jueves, 18 de agosto de 2011

EL AMIGO

Esta vez no te voy a decir lo mucho que te quiero,
al contrario solo pretendo que lo sepas,
no te diré cosas cursis ni nada por el estilo;
al contrario solo te diré que eres mi amigo
y seguirás siéndolo el resto de mi vida,
que si me equivoqué una y mil veces te pido perdón,
que si no supe estar cuando me necesitaste,
me perdones, no fue con intención.

Sabes que eres importante en mi vida,
que sin ti estaría perdid@,
y que desearía estar contigo,
ahí en donde estás ahora, pero creo que estás muy lejos
además de que mis diferentes ocupaciones no me lo permiten,
que desearía tanto poder decirte tantas cosas
como que me haces falta, que te extraño
y que no es necesario hacerlo porque lo sabes,
perdóname por no estar ahí,
pero sabes que siempre estaré para ti
hoy aquí quiero que sepas que te necesito
y que quiero que necesites de mi todos los días
al menos así me sentiría un poquito útil.

A pesar de todo
sabes que eres la única persona a la que le importé
cuando caí, y a la única a la cual le agradezco
me haya ofrecido su mano y me ayudó a levantarme
la única que me ofreció su hombro para llorar
la única que estuvo ahí cuando me sentí morir
me devolviste las ganas de vivir y sentir
te quiero y no te olvido
aunque ya no este ahí contigo.

Por: Adela Tannous

http://www.psicologosperu.com/