domingo, 24 de febrero de 2019

¿QUÉ PUEDO APRENDER DE MIS ERRORES?

La vida nos brinda diferentes oportunidades para seguir creciendo y desarrollándonos como personas. La mayoría de ellas se encuentra en los errores que cometemos.

Los fracasos son positivos. Cada fracaso esconde una lección que podemos aprender. Podemos descubrir por ejemplo que existe una manera mejor de hacer tal cosa. Si pensamos en ello, seguramente la siguiente ocasión lo haremos mejor. El que nunca ha fracasado es porque nunca ha intentado superar retos.

No tengas miedo de equivocarte. Si prestamos atención a lo que nos ha sucedido, iremos siempre encontrando mejores maneras de llegar a nuestros objetivos. Detrás de todo éxito ha habido siempre muchos errores y lucha antes de la victoria.

Aprende a perdonarte. Deja de culparte por los errores del pasado, si hay cosas que hiciste de las que te arrepientes, aprende de ellas y sigue adelante. El sentimiento de culpa se vuelve negativo cuando nos impide aprender del error y seguir adelante. Ten en cuenta que si hiciste algo de lo que hoy te arrepientes es porque en ese momento no tenías las suficientes herramientas para hacer frente a esa situación. Hoy muchas de ellas las tienes y por eso ahora podrás hacer las cosas mejor. 

Consejos para aprender de los errores del pasado

Utiliza el nuevo aprendizaje a tu favor.  Si logras descubrir la lección que te aporta el error cometido, aprovéchalo y ponla en práctica. Utiliza el aprendizaje a tu favor. Así, cuando te enfrentes a una ocasión similar, haz uso de estas nuevas herramientas que has adquirido para salir adelante ante esa situación.

Vive el presente. Son muchos los que se torturan por cuestiones pasadas, que recuerdan constantemente el error cometido. Esto impide disfrutar del presente. El aquí y el ahora es lo realmente importante.

Piensa antes de actuar. Si notas que incluso a pesar de haber encontrado el aprendizaje del error cometido, sigues cayendo una y otra vez exactamente en el mismo error, probablemente estés actuando por impulso. Recuerda que en la mayoría de las situaciones, antes de tomar una decisión hay que hacer previamente una reflexión para evitar movernos únicamente por impulsividad.

Saber aprender de los propios errores implica sobre todo saber perdonarnos a nosotros mismos por los errores del pasado. Cada experiencia se puede transformar en positiva si sabemos descubrir lo que nos está enseñando.

Autor: Javier Fiz  Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario