domingo, 22 de marzo de 2020

4059: CÓMO ENFRENTAR AL CORONAVIRUS PSICOLOGICAMENTE


Cómo hacer frente

Afortunadamente, la investigación psicológica también señala formas de manejar estas condiciones difíciles. Al promulgarse las órdenes de aislamiento social, cuarentena o aislamiento, los expertos recomiendan planificar con anticipación el considerar cómo puede pasar su tiempo, a quién puede contactar para obtener apoyo psicosocial y cómo puede abordar cualquier necesidad de salud física o mental que usted o su familia puedan tener.

Limite el consumo de noticias a fuentes confiables

Es importante obtener información precisa y oportuna sobre salud pública con respecto a COVID-19, pero una exposición excesiva a la cobertura mediática del virus puede aumentar la sensación de miedo y ansiedad. Los psicólogos recomiendan equilibrar el tiempo dedicado a las noticias y las redes sociales con otras actividades no relacionadas con la cuarentena o el aislamiento, como leer, escuchar música o aprender un nuevo idioma. Las organizaciones confiables como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los Servicios de Salud Mental, y la Organización Mundial de la Salud, son fuentes ideales de información sobre el virus.

Crea y sigue una rutina diaria

Mantener una rutina diaria puede ayudar a adultos y niños a preservar un sentido de orden y propósito en sus vidas a pesar de la falta de familiaridad con el aislamiento y la cuarentena. Intente incluir actividades diarias regulares, como trabajo, ejercicio o aprendizaje, incluso si deben ejecutarse de forma remota. Integre otros pasatiempos saludables según sea necesario.

Mantente conectado virtualmente con otros

Sus interacciones interpersonales cara a cara pueden estar limitadas, pero los psicólogos sugieren utilizar las llamadas telefónicas, los mensajes de texto, video chat y redes sociales para acceder a las redes de apoyo social. Si te sientes triste o ansioso, utiliza estas conversaciones como una oportunidad para discutir tu experiencia y las emociones asociadas. Comuníquese con aquellos que sabe que se encuentran en una situación similar. Ya se han formado grupos de Facebook para facilitar la comunicación y el apoyo entre las personas a las que se les pide que se pongan en cuarentena.

Confiar en las mascotas como apoyo emocional es otra forma de mantenerse conectado. Sin embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan restringir el contacto con las mascotas si contraes COVID-19 hasta que se entiendan mejor los riesgos de transmisión entre humanos y animales.

Mantener un estilo de vida saludable.

Duerma lo suficiente, coma bien y haga ejercicio en su hogar cuando sea físicamente capaz de hacerlo. Trate de evitar el uso de bebidas alcohólicas o drogas como una forma de lidiar con el estrés del aislamiento y la cuarentena. Si es necesario, considere las opciones online de psicoterapia. Si ya tiene un psicólogo, comuníquese con él o ella ante una posible cuarentena para ver si pueden continuar sus sesiones mediante vía telefónica u online.

Utilice estrategias psicológicas para controlar el estrés y mantenerse positivo.

Examine sus preocupaciones y procure ser realista en su evaluación de la preocupación real, así como de su capacidad para hacerle frente. Intente no catastrofizar; en su lugar, concéntrese en lo que puede hacer y acepte las cosas que no puede cambiar. Una forma de hacerlo es llevar una libreta diaria de notas de gratitud. También puede optar por descargar aplicaciones para teléfonos inteligentes que ofrezcan ejercicios de relajación, meditación, Mindfulness (concentración plena, plenitud de mente) y oración. Existen aplicaciones que contienen recursos de afrontamiento y resistencia, como ejercicios para respiración profunda, imágenes positivas, relajación muscular y más.

El enfocarse en las razones altruistas para el distanciamiento social, la cuarentena o el aislamiento también puede ayudar a mitigar la angustia psicológica. Recuerde que al tomar tales medidas, está reduciendo la posibilidad de transmitir COVID-19 y protegiendo a los más vulnerables.

Fuente: https://www.apa.org/practice/programs/dmhi/research-information/social-distancing


No hay comentarios:

Publicar un comentario