sábado, 18 de mayo de 2013

HOʻOPONOPONO EN LIMA PERU

Hoʻoponopono (ho-o-pono-pono) es un antiguo método de sanación hawaiana basada en la reconciliación y el perdón.

Ho’oponopono significa “corregir un error” o “hacer lo correcto”. Esta técnica se basa en la creencia de que nosotros creamos nuestra realidad, por consiguiente nosotros somos los responsables de lo que ocurre en nuestro mundo.

El Ho’oponopono es un antiguo método de sanación que nos enseña a dejar pasar los bloqueos y problemas que causan nuestros desequilibrios. Ho’oponopono significa “corregir un error”. La premisa de esta ancestral filosofía hawaiana es que la vida debería ser fácil. Nosotros somos quienes la hacemos difícil, pero podemos aprender a dejar de ser obstáculos en nuestro propio camino.

El objetivo es traer paz y equilibro de manera simple y efectiva, mediante la limpieza mental y física, y a través de un proceso de sanación, reconciliación y perdón. Si aceptamos que somos la suma total de todos los pensamientos, emociones, palabras, hechos y acciones pasados, empezamos a corregir errores que pueden cambiar nuestras vidas, nuestras familias y nuestra comunidad.

La técnica de Ho’oponopono, que puede ser utilizada por cualquier persona, sin importar credo, edad o cultura, consiste en limpiar el inconsciente de los pensamientos negativos que se traducen en realidades que afectan nuestras vidas. Incluso las conductas de otros que nos resultan molestas vienen a mostrarnos qué situaciones necesitamos trabajar en nuestro interior.

Al realizar Ho’oponopono, la persona entrega su problema a Dios, a la conciencia universal, y lo entrega porque no se sabe lo que es correcto y perfecto para esa persona: “Yo sólo sé que no sé nada”. Al entregarlo, nos apartamos para que Dios actúe, porque nosotros somos el obstáculo y quienes creamos el problema. Cuando no me preocupo, cuando soy yo mismo, cuando estoy en equilibrio sin preocuparme ni sufrir tanto, todo es posible.

Las cuatro premisas - En pocas palabras la técnica del Ho’oponopono propone cuatro premisas para sanar:

1. Lo siento. Para reconocer que algo, sin importar qué, entró en su cuerpo o mente.
2. Perdóname. Con el que se pretende la reconciliación consigo mismo por haber traído una situación dolorosa.
3. Te amo. Transmuta la energía bloqueada y permite que ésta siga fluyendo.
4. Gracias. Expresa la fe en que todo será resuelto de la mejor manera para todos los involucrados.

¿Cómo se hace?

Según el Ho’oponopono para resolver el problema se debe recitar: 
 Divino Creador Padre, Madre e hijo todos uno, te pido perdón si yo, mi familia, mis parientes y o mis antepasados, te hemos ofendido a ti, tu familia, tus parientes o antepasados en pensamientos, palabras, actitudes o acciones, desde el comienzo de la creación de mi alma hasta el presente. Nosotros rogamos tu perdón. Permite que esto se limpie, purifique y libere, corte todos los recuerdos, bloqueos, energías y vibraciones negativas, transmutando estas energías indeseables, en pura luz.

Y así está hecho.

LO SIENTO, PERDÓNAME

TE AMO

GRACIAS.