lunes, 17 de junio de 2013

LA CIENCIA DE LA PATERNIDAD: ¿POR QUÉ LOS PAPÁS IMPORTAN?

Los padres ejercen una gran influencia en la vida de sus hijos
Durante décadas, los psicólogos y otros investigadores han asumido que el vínculo madre-hijo es el más importante en la vida de un niño. Se centraban en el estudio de esas relaciones, y cualquier cosa que el hijo resultara ser, la mamá a menudo merecía el crédito - o la culpa.

En las últimas décadas, sin embargo, los científicos cada vez se están dando más cuenta de lo mucho que importan los papás. Al igual que las mujeres, los organismos de los padres responden a la paternidad, y su estilo de crianza afecta a sus hijos en igual medida, y a veces más, que el de la madre.

"Ahora estamos encontrando que no es que sólo los padres sean influyentes, sino que a veces tienen más influencia en el desarrollo de los niños que las madres", declaró Ronald Rohner, Director del Centro para el Estudio de la Aceptación y el Rechazo Interpersonal de la Universidad de Connecticut.

Afortunadamente para los papás, biología está ahí para respaldar una buena crianza. Los estudios hormonales han revelado que los padres muestran un aumento de los niveles de oxitocina durante las primeras semanas de vida de sus bebés. Esta hormona, a veces llamada la "hormona del amor", aumenta los sentimientos de apego entre los grupos. Los papás ​​reciben un torrente de oxitocina al jugar con sus bebés, según un estudio del 2010 publicado en la revista Biological Psychiatry.

La paternidad también lleva a la disminución de la testosterona, la hormona "macho" asociada con el comportamiento agresivo, según un estudio publicado el año pasado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias. Este cambio es más fuerte cuanto más involucrado un padre está con el cuidado de su bebé, lo que sugiere que puede reducir el impulso del hombre a tomar riesgos y fomentar la crianza y la vida en familia.

Lo qué es más importante, señaló Padilla-Walker, es que los padres se dan cuenta de que importan. El tiempo de calidad es importante, indicó.

"Eso no significa que tienen que invertir en vacaciones costosas, sino que puede lograrse jugando pelota en el patio trasero o viendo una película con sus hijos", severó. "Sea lo que sea, simplemente manténgase en contacto con sus hijos, y cuando esté con sus hijos, présteles atención".


Por: Stephanie Pappas, LiveScience Senior Writer