jueves, 20 de diciembre de 2018

DÍA 354: CÓMO LIDIAR CON EL ESTRÉS DE LA TEMPORADA NAVIDEÑA

Cada persona tiene su visión de cómo deberían ser las vacaciones perfectas, pero cuando la realidad no satisface las expectativas, puede traer como consecuencia el estrés. 

He aquí algunos consejos para ayudarle a lidiar con sus expectativas en esta temporada navideña:

1° Establezca expectativas realistas. Ninguna Navidad, Hanukkah, Kwanzaa u otra celebración navideña es perfecta. Considere cualquier error como una oportunidad para poner en práctica su flexibilidad, adaptación y resiliencia. Un árbol torcido o una comida que no salió bien no arruinará su feriado, sino más bien generará un recuerdo familiar. Si la lista de deseos de sus hijos está fuera de su presupuesto, hable con ellos sobre expectativas realistas y recuérdeles que la intención de estas festividades no consiste en dar regalos costosos.

2° Sea proactivo. Si le preocupan las posibles conversaciones difíciles que puedan surgir en las reuniones familiares, como suele sucede durante las festividades, recuerde que estos eventos tienen que ver con reunir a las personas, no separarlas. Concéntrese en los buenos recuerdos y en lo que usted y su familia tienen en común. Planee actividades que fomenten la diversión y la risa, como jugar un juego familiar o ver álbumes de fotos antiguas.

3° Mantenga las cosas en perspectiva. En general, la temporada navideña es breve. Esto ayuda a mantener un contexto más amplio y una perspectiva a más largo plazo. Si algo sale mal, tenga en cuenta que no es el fin del mundo. Recuerde las cosas buenas que tiene en su vida y sea consciente de que esta situación pasará. Habrá tiempo, pasadas las festividades, para retornar a la rutina usual o para hacer las otras cosas que dejamos de lado o que no tuvimos tiempo de hacer durante dichas festividades.

4° Recuerde lo que realmente importa. El comercialismo puede eclipsar el verdadero sentimiento de la Navidad. Si su lista de gastos en regalos sobrepase su presupuesto mensual, deténgase y reformúlela. Recuerde que la familia, los amigos y los vínculos son lo que más importa.

5° Dedique un tiempo para sí mismo. Puede sentirse la presión de querer ser todo para todos. Recuerde que usted es una persona individual y solamente puede hacerse cargo de determinadas cosas. A veces, dedicarse a su cuidado personal es lo mejor que puede hacer; los demás se beneficiarán si usted está menos estresado. Reflexione sobre los aspectos de su vida que le proporcionan alegría, dar un largo paseo, recibir un masaje, escuchar su música favorita o leer un nuevo libro. Todos necesitamos tiempo para recargar nuestras baterías. Sea consciente y concéntrese en el presente en lugar de quedarse estancado en el pasado o preocuparse por las cosas futuras.

Traducido del artículo original en: American Psychological Association - Help Center

No hay comentarios:

Publicar un comentario