viernes, 26 de abril de 2013

CAMINAR HACIA ATRAS

¿Quieres una forma simple de combinarlo todo y ponerle retos a tu coordinación?

Intenta caminar de espaldas.

El hecho de forzar a tu cerebro a concentrarse en forma diferente en esta diaria actividad tan simple, ¡definitivamente reforzará tu coordinación!

Muchas personas en Japón practican caminar o correr hacia atrás.

También es una antigua tradición china el caminar hacia atrás para mejorar la salud.

Según las teorías de la moderna ciencia de los deportes, caminar hacia atrás fomenta una buena circulación de la sangre, un buen metabolismo y ayuda a prevenir el lumbago.

Asimismo incrementa la capacidad se soporte de tus rodillas y fortalece los músculos y ligamentos de las articulaciones.

Puesto que debes balancearte cuando caminas de espaldas, este ejercicio mejora las funciones de tu cerebelo, el cual coordina y balancea tus movimientos corporales así como la flexibilidad de tu cuerpo.

¿Quieres un mayor beneficio adicional?

Quema calorías si no estás acostumbrado a hacerlo.

Inténtalo durante un minuto y verás que no es tan fácil como caminar hacia adelante.

Tendrás que concentrarte atentamente en cada paso porque estás aprendiendo una nueva habilidad que requiere energía y concentración adicional, lo cual pone a prueba tu sistema cardiovascular, lo cual a su vez quema más calorías mientras refuerza los músculos y articulaciones que funcionan muy diferente en términos de biomecánica.

Los Expertos Aprueban el Caminar Hacia Atrás

El Dr. Hasmukh Ravat, Cardiólogo Intervencionista Senior, señala que un ejercicio como este puede fijar el ritmo correcto ya que no hay riesgos de sufrir ataques al corazón como en deportes que exigen mayor esfuerzo.

Él advierte que "los ejercicios muy intensos están vinculados con la muerte efectiva de células cardio-musculares.

"Una teoría sugiere que los niveles incrementados de adrenalina que a veces se observa durante ejercicios prolongados producen el estrangulamiento de las arterias coronarias, lo cual resulta en muerte celular localizada al interior del corazón.

Por lo tanto, esta actividad parece favorable, pero no dobles la rodilla mientras caminas y escoge una vía libre de obstáculos.

El entrenador Zarine Watson añade: "La Retrocaminata es una magnífica manera de permanecer en forma, ya que es una actividad más difícil para que el cuerpo realice, el gasto de calorías es bastante elevado, agudiza otros sentidos y los pasos que uno da son más cortos, por tanto tiene un menor impacto en las articulaciones". Puede realizarse en el gimnasio o incluso en una caminadora. Podrías pedir a tu acompañante que te sirva de guía o de "ojos" estando delante de ti.

Los investigadores realizaron un estudio en la Universidad de Oregon sobre la marcha hacia atrás y sus beneficios, y hallaron algunos resultados interesantes. Los resultados demostraron que puede potenciar los ejercicios físicos porque ejerce una mayor tensión en el sistema cardiovascular en comparación con la caminata hacia adelante al mismo ritmo. Esto significa que puede quemar más calorías caminando hacia atrás que caminando hacia adelante.

BENEFICIOS

El desplazarte hacia adelante hace trabajar los tendones de la corva y los gluteus maximus (también denominadas "nalgas"). Si caminas hacia atrás, reforzarás tus cuadriceps y pantorrillas. Al caminar en ambas direcciones, obtendrás un magnífico "workout" (ejercicio) para la parte inferior de tu cuerpo.

Caminar 100 pasos hacia atrás equivale a 1,000 pasos de una caminata convencional. Aumenta el equilibrio y la visión. Es bueno para las caderas, piernas y tronco. Mejora la claridad del cerebro y puede quemar hasta 25% calorías más en comparación con la caminata hacia adelante en una hora.

PsicologosPeru.com
Publicar un comentario en la entrada