jueves, 5 de noviembre de 2009

ADICCION A INTERNET

ADICCIÓN A INTERNET: CRITERIOS PREVIOS A LA INTERVENCIÓN PSICOTERAPÉUTICA

La sociedad actual, inmersa en un mudo globalizado, ha recibido grandes aportes del desarrollo tecnológico, entre los que destaca la facilidad del acceso a la información a través de la “red de redes” Internet.

Conjuntamente a ello, se están detectando problemas para el ser humano entre los que destaca la Adicción a Internet y sus diferentes servicios.

Las aplicaciones existentes en Internet, permiten el anonimato, lo cual hace que la comunicación por vía electrónica tenga características diferenciadas de las tradicionales: la desinhibición (Greenfield, 1999b), la que se concibe como una pérdida del pudor y del miedo a expresarse libremente. Este hecho provee a la persona de un sentimiento de protección y libertad al mismo tiempo.

McKenna y Bargh (1998) encontraron que este medio permitía a aquellos con personalidades estigmatizadas (por razones de sexo o ideología) tener una gran autoaceptación, hecho que no se presentaría en sus medios sociales naturales como la familia, el barrio, escuela, etc. Para el adicto a Internet el sentimiento de pertenencia al grupo virtual se convierte en una parte importante de su identidad y se involucra cada vez más y más en actividades relacionadas a internet, descuidando cada vez más sus interacciones sociales previas y sus responsabilidades, y; sintiendo una ansiedad cada vez mayor por interactuar virtualmente.

Al respecto la evidencia sobre consecuencias negativas relacionadas con el uso de Internet ha llevado a varios autores (Echeburúa y cols., 1998; Griffiths, 1997; Young, 1996) a proponer la existencia de un desorden de adicción a internet muy similar a otros trastornos adictivos y al que se le ha denominado de varias formas, Internet Addiction Disorder (IAD)- (Goldberg, 1995), uso compulsivo de Internet (Morahan-Martin y Schumacker, 1997), o uso patológico de Internet – Pathological Internet Use (PIU)- (Young y Rodgers, 1998b).

Similarmente a otras adicciones los componentes fundamentales de estos trastornos adictivos serían: pérdida de control y dependencia excesiva. Este problema requiere identificar características y criterios específicos que nos permitan un diagnostico competente de la adicción a Internet con la finalidad de utilizar los datos obtenidos como base de la intervención psicoterapeutica.

En este marco es necesario entender este trastorno como una adicción psicológica, la cual puede ser examinada tomando como referencia el DSM IV, del que autores como Goldberg (1995) & Young (1999) adaptan algunos de los criterios (tanto de adicción a sustancias como de juego patológico) para construir inventarios que examinen a los pacientes con adicción a internet.

Por: Alex Grajeda Montalvo (Perú)
Universidad Peruana Los Andes

http://www.psicologosperu.com/
Publicar un comentario en la entrada