miércoles, 16 de marzo de 2011

MODELO APA: AMIGOS-PADRES-AMANTES



A mor expresado adecuadamente.
M aneja los límites con claridad.
I ncentiva el juego limpio y la equidad.
G oza los “talentos” de tu pareja.
O ye con mucha atención a tu pareja.
S é tu mejor amigo(a).

P romueve metas y objetivos personales, conyugales y familiares.
A clara los valores, los principios y las prioridades.
D isciplina y amor balanceados en la vida cotidiana.
R econoce tu estilo: autoritario, sobreprotector, pasivo o asertivo.
E labora normas familiares claras y hazles seguimiento.
S ensibilidad hacia las necesidades especificas de cada hijo.

A limentación balanceada y ejercicio físico frecuente.
M antén alejados: pena, temor, ira, culpa y resentimiento.
A sume la responsabilidad de tu propio placer sexual.
N o esperes estar siempre “con ganas”.
T odo comienza mucho antes de quitarse la ropa.
E xpresa tus necesidades, deseos y sentimientos eróticos.
S i hay problemas: no dudes en buscar ayuda profesional.

La armonía conyugal es un elemento importante para lograr la felicidad personal y familiar. Cuando la pareja vive en permanente conflicto se altera la salud personal y familiar, tanto en los aspectos físicos como mentales y espirituales. Una de las epidemias que ataca a la humanidad es la crisis matrimonial. Cada día es mayor el número de parejas que fracasan en su intento de ser felices.

El interés sobre los aspectos que producen fracaso conyugal fue el centro mi actividad profesional, como terapeuta sexual y matrimonial, entre 1.975 y el año 2.000. Pero de esa fecha para acá, la exploración de parejas armoniosas y felices es mi principal centro de atención. Durante algunos años, con el Club Rotario de Barranquilla (de quien fui presidente 2003-2004), estuvimos buscando parejas armoniosas y felices para reconocer y exaltar públicamente a aquellos matrimonios que vivían una relación conyugal digna de destacarse. A través de diferentes medios de comunicación social (programas de TV, radio y por los medios escritos) se le solicitaba a la comunidad que propusieran nombres de parejas felices, que en su mayoría rellenaron un cuestionario y/o fueron entrevistadas para estudiar sus principales características.

Cada año, en el día del amor y la amistad, hacíamos una comida de gala en un centro social importante, a donde invitábamos a las mejores de esas parejas y les entregábamos un diploma donde el Club Rotario de Barranquilla reconocía y exaltaba su armonía conyugal, tratando de estimularlos a continuar así para su propia felicidad y para seguir dándole ejemplo a la comunidad.

La investigación con estas parejas me mostraron fundamentalmente que la armonía conyugal se consigue cuando los esposos llegan a ser “extraordinarios amigos”, “excelentes padres” y “maravillosos amantes” (tomando las expresiones textuales de la mayoría de las parejas estudiadas). Esa conclusión concordaba con los muchos años de estudio de mi profesión, las lecturas que al respecto he realizado, las enseñanzas que me han dejado mis pacientes, mis alumnos y mis propios fracasos y aciertos en la vida matrimonial.


Este esquema, que he llamado el modelo Amigos-Padres-Amantes (González, 2004), es el que ahora guía mis investigaciones, mi trabajo terapéutico y los cursos de capacitación o promoción de la salud que hacemos en mi institución. Este modelo trata de inspirar a esposos y esposas a mejorar su vínculo de pareja mostrándoles la formula para cambiar sus ideas y sus acciones cotidianas. Este modelo guía a las personas interesadas en la creación de nuevos hábitos que facilitan la felicidad y armonía conyugal.

EXTRAORDINARIOS AMIGOS

Hay varias sugerencias que te permitirán ser una “buena amiga o amigo” de tu pareja. En realidad son casi las mismas para tener una buena amistad con otra persona. Y eso es un buen comienzo, trata de ver (y de tratar) a tu pareja como verías (o tratarías) a otro buen amigo o amiga. Además:

Amor expresado adecuadamente

Los expertos hablan de palabras, regalos, contacto físico, prestar atención o acciones para el bienestar del otro como medios para expresar el amor. Es muy importante expresar tu amor empleando el medio que la otra persona mas valora para que el mensaje sea claramente recibido. Conversar sobre como cada uno prefiere recibir el amor y sobre como sabe expresarlo es muy útil. Desarrollar nuevos hábitos sobre este punto fortalece la armonía conyugal. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que expresan su amor adecuadamente.

Maneja los límites con claridad.

