jueves, 31 de julio de 2014

MINDFULNESS PARA PAREJAS


Con una simple práctica diaria de mindfulness, amor y conexión es posible que las parejas se recuperen de problemas fuertes como adicción, codependencia, infidelidad, violencia física, maltrato, celos, etc.

El primer paso consiste en que ambos miembros de la pareja se comprometan abiertamente a realizar los esfuerzos para sanar juntos.

Después de eso, se trabaja en incrementar la toma de conciencia de ellos mismos y de su relación momento a momento.

Las técnicas de Mindfulness pueden ayudarles a darse cuenta de cómo se siente estar en la proximidad del uno al otro y darles herramientas para lidiar con cualesquier emociones y/o sentimientos que surjan.

Mindfulness empieza cuando las parejas abren sus ojos por la mañana y termina cuando se van a acostar por la noche.

Por ejemplo, ellos podrían despertar en la misma cama, pero no con el mismo estado mental. Uno podría estar ansioso y la otra podría sentirse necesitada. Esta es la primera oportunidad del día para tomarse un momento y conscientemente relajar sus cuerpos, calmar sus sistemas nerviosos y dar la bienvenida al día juntos.

Las meditaciones de 3 minutos no tiene que hacerse sentados. Pueden realizarse estando echados uno junto al otro, tomándose de las manos y respirando juntos. No hay necesidad de hablar para que se dé la conexión. De hecho, el hablar a veces aparta a las parejas en recuperación de la sensación de seguridad que necesitan.

Si las parejas acuerdan efectuar una meditación de 3 minutos en los primeros minutos de la mañana (antes de sacar a pasear al perro, revisar los e-mails o alistarse para el trabajo) estarán en la vía correcta hacia su seguridad y su bienestar.