jueves, 10 de enero de 2019

5 CONSEJOS PARA EVITAR LA SOBREPROTECCIÓN

Como su nombre lo indica, sobreproteger significa "proteger en exceso".
Todo exceso en la vida resulta dañino, perjudicial.
Al sobreproteger, estamos anulando las capacidades propias del hijo, haciéndolo un inválido que no hace las cosas que podría hacer por sí mismo y un dependiente que no puede hacer las cosas si no está la mamá.
Por ejemplo: abrocharle los botones, amarrarle los zapatos, hacerle la tarea, etc., cuando el hijo tiene la edad y capacidad para hacerlo por sí mismo.
En vez de sobreproteger, más bien hay que inculcar a los hijos, la AUTONOMÍA, que es la capacidad de poder realizar determinadas cosas según la edad.
Mediante la autonomía, estamos entrenando a los hijos para que puedan subsistir por sí mismos, salir adelante cuando los padres no estén (no se van a morir de hambre), defenderse ante las adversidades, saber limpiar y ordenar sus cosas ellos mismos, etc. Son factores protectores ante la vida.