el TOC es una combinación de farmacoterapia y terapia cognitivo conductual. Es así que desde el Enfoque Integrativo Supraparadigmático se intenta dar una mirada los diferentes factores etiológicos del TOC y propone una línea de tratamiento que considere los ya establecidos como exitosos pero además plantea la necesidad de ir adecuando las estrategias de tratamiento a las características individuales de quienes padecen el trastorno. Así se propone una mirada comprensiva y línea de tratamiento centrada en la función del Self sentido de vida como norte orientador de la psicoterapia en cuadros de “obsesiones puras”, en la línea sexual. Esto se mostrara por medio de de dos casos clínicos, uno cuyo proceso de psicoterapia ha finalizado y el otro paciente
esta en proceso.

Pautas diagnostico - Terapéuticas para la práctica clínica. Tema: condición o patología: trastorno obsesivo compulsivo del adulto extraído el 18-07-2009 del vinculo http://www.sinmiedo.es/2008/10/27/enfermedad-toc

Lávate las manos extraído el 18-07-2009 del vinculo http://www.sinmiedo.es/2008/10/27/enfermedad-toc

Leonardo F. Fontenelle, Mauro V. Mendlowicz , Marcio Versiani. The descriptive epidemiology of obsessive–compulsive disorder. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2006 May;30(3):327-37. Epub 2006 Jan 18.

Bruce M. Hyman y Cherry Pedrick. Guia practica para el trastorno obsesivo compulsivo: pistas para su liberación, 2003 Ed. Desclee de Brouwer S.A (Pág 43 – 61)

Por: Texia Bejer Tajmuch (Chile)
ICPSI

http://www.psicologosperu.com