jueves, 25 de junio de 2009

RESILIENCIA FAMILIAR

Las familias resilientes tienen:

A) Competencias Relacionales:

- promueven competencias
- pueden afrontar carencias, abusos, sobreprotección, descalificación, negligencia e ineficiencia parental
- participan, gratifican, apoyan, aprenden
- toleran y manejan adversidades
- expresan sentimientos de coherencia, colaboración y confianza
- desarrollan habilidades orientadas a la acción (creatividad)
- generan un ambiente favorable y fuerzas intrapsíquicas (autocontrol)
B) Competencias Familiares:

- reconocimiento y afrontamiento de problemas
- comunicación abierta y clara
- registran recursos personales y sociales
- organizar y reorganizar actividades
- apoyo emocional, humor, flexibilidad
- vínculos de pertenencia
- sentido del juego y sensaciones de esperanza

FAMILIAS NO RESILIENTES:

Paternidad y maternidad emocionalmente inepta:
- Ignorar los sentimientos
- Mostrarse demasiado liberal
- Mostrarse desaprobador sin respeto

Estos estilos generan hijos vulnerables y sin madurez emocional. Se crían en hogares tristes, caóticos o negligentes, generando estrés, fracaso escolar y problemas conductuales
Estimulan la presencia de factores de riesgo

PROMOCION DEL DESARROLLO: según Erick Ericson

0-2 años: confianza versus Desconfianza
2-4 años: autonomía versus culpa
4-7 años: iniciativa versus vergüenza o duda
8-11 años: producción (creatividad) versus baja autoestima
12-18 años: identidad (desarrollo del yo) versus confusión
18-24 años: intimidad (espacios propios, heteroestima, respeto a los roles de cada persona)

PADRES SIN INTELIGENCIA EMOCIONAL:

Indiferentes: desatienden e ignoran las emociones, sin comunicación
Desaprobadores: críticos, castigadores que reprenden por las emociones, comunicación agresiva
Permisivos: liberales, aceptan emociones sin poner límites a conductas
PADRES CAPACITADOS EMOCIONALMENTE:

Con habilidades sociales para afrontar el estrés y las demandas. Las familias resilientes se caracterizan por el estilo asertivo en la comunicación entre sus miembros.

PRINCIPIOS PARA UNA BUENA INTERACCION MADRE-NIÑO:

1. Mostrar al niño sentimientos de forma positiva
2. Ajustarse a las iniciativas del niño
3. Hablarle al niño de forma afectiva
4. Elogiar y demostrar aprecio al niño
5. Ayudar a observar con atención y compartir con él
6. Explicar con entusiasmo el significado (de afectos y comportamientos)
7. Ampliar y enriquecer el significado de las experiencias (de autoconfianza, intensidad)
8. Regular y orientar las acciones y proyectos del niño con afecto

NOTA: heteroestima = favorecer la autoestima de los demás, proyectar la autoestima

Por Psicólogo Luis Raffo Benavides, Secretario General del Colegio de Psicólogos de Lima, egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú, con estudios de Maestría en Psicología Educativa UNMSM, miembro del Capítulo Profesional correspondiente, con especialización en capacitación y desarrollo organizacional, consultor educativo en el área de inteligencia emocional, desarrollo de competencias, y resiliencia; autor de diversas publicaciones en las áreas señaladas. Es docente de la Universidad César Vallejo, Universidad Simón Bolivar, CEPEA, Director Académico del I.T. Computrón y asesor en Gestión del Talento Humano y Comportamiento Organizacional.

http://www.psicologosperu.com/