jueves, 21 de octubre de 2010

¿ACEPTAS LA MANERA DE EXPRESARSE DE TU PAREJA?

Aceptar al otro es permitirle que se exprese tal como es.

Pero, si fuera así, entonces porque cuando hay diferencias entre tú y él, haces esto:

■ Intentas convencerlo que está en un error.
■ Te esfuerzas en venderle tu idea.
■ Le dices que ya se está comportando como tal persona.
■ Le echas en cara lo que tú haces por él.
■ Te molestas para que él reaccione.
■ Lo mandas a callar porque no soportas lo que él está diciendo.
Le enseñas cómo debería contestar.
■ Te molestas y te vas de la habitación diciéndole ¨haz lo que te dé la gana¨.
■ Le dices "otra vez con lo mismo, ¡cállate! ¡No te soporto cuando hablas así!"

Aceptar que la pareja pueda expresarse tal como es, tal como siente, es algo que muy POCAS parejas tienen, porque significa ser TOLERANTES con las DIFERENCIAS y aceptarlas tal como son.

Cuando existe aceptación a lo que la otra persona está diciendo y además la pareja goza de tolerancia, el diálogo es más o menos así:

■ Sé que te gustaría más que yo, pero si te doy gusto a ti, me sentiría mal conmigo mismo.
Es una manera de expresarme como soy, no veo por qué tengas que alterarte.
Sé qué es lo que tú piensas, pero es así como yo lo veo.
A mí me gustaría ser así, pero por ahora es así como soy.
No quiero cambiar mi modo de ser, porque así me gusto mucho, pero sé que a ti a veces no te agrada, sobre todo cuando me comporto de esta manera.
■ Te agradecería que no trates de convencerme de... porque no pienso hacerlo.
■ No voy a seguir tu consejo, porque pensaría que me he traicionado a mí mismo.
■ Me siento presionada y entiendo que el cambio sería bueno para mí, pero no lo haré hasta que me sienta preparada.
■ Te prometo que voy a revisar mi forma de reaccionar en el momento que vea que con ello te afecto seriamente.
¿Te das cuenta que el problema que ves en mí, es un problema tuyo también?

Ambos aceptan el desacuerdo verbal, emocional, y se siente el desagrado, incluso pueden discutir por las ideas diferentes, pero no es tan grave, nadie se acuesta molesto, ni dándose la espalda, o dejándose de hablar por varios dias.

Por: Tomás Angulo

http://www.psicologosperu.com/