martes, 8 de enero de 2019

COMER POR ANSIEDAD: SOLUCIONES

Varios pacientes, cuando se les pregunta sobre su apetito, señalan que comen por ansiedad, por nerviosismo, apresuradamente, en forma casi automática e inconsciente.
Por allí va la solución: siendo más conscientes a la hora de masticar los alimentos y llevarlos a la boca, así como la cantidad de comida en el plato y en el estómago. No es necesario "rellenarse".
Lo más probable es que la causa se trate de problemas emocionales, mentales y/o psicológicos.
Y eso es lo que se puede solucionar mediante Psicoterapia, a fin de llenar esos vacíos emocionales, sacar esas piedras de la mochila, pasar la página del libro de nuestras vidas, hacer una limpieza mental, empezar de nuevo, una nueva forma de llevarnos en la vida, etc., ¡Y SEGÚN EL ESTILO DE CADA PERSONA!