miércoles, 20 de octubre de 2010

COMO SACARLE MAS PROVECHO A TU SESION

En ocasiones, ocurre que atravesamos por un malestar psíquico pero no podemos definir cual es su origen. Tu terapeuta está para ayudar a encontrar la relación entre el malestar que transitas y el conflicto que lo genera; así empieza a realizar intervenciones con el fin de resolver tu situación. No siempre es fácil, de hecho muchos de nosotros, los terapeutas, debemos dedicarle tiempo a indagar sobre la vida del paciente para encontrar la raíz del problema y en muchos casos resulta sumamente difícil, al punto que esta tarea puede llevar varias sesiones. Si quieres sacarle provecho a las sesiones te recomiendo que empieces a trabajar fuera de ella, dado que en la vida cotidiana es donde aparecen los conflictos. Algo que podría ayudarte a utilizar mejor tu tiempo de sesión es que le traigas información, lo más definida posible, a tu terapeuta para utilizar tu tiempo de forma más efectiva. Pon atención a aquellos momentos, entre sesión y sesión, en donde detectas el malestar y regístralos. El hecho de definir en dónde estabas, con quién, qué fue lo que ocurrió, qué sentiste en cuanto emoción y qué pensaste, imaginaste o recordaste, mientras eso ocurría, le dará a tu terapeuta una información valiosa para que a partir de allí, en función de tus reglas de funcionamiento interno, te ayude de forma más eficaz. Está muy bien que registres estas experiencias en un cuaderno, si lo deseas, como recordatorio de lo acontecido en la semana. Si hubo varias experiencias, anótalas; posiblemente entre un evento y otro habrá un hilo conductor y se podrán relacionar los matices emocionales y los pensamientos recurrentes que son una fuente de datos importante para tu terapia.