Establece limites claros con tu pareja, al igual que lo haces con tus buenos amigos. Tú puedes tomar muchas decisiones con ella o él, pero también es saludable tener algunos aspectos completamente separados. Hay cosas, como las responsabilidades de cada uno, en que el otro no debe meterse. Por ejemplo, el manejo que cada uno hace del dinero para sus gastos personales, o la forma como cada cual colocan la ropa en su closet. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que expresan que manejan sus límites con claridad.

Incentiva el juego limpio y la equidad.

Juégale limpio a tu pareja. El diario convivir le permite a uno conocer los sentimientos mas íntimos de la otra persona. No te aproveches de eso. Si tomas ventaja, ella comenzara a ocultarte sus verdaderos sentimientos. Muchas veces la falta de confianza entre los cónyuges no es más que el reflejo del temor a que el otro se aproveche de nuestras debilidades.
La equidad en los deberes y derechos es básica para que la gente se sienta satisfecha con el vínculo de pareja. Gran parte de los divorcios contemporáneos se deben a que la esposa se siente oprimida por las ideas y acciones machistas de su esposo. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan equidad y juego limpio entre ellos.

Goza los “talentos” de tu pareja.

Trata de ver siempre las características positivas de tu pareja. Acéptale como es, no trates de que él o ella sean como tú quieres que sea. Cada ser humano tiene su forma de ser y así es feliz. Claro que hay algunas cosas que deben ser corregidas, como manejar el carro en forma imprudente, enamorar a todas tus amistades, gastarse el sueldo en trago o golpear al otro cada vez que se tiene ira. Pero las cosas que no son graves o peligrosas deberían ser toleradas. Ni tu pareja, ni tus otros amigos tienen que pensar y ver la vida como tu.
Critícale en forma adecuada. Cuando uno ofende al criticar lo que se obtiene es que él otro, en ves de mejorar, termina por empeorar.
Dile a tu pareja cosas agradables frecuentemente. Elógiale la forma de vestir, de actuar, de conversar, de trabajar, etc. Felicítalo cada vez que haga algo positivo. Ayúdale a sentirse bien y a estar alegre con sus propios talentos cuando esta contigo. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que gozan de los talentos de su pareja

Oye con mucha atención a tu pareja.

Intenta escuchar con más atención a tu pareja. A veces creemos que conocemos muy bien a la otra persona y realmente no es así. Con el tiempo los seres humanos vamos cambiando nuestros deseos y motivaciones. Un buen amigo siempre nos escucha con atención y por eso realmente sabe que deseamos y que necesitamos. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que escuchan con mucha atención a su pareja.

Sé tu mejor amigo(a).

Por ultimo, trata de ser tu mejor amiga o amigo (¡de ti misma o de ti mismo!). Preocúpate por explorar nuevas formas de tu estar alegre, no le dejes a tu pareja toda la responsabilidad de hacerte feliz. Trata de desarrollar cada día tus potencialidades humanas para sentirte una persona realizada y alegre. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que cada uno de ellos se trata a si mismo como si fueran su mejor amiga o amigo.

EXCELENTES PADRES

Promueve metas y objetivos personales, conyugales y familiares.

A tu familia le conviene que tú seas un líder. Ayuda a que cada uno tenga metas y objetivos claros. Facilita que la pareja y la familia también los tenga. Todos deberían saber hacia donde se dirigen, que buscan en el diario devenir. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que tienen metas y objetivos claros a nivel personal, conyugal y familiar.

Aclara los valores, los principios y las prioridades.

Como líder tu deber es ayudar a poner en perspectiva los valores y principios que señalan las prioridades. Fomentar la reflexión sobre estos aspectos es muy importante. Cada miembro de la familia debe tener claro los valores básicos y las prioridades que les ayudaran a tomar buenas decisiones. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que tienen claro los valores, principios y prioridades a nivel personal, conyugal y familiar.

Disciplina y amor balanceados en la vida cotidiana.

El mundo de hoy facilita el desequilibrio en la aplicación de la disciplina y la expresión del amor. Los hogares en que ambos padres trabajan, fenómeno característico de nuestros tiempos, tienen algunas dificultades para prodigar amor y disciplina en forma adecuada. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que tienen un adecuado equilibrio en el manejo de la disciplina y las expresiones de amor.

Reconoce tu estilo: autoritario, sobreprotector, pasivo o asertivo.

Existen varios tipos de padres y madres.

Eelabora normas familiares claras y hazles seguimiento.

Las normas deben estar adecuadas al momento de desarrollo de la familia, por eso deben variar a medida que la familia se desarrolla. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que tienen normas familiares claras y les hacen seguimiento.

Sensibilidad hacia las necesidades especificas de cada hijo.

Cada hijo e hija es un ser humano diferente, con necesidades que varían de uno a otro. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que tienen sensibilidad hacia las necesidades específicas de cada hijo.

