domingo, 10 de octubre de 2010

FUMAR YA NO ES SEXY

Fumar no sólo eleva significativamente el riesgo de aparición de distintos tipos de disfunciones sexuales en el hombre y en la mujer, sino que también pasa por ser una de las actitudes menos seductoras. En una mesa redonda que tuvo lugar el 2 de octubre de 2010, en el XI Congreso Español de Sexología, que organiza la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS) en Santiago de Compostela, médicos, sexólogos y psicólogos coincidieron en señalar que fumar va en detrimento de las relaciones sexuales.

Cada cigarrillo produce una media hora de vasoespasmo arterial, por lo cual, si alguien está despierto unas 16 horas por día y fuma 30 cigarrillos diarios no le dará descanso a sus arterias, lo que no es una ayuda para los vasos de los genitales que necesitan dilatarse para lograr la erección en el hombre o la lubricación en la mujer.

Más efectos negativos

Aunque ya es más que conocido el efecto nocivo del tabaco sobre la salud general y también sobre la respuesta sexual masculina y femenina, «lo que aún se desconoce en muchos casos es el efecto negativo de éste en la seducción», afirmó Miren Larrazábal, presidenta de la FESS. Y es que el tabaco interfiere perjudicialmente sobre los principales pilares de la sexualidad.

Según Larrazábal, «los fines de la sexualidad son la reproducción (afectada por el tabaco), el placer (también afectado por el consumo de cigarrillos) y la comunicación (en cuyo apartado se encuentra de forma primordial la comunicación persuasiva o seducción)».

Aunque en otros momentos históricos el cigarrillo ha servido de acicate en el proceso de seducir, con el tiempo se ha evolucionado de forma que, en muchas ocasiones, fumar provoca un efecto anti-seductor. «Unos dientes amarillos, un aliento fuerte y molesto o una piel debilitada y deshidratada son factores que actualmente retraen la atracción y debilitan el proceso de seducción», destacó.

El tabaquismo es la primera causa de enfermedad y muerte prematura en el mundo industrializado, y las autoridades sanitarias y gobiernos cada día tienen más datos y evidencias que les permiten poner en práctica medidas que impidan que esto suceda. En el caso de España, según María Ángeles Planchuelo, presidenta del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), la ley 'antitabaco' de 2005 «ha marcado un antes y un después en el control del tabaquismo».

----------------------------------------------------------------------------------

SIENTA CÓMO EL FUMAR AFECTA SUS PULMONES:

Tome una respiración profunda y manténgala. Sin dejar salir el aire, tome otra respiración profunda. Mantenga esa también. Una vez más, tome una respiración más. Ahora deje salir todo. Ese aliento segundo o tercero es lo que se siente al respirar cuando usted tiene enfisema avanzado.

El enfisema es una enfermedad en la que no puede exhalar aire. Todo el mundo piensa que es una enfermedad donde no se puede inhalar, pero en realidad es todo lo contrario. Cuando fumas, destruyes la elasticidad de los pulmones para volver a su estado original después de usar los músculos que nos permiten respirar aire. Así que cuando llega el momento de tomar su siguiente respiración es mucho más difícil, porque sus pulmones no podrían volver a su forma original.

Imagínese que usted va por la vida teniendo que luchar para respirar como las últimas dos respiraciones que le hice tomar. Por desgracia, millones de personas no tienen que imaginarlo, lo viven todos los días. Es una forma miserable de vivir y una manera lenta y dolorosa de morir. Así que cuando usted tome sus respiraciones normales, dése cuenta de que no le causa dolor ni necesita que le pongan oxígeno. Afortunadamente se encuentra respirando normalmente. Este es un regalo que usted mismo se ha hecho al dejar de fumar: la capacidad de respirar por más tiempo. Nunca pierda de vista este hecho. Para mantener su capacidad de respirar mejor por el resto de su vida, siempre recuerde nunca tomar una bocanada más.

Si usted es una persona que se siente muy mal al dejar de fumar, haga este pequeño experimento e imagínese cómo sería respirar así por años hasta el final. O visite una sala de oncología en su hospital local y vea cómo las personas están luchando por la mera existencia, empleando agentes quimioterapéuticos que les enferma como nunca antes se hayan sentido en su vida.

O vaya a cuidados paliativos y sea testigo de las etapas finales de la vida, para las personas que se han quedado sin la alternativa de hacer esfuerzos heroicos y simplemente están haciendo que pase el tiempo hasta que la muerte venga por ellos.

Tenga en cuenta todas estas situaciones y pregúntese ¿lo que usted está experimentando ahora es peor que lo que estas personas están experimentando ahora? Pregúntate si te gustaría cambiar de lugar con alguna de estas personas.

Usted puede obtener una visión de los extremos de sufrimiento en http://www.whyquit.com/

Cuando vemos a alguna persona fumando, las demás personas más bien sentimos lástima por ella. O pensamos "tan bonita (o tan bien parecido) y lo tenía que arruinar fumando". También pensamos: "esa persona de hecho tiene problemas muy fuertes y no sabe cómo resolverlos, no quisiera estar cerca de esa persona". O "se ve que sufre de ansiedad y la calma envenenándose con una muerte lenta". Definitivamente no quiero en mi vida a una persona que fume.

Autor: anónimo

http://www.psicologosperu.com/