lunes, 29 de octubre de 2012

¿DEMASIADA MEDICACION?

Por: Al Galves, PhD
Las Cruces, N.M.

La tasa de recuperación de la esquizofrenia es dos veces mayor en países como Nigeria, India y Colombia, donde no se hace uso de fármacos, a diferencia de Estados Unidos.

Los usuarios finlandeses del enfoque de diálogo abierto (el cual no utiliza la medicación como modalidad primaria de tratamiento) reportan una tasa de recuperación de psicosis temprana o inicial de un 80%.

Desde el advenimiento de los fármacos como modalidad primaria de tratamiento, el número de estadounidenses en Seguridad Social por discapacidad debida a enfermedades mentales se ha incrementado de 1 en 468 a 1 en 76.

Lo peor acerca del uso de medicamentos es que le da a los pacientes una visión cínica de ellos mismos y de los demás seres humanos.

Les transmite la idea de que están sujetos al capricho de fuerzas biológicas al azar.

Los seres humanos no somos organismos al azar.

Somos organismos con criterio y deseos, que experimentamos malestar cuando no somos capaces de vivir como queremos vivir.

Los síntomas de tal malestar son significativos, de alguna manera funcionales y potencialmente útiles para ayudar a su recuperación.

El uso de fármacos dice lo contrario.

Se trata de un servicio brindado erróneamente a las personas.

---------------------------------------------------------------------------

Por: Noel Hunter
Long Island University - Post

Estudios postmortem de los cerebros de personas diagnosticadas con esquizofrenia y otros trastornos severos son frustrados por el hecho de que los pacientes generalmente han recibido medicación de por vida que daña al cerebro permanentemente.

Asimismo, los estudios de niños diagnosticados con esquizofrenia han demostrado que sus hermanos saludables tienen similares anormalidades cerebrales que ya no están presentes cuando llegan a la adultez (Gogtay, 2008), lo cual indica que dichas anormalidades pueden potencialmente retornar a su estado normal.

De hecho, los estudios han demostrado que la remisión de psicosis, así como de otros trastornos psiquiátricos, está relacionada con la plasticidad del cerebro (Gogtay y Rapoport; Lindauer y otros, 2008).

La aceptación de las sólidas raíces biológicas de la esquizofrenia se ve socavada por el hecho de que los mejores resultados en el mundo para tratar este trastorno son los enfoques psicoterapéuticos que rara vez utilizan neurolépticos (Aaltonen, Seikkula y Lehtinen, 2011), así como sólidas evidencias de la relación entre trauma infantil y psicosis (Read, van Os, Morrison y Ross, 2005).

Como psicólogos, debemos trasladarnos más allá de la investigación biomédica y elevar nuestra voz con respecto a los potentes efectos que tienen los factores psicosociales sobre la biología.

Fuente: Revista "Monitor on Psychology" de la APA, Vol. 43, No. 9, págs. 4 y 8.

PsicologosPeru.com