MARAVILLOSOS AMANTES

Alimentación balanceada y ejercicio físico frecuente.

Los amantes maravillosos tienen un cuerpo saludable. Desde la perspectiva corporal, son importantes la alimentación balanceada, los adecuados periodos de descanso y recreación, el ejercicio físico, los controles médicos periódicos y la ausencia de hábitos negativos, como el fumar o el beber.
El ejercicio físico, sobretodo aquel que permiten ejercitar los músculos cuadriceps, que forman la parte anterior de los muslos (en las piernas), es fundamental. La actividad del músculo PC y el punto G son otros aspectos de la salud física que deben tenerse en cuenta. El potencial erótico puede ser deteriorado drásticamente por las diferentes enfermedades, sobretodo las que alteran el sistema neuroendocrino o el sistema circulatorio.
La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que tienen una alimentación balanceada y hacen ejercicio físico frecuentemente.

Mantén alejados: pena, temor, ira, culpa y resentimiento.

Los problemas de la desconcentración sexual y los bloqueos mentales se deben generalmente a falta de información fidedigna, conceptos y creencias irracionales, conflictos de valores morales y emociones como los temores, los resentimientos, el estrés, la ira y la culpabilidad. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que tienen control de su ira, no sienten pena, temor o culpa con sus vivencias sexuales y saben perdonar

Asume la responsabilidad de tu propio placer sexual.

Usted, y nadie más, es el responsable de su placer erótico. Sea una persona proactiva. No permita que las relaciones sexuales se vuelvan rutina. Una de las mayores amenazas a la satisfacción sexual a largo plazo es el aburrimiento. Para evitar la monotonía, intente demostrar su amor en diferentes momentos del día, o cambiar a veces de escenario. Haga la prueba de llevar a cabo el acto sexual en un lugar que no sea la alcoba, aunque esto suponga pasar la noche en un hotel, o enviar los niños a dormir a casa de amistades, para disfrutar del acto sexual en diferentes sitios de la casa.
Emplee la fantasía para descubrir nuevos placeres. Tener fantasías sexuales es uno de los mejores afrodisíacos disponibles, y es posible aprovechar esto de muchas maneras para acentuar la excitación y la variedad. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que son proactivas en su vida sexual.

No esperes estar siempre “con ganas”.

Es perfectamente razonable satisfacer las necesidades de la pareja, aunque no se sienta deseo. Cabe la posibilidad de que no sienta por el momento el impulso, pero advertirá que sus sentimientos cambian con rapidez si usted hace el intento. En caso contrario, se perderá de disfrutar de esta faceta de su sexualidad: sentir que se le despierta el apetito, cuando menos lo espera. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que pueden tener relaciones sexuales cuando no tienen ganas. Agregan que también pueden negarse a tenerlas en una forma cordial que no lleva a enfrentamientos y discusiones.

Todo comienza mucho antes de quitarse la ropa.

El deseo sexual depende de lo que ocurre durante las horas o días que preceden al encuentro sexual. Procure crear momentos de intimidad, en vez de permitir que los hijos, el trabajo, los pasatiempos o la vida social obstruyan la cercanía con su pareja. No olvide que la atención que brindamos al ser amado durante el noviazgo tiene mucho que ver con el apasionamiento que sentimos en esos instantes. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que se preocupan por crear momentos de intimidad para propiciar las relaciones sexuales.

Expresa tus necesidades, deseos y sentimientos eróticos.

Cuando esto se lleva a cabo de manera que no implique críticas, hablar de las relaciones sexuales puede facilitar la comprensión: desde la forma de manejar diferentes grados de deseo, hasta establecer señales que indiquen lo que resulta agradable o molesto. Hablar de la intimidad sexual no es algo que deba hacerse una solo vez, para olvidarlo después; como todas las formas de comunicación íntima, esta se perfecciona con un diálogo constante, que permita a los cónyuges conocerse cada vez mejor. La mayoría de las parejas armoniosas y felices reportan que expresan sus necesidades, deseos y sentimientos eróticos.

Si hay problemas: no dudes en buscar ayuda profesional.

La gran mayoría de las personas atraviesan épocas en que temporalmente no funcionan en el ámbito sexual. Puede ser por motivos físicos (fatiga, infección o enfermedad aguda) o por factores psicológicos (estrés, depresión, problemas laborales o familiares). Estos episodios transitorios suelen desaparecer en unas cuantas semanas; pero si las dificultades persisten durante varios meses sin surgir signos de mejoría, quizás ha llegado el momento de buscar asesoría profesional.

Aunque la terapia sexual no promete curaciones inmediatas, los terapeutas bien preparados han mejorado la vida de miles de matrimonios.

Por: José Manuel González Rodriguez

http://www.psicologosperu.